Thursday 23 de March de 2017

Manuel Capetillo, el mejor muletero del mundo

De toros, vinos y algo más

     25 Jul 2011 03:20:00

A- A A+

Compartir:


“Al final, lo que importa no son los años de vida, sino la vida de los años.” Abraham Lincoln.
Indudablemente, uno de los grandes exponentes del toreo en México, fue sin duda Manuel Capetillo Villaseñor , quien nació en la ciudad de Guadalajara, Jalisco, el 15 de abril de 1926. Se doctoró por primera vez el 24 de diciembre de 1948, siendo su padrino Luis Procuna, cortando la oreja de su primero y su segundo lo hiere en el muslo izquierdo; su alternativa fue protestada por el público y fue hasta el 23 de enero de 1949 en la Monumental Plaza de Toros México cuando recibe la alternativa de manos de Luis Castro “El Soldado” y fungiendo como testigo Antonio Velázquez.
En su momento, fue considerado como el mejor muletero del mundo. En 1952, durante su segunda campaña por España, confirmó su alternativa en Madrid el 15 de mayo cortando una oreja; su padrino fue Paquito Muñoz y el testigo Antonio Ordóñez.
Se retiró de los ruedos de 1953 a 1957 para ser cantante e incursionar en el cine y vuelve a los toros en ese mismo año de 1957. En 1968 anunció su retiro definitivo encerrándose con seis toros; sin embargo, en 1981 volvió para dar la alternativa a su hijo mayor, Manuel, en presencia de su otro hijo, Guillermo. Durante su carrera cortó cuatro rabos. Murió a la edad de 83 años.

“Cada día, es una pequeña vida”
Antes de la llegada de los españoles al Nuevo Mundo, particularmente a nuestro México, los indígenas utilizaban vides salvajes con las que elaboraban una bebida a la que agregaban miel y otras diferentes frutas. Aún hoy en día, en algunas partes se sigue haciendo un vino con cactus, uvas y frutas silvestres. Estas vides salvajes no producían por sí mismas vino, debido a su acidez. Se cuenta que existían especies como la vitis rupestris y la vitis labrusca, diferentes a la vitis vinífera europea, que es la especie con la que se elabora el vino.
El navegante español Juan de Grijalva, fue el primero que tomó vino con los señores aztecas enviados por Moctezuma, el 24 de junio de 1517. Con el antecedente de que poco tiempo después de la llegada de los ibéricos, en los barcos que venían al Nuevo Mundo se traían grandes cantidades de barricas con vino y que los frailes empezaron a sembrar vides en nuestro territorio, México debería ocupar un importantísimo lugar en la elaboración de vino y su exportación al resto del mundo. Pero, algo pasó y nos quedamos en el camino.
Y…hasta la próxima
rcarballedat@prodigy.
    net.mx
 




Lo más leído
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 18.98
Venta 19.48
€uro
Compra 20.57
Venta 21.07

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad