Sunday 22 de January de 2017

Libros para la instrucción

Los días del Bi-100

     16 Oct 2012 04:00:00

A- A A+

Compartir:
Antigua penitenciería del estado y Templo de Santo Domingo
Antigua penitenciería del estado y Templo de Santo Domingo

Otoño de 1912. El vetusto exconvento de Santo Domingo es la penitenciaría del estado de Zacatecas. Ahí purgan sus condenas hombres y mujeres. Lo hacen en áreas distintas. Hay reos del orden federal (por cuestiones de política, rebeliones, fraudes al fisco, deserciones del ejército) y por delitos del orden común (robos, homicidios, adulterios).
Por los afanes ilustrados, modernos, liberales y de rehabilitación de los reos, desde la década de 1890 fueron establecidos talleres de Carpintería y una imprenta. Le llaman Escuela de Artes y Oficios.
Con la máquina tipográfica han elaborado periódicos gubernamentales (Crónica Municipal, 1892) y otros, patrocinados por grupos de ciudadanos liberales (El Eco de la Opinión, 1895). Junto al trabajo para la rehabilitación, en la institución es frecuente la recepción de muestras de solidaridad y, al tenor de la época, de actos caritativos.
Entonces no es una novedad que los europeos Edmundo von Gehren y Juan Inchaurdieta, de la tienda El Príncipe y La Tienda del Tabaco, obsequien “mil cajetillas de cigarros”, para distribuirlos entre los presos (30 de diciembre de 1912).
Tampoco es sorpresa el hecho de que Virginia Herrera (soltera, vecina de la capital del estado), done “53 obras científicas” para la biblioteca de la penitenciaría (los recibió el alcaide del lugar el sábado 26 de octubre de 1912). Lo interesante transcurre a partir de la propiedad. Son de una mujer que sabe leer y escribir. Ella redactó la lista de títulos y firmó la hoja donde expresó “los libros que doy”.
Leídos o no por la donante, permite especular que no los quiere más. Quizá sea por el espacio que ocupan. Pero atenuemos la cuestión: toda posesión bibliográfica implica un estatus. O igual, es por el contenido: lo desprecia. Lo sobresaliente es el deseo de que sean leídos por otros.
Títulos y contenido proporcionan una imagen. Es la biblioteca ideal de un profesor de instrucción primaria. Hay ejemplares de Gimnasia de Salón, Química, Física, Álgebra, Aritmética, Geografía, Pedagogía, Derecho, Gramática. Sólo dos están en idioma inglés. Otros son traducciones, como la novela Infortunios y Amor, la novela de un maestro, de Edmondo de Amici, traducido por Antonio Sánchez Pérez.
Entre el mayoritario grupo de textos “científicos” hay cuatro libros de Historia que no contienen un perfil totalmente secular. Son Historia de México, de Manuel Payno; Historia Universal, de F. Vázquez; Historia Profana, del pedagogo Fernando Castro, e Historia Universal, de César Cantú (uno de los libros favoritos de Jesús González Ortega).

*Historiador y profesor universitario
 




Lo más leído
Tim Matheson en ¿Quién mató a Reagan?
Gael García, fiel a sus ideales
Localizan en Luis Moya el cuerpo de un hombre con el tiro de gracia 
Muere Yordano Ventura, pitcher de los Reales de Kansas City 
Difundirán a nivel nacional los festivales zacatecanos más representativos 
Renuncia Fidel Herrera a su cargo de cónsul en España 
Busca la Semujer replicar Ciudades Seguras para prevenir la violencia 
Busca Guadalupe duplicar la aportación del Programa 3x1 
Arranca construcción de la Unidad Básica de rehabilitación en Pánfilo Natera 
Mineros brinca al tercer lugar del Ascenso MX 
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 21.58
Venta 22.08
€uro
Compra 23.10
Venta 23.6

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad