Tuesday 17 de January de 2017

¿Madurez democrática?

     9 Nov 2012 03:30:00

A- A A+

Compartir:

Muchas vertientes podrían ser susceptibles de análisis sobre los resultados de la elección presidencial en Estados Unidos, analistas políticos refieren que el proceso recién vivido refleja una enorme madurez democrática en los electores de este país.
El señalamiento lo hacen basándose en la actitud de los electores que aprueban un segundo mandato para Obama, que lejos de cobrarle factura por los desaciertos que pudiere haber tenido en su gestión, deciden darle una segunda oportunidad para trabajar por el pueblo norteamericano.
El otro aspecto que destacan como muestra de madurez, fue la inmediata aceptación de la derrota del candidato que no se vio favorecido en la contienda, el martes por la noche, Mitt Romney reconoció el triunfo de Obama, y no solo eso, ante sus seguidores, muchos de ellos llorando la derrota, deseó el mayor de los éxitos a Barack Obama en su segundo mandato.
Claro está que la cultura política de ese país es completamente distinta a la nuestra, difícilmente podríamos referir coincidencias, sobre todo porque se trata de sistemas electorales distintos, más aún, en el país vecino existe la reelección, en nuestro país no.
Sin embargo hay una situación que no sería, bajo ninguna circunstancia, muestra de civilidad o madurez política, en ningún país del mundo; el ataque entre contendientes, en Estados Unidos, los candidatos también utilizaron la  estrategia de hacer campaña  en contra del oponente.
Estrategia a la que en varios países se ha recurrido, pese a que no siempre ha dado los resultados esperados, el repudio a la maniobra si es un punto de coincidencia en la población electoral, y el resultado en las últimas elecciones de México y Estados Unidos es muestra de ello.
Independientemente del país de que se trate, la ciudadanía ha manifestado más rechazo que anuencia a la maniobra de hacer una campaña basada en ataques y descalificaciones al adversario, el electorado prefiere campañas plagas de propuestas para mejorar al país y compromiso de trabajo para resolver los problemas que le aquejan.
Igual que como pasó en México, a Romney no le funcionó la estrategia de basar su campaña en la descalificación de la administración de Obama, la pregunta sobre si la población norteamericana quería otros cuatro años igual no le dio el resultado esperado, y es que en el camino se olvidó de decir que él lo haría mejor.
Tal vez podríamos aprender un poco de la madurez política del país vecino, sobre todo en lo que tiene que ver con la confianza que el electorado tiene en su sistema a pesar de no existir un árbitro en la contienda, o la dignidad con la que el candidato perdedor asume su derrota y reconocen el triunfo del ganador.
Aunque ellos también podrían aprender varias cosas del nuestro, debieran empezar por   tomar en cuenta las experiencias de nuestros procesos electorales y desterrar las prácticas que no permiten una sana competencia y que terminan poniendo a la democracia pendiendo de un delgado hilo.

*Docente Investigadora de la UAZ




Lo más leído
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 21.62
Venta 22.12
€uro
Compra 22.99
Venta 23.49

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad