Thursday 23 de March de 2017

Maromea Gel Boy en plena pista

     8 Dec 2011 04:00:00

A- A A+

Compartir:

¡Qué tropezón! ¡Qué marometa!
Hace mucho, mucho rato que un
caballo no caía en la pista tan
espectacular y dolorosamente
como esta semana lo hizo
Gel Boy.

Lo sabíamos y lo dijimos: el caballo ha sido entrenado en ambientes artificiales, en set televisivos y no será lo mismo cuando salga a la pista donde otros ejemplares empujan, muerden y cocean; donde hay hoyos y desniveles y donde el público es agresivo.
Por eso cayó Gel Boy. Por estar entrenado fuera de la realidad.
El caballo mostró además que es un ejemplar poco educado; en cuanto le piden cambiar el paso, se tropieza y ahora, se tropezó con una pila de libros que alguien puso mero en medio de la pista.
Cualquier otro ejemplar, más cerrero, más vivido en las pistas, simplemente hubiera saltado o dado un quiebre para esquivar el problema. Gel Boy se fue derecho y se estampó.
Y para acabarla de amolar, una de sus muchas potrillitas salió en su defensa y atacó a coces a La Prole, ese amplio grupo que domina las tribunas del hipódromo y que es fundamental para las apuestas.
El resultado, un desastre para Gel Boy. Perdió feamente la figura, se le despeinó el tupé y es claro que este ejemplar sufrirá mucho en la pista del Handicap Presidencial del 2012. Los caballos de otras cuadras ya se dieron cuenta que es débil de patas y con poca preparación.
Lo van a hacer sufrir y pareciera que no tiene todo lo que se necesita para ganar el Handicap Presidencial del año que entra.
Durante décadas, la cuadra Tricolor estuvo dominada por dinosaurios, algunas de cuyas líneas evolucionaron hacia los equinos.
Más recientemente se pensó que en la nueva cuadra Tricolor los dinosaurios estaban extintos.
Pero ahora, han reaparecido las especies más peligrosas y depredadoras: los feroces Tiranosurios Rex, los ágiles y no menos sanguinarios Velociraptor; los voladores Arqueopterix, que formaron la famosa fuerza aérea de todas las dependencias del Hipódromo Nacional; los Estegosaurios, con enormes conchas que los hacían invulnerables a todo.
Todos estas especies no están extintas y han reaparecido en la nueva Tricolor, acompañando y protegiendo a Gel Boy.
Por cierto, si observa bien a este caballo, verá que trae una manchas verdeamarillas arribita de los cascos y en las enancas: son escamas sáuricas que le están brotando y que confirman que tiene sus orígenes más remotos en los grandes dinosaurios que fueron la columna vertebral de la cuadra Tricolor.
Y también pasó lo inevitable: tuvieron que correr al Jefe de Entrenadores de la Tricolor, el llamado Deudor, porque el prestigio de la cuadra estaba en entredicho.
Ahora, pondrán al frente aun entrenador que viene del Hipódromo QR. Sabe mucho de mar y arena. Quién sabe sí sepa de caballos.
Empujones, coces y mordiscos se empiezan a ver entre los ejemplares de la cuadra Albiceleste, en especial entre Iron Lady y Dolphin Lamb.
Dado que la yegua se ve inalcanzable y Dolphin Lamb no crece, la estrategia del caballo ha sido agredir a la yegua cada vez que se la encuentra.
En la caballeriza de Dolphin Lamb se critica que la yegua relinche tan bonito, que galope como si flotara y se la quiere pintar como una yegua muy doméstica y poco adiestrada en las grandes pistas del Hipódromo Nacional.
Por su parte, los entrenadores de Iron Lady acusan a Dolphin Lamb que quiera sobrevivir con apenas seis pacas de pastura al mes.
Fuera de estos enfrentamientos, la realidad de la pistas es inocultable: Iron Lady es el ejemplar albiceleste más conocido, va arriba, pero muy arriba, en las apuestas; en buena parte de la tribuna y en muchos hipódromos regionales provoca verdadera adoración y a estas alturas no se ve otro ejemplar con mayores capacidad de competir por la cuadra Albiceleste, que Iron Lady. La yegua es inevitable si la Albiceleste quiere la hazaña de ganar el Handicap.
Dolphin Lamb es, lo hemos dicho, un caballo con muchas cualidades y virtudes, entre las cuadras no está la de ser un ejemplar de carreras.
Es un caballo de la línea tecnócrata, que son de trabajo, de arrastrar grandes pesos, de operar bien en el Hipódromo Nacional, pero no de estar en las pistas.
Totalmente Palacio sigue con su estrategia de bajo perfil, consistente pero gris y no se explica ya mucho su razón de estar en las pistas. El caballo necesita una buena salida; debe ser cabresteado delicadamente y se le debe ofrecer una gran caballeriza con toda la seguridad de que tendrá alimentos de sobra, comodidades sin fin y será tratado con consideración y respeto. Ah, y una cubeta de grandes zanahorias.
Creo que la encefalitis equina le regresó a InDestructible Peje. Esta enfermedad que lo aqueja desde el handicap de hace seis años y que lo induce a conductas inexplicables, ya le rebrotó.
Ahora el caballo tironea para acercarse a las iglesias, lo inspira el olor del incienso; se nota respetuoso y, lo que tiene asombrados a sus caballerangos y a todo el Hipódromo Nacional es que va cruzando la pista, de su carril tradicional, el izquierdo, hacia el centro mismo e incluso de repente da brincos hacia el carril de la derecha.
Es posible que todo sea una estrategia de su jefe de entrenadores, conocido como El Chamuco, para que el caballo galope más por el centro de la pista y guste a más aficionados. Falta ver si se lo creen.




Lo más leído
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 18.98
Venta 19.48
€uro
Compra 20.57
Venta 21.07

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad