Saturday 21 de January de 2017

Los toros y los automóviles

De toros, vinos y algo más

     4 Sep 2011 03:30:00

A- A A+

Compartir:
(ARCHIVO)
(ARCHIVO)

Aparentemente los automóviles y los toros de lidia no tienen nada en común, pero hoy acotaremos algo que, aunque no parezca, los relaciona en algún sentido, pero solamente con una marca: el Lamborghini, quizá la más conocida de los elegantes autos súper deportivos.
Entre los más famosos poseedores de Lamborghinis se ha sabido de Jean Pierre Beltiose, el Rey Fahd de Arabia Saudita, el Shah de Irán, Briggs Cunningham, Elton John, Frank Sinatra, Nicolas Cage y Rod Stewart, entre otros.
A propósito de Frank Sinatra, se dice que popularizó una frase sobre Lamborghini en los años 60´s: “Usted conduce un Ferrari cuando quiere ser alguien, usted conduce un Lamborghini cuando ya es alguien”.
Eran los tiempos cuando el Lamborghini Miura SV competía contra el Ferrari 365 GTB/4 Daytona.
Al terminar la segunda guerra mundial, Ferruccio Lamborghini comenzó a comprar sobrantes de vehículos militares para convertirlos en tractores; tuvo tanto éxito, que para 1960 era el tercer industrial italiano en la construcción de esa maquinaria y con sus ganancias adquirió propiedades y automóviles deportivos como Mercedes, Lancias, Maseratis y Ferraris, siendo además un admirador de Enzo Ferrari; sin embargo, siempre tuvo problemas con el embrague de esos autos, principalmente con el Ferrari 250 GTB.
Esta situación lo impulsó a tener una plática con Enzo Ferrari, cansado de tener que soportar estos inconvenientes, que pasó a la historia: “Un día, ya harto de mandarlos al taller, llamé a Enzo para decirle que sus coches eran pura basura”.
“Y me contestó que: Un fabricante de tractores no podía entender sus coches”.
A partir de dicha discusión, empezó a maquinar la idea de fabricar automóviles deportivos para competir con la marca del Cavallino Rampante.
El primer modelo de la marca del toro bravo fue el 350 GTV que no pasó de prototipo, y aquí empieza lo bueno, fue hasta 1967 que el modelo Miura marcó la gran diferencia.
Paralelamente a los súper deportivos, se iban realizando otros menos potentes y “accesibles” como el Islero, Jatama, Urraco, nombres españoles relacionados con la tauromaquia, que era la pasión de Ferruccio.
Miura es un antiguo criador de toros bravos, “Islero” fue el que mató al famoso Manolete.
En general cada nombre es tomado de un toro bravo indultado, que se le haya perdonado la vida en la arena por su bravura y coraje en la pelea contra el matador, características afines con los automóviles, según Ferruccio. De ahí el escudo de la firma que lleva por nombre “Raging Bull” o sea, toro de lidia.
En los años 90 aparecería el espectacular Lamborghini Diablo, nombre de un bravo animal del siglo XIX que luchó una batalla contra el torero “Chicorro” en la arena.
Lamborghini no podía repuntar económicamente, lo que lo llevó a estar al borde de la quiebra en 1998, año en el que se integró en el grupo alemán Volkswagen.
Finalmente los últimos Diablos desaparecieron y dieron paso en el año de 2002, al Murciélago, nombre del toro indultado por batallar en una lucha feroz contra el torero Lagartijo y al menos potente “Gallardo” en el 2003, nombre que hace referencia a una casta de toros bravos, del encaste de Pablo Romero.
¿Curioso, no es cierto?

Y…hasta la próxima
rcarballedat@prodigy.net.mx




Lo más leído
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra
Venta 0.5
€uro
Compra
Venta 0.5

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad