Wednesday 18 de January de 2017

MAR: los lamentos del pasado

     13 Sep 2011 04:00:00

A- A A+

Compartir:

En el primer informe de gobierno del ejecutivo estatal de Zacatecas  Miguel Alonso Reyes, escuchamos las reiteradas lamentaciones que hace con respecto a su antecesora por la protección que ha logrado ante la Corte Federal por las numerosas inconsistencias que ha tenido en sus cuentas públicas revisadas exhaustivamente por el Contralor del Estado, Guillermo Huizar Carranza, quien ha dicho que el quebranto se debe a prestamos irregulares.
El mal manejo de las otroras finanzas ha provocado que el gobernador actual tenga que acudir a un empréstito por 4 mil 897 millones de pesos,  crédito que carece de motivación y fundamentación constitucional y legal.
 Esto ha inducido una discusión importante entre todos los partidos políticos porque éste empréstito compromete las finanzas futuras de tres sexenios.
El dinero solicitado a la banca privada no liberará al 100% los compromisos financieros del estado, esto lo ha dicho el Secretario de Finanzas Alejandro Tello.
Con certeza ha reconocido que este crédito será utilizado para paliar en corto plazo las finanzas del estado, de los municipios, y esencialmente para hacer frente al déficit magisterial, a este sector se le tiene que pagar 90 días de aguinaldo. Por lo cual se tuvo que recurrir a un préstamo inmediato de 600 millones de pesos.
De igual manera se tiene el problema deficitario con algunos municipios y con el gobierno del estado. Sin embargo estos pésimos resultados son de mutua culpa, porque los que ahora son presidentes municipales y gobernador, en su momento fueron legisladores, aprobaron y consintieron obligaciones financieras  del estado y de los ayuntamientos.
Así sucede con el proyecto de ciudad gobierno, que fue construida para evitar pagar el arrendamiento de inmuebles para el uso del gobierno.
Esta iniciativa fue aprobada también por el gobernador. Entonces, ante la necesidad de dinero fresco los asesores nepóticos del gobernador le han aconsejado que no de marcha atrás en el pago de la tenencia vehicular; aunque Felipe Calderón haya cumplido con uno de sus compromisos de suprimir la tenencia federal. 900 millones de pesos  recauda el Estado por año en este rubro; de este monto, 265 millones de pesos son de tenencia.
No creo que se desprendan de esta importantísima suma de dinero. Lo más grave de todo esto consiste en que el gobernador no cuenta con el liderazgo y con la voluntad política de debatir públicamente estos temas y, de consensar con los legisladores federales del PAN y del PRD un esquema financiero que le permita al estado salir de este endeudamiento.
Ya vimos que el formato del informe le permite únicamente informar por escrito sus actividades y treinta días naturales después debe presentarse en el congreso local para contestar los cuestionamientos de los diputados. La parafernalia se presenta en un evento particular especial. Dejando a un lado el sentido republicano, la imagen narcisista  que han creado en el gobernador daña las relaciones entre los tres poderes del Estado.

*sergio16garcia@gmail.com
 




Lo más leído
Estudiante dispara a compañeros y maestra en colegio de Nuevo León
Dejo gubernatura y busco candidatura al 100: Moreno Valle
Confirman elenco para la Feria de Carnaval Río Grande 2017
Autor de tiroteo en colegio de Monterrey padecía depresión
Fallece don Raúl Muñoz Popoca, destacado fresnillense
Comisión de Salud exige informe sobre quimioterapias falsas
Pesa nueva acusación contra Rodrigo Medina por incremento patrimonial
Descartan que ataque a Fiscalía de Cancún fuera por rescate de detenidos
Académicos de la UNAM ganan premio en nutrición
Anuncia INAI ahorro por 45 mdp; reduce pago de telefonía celular
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 21.73
Venta 22.23
€uro
Compra 23.34
Venta 23.84

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad