Wednesday 18 de January de 2017

Márquez y su round ante el IFE

     26 Jan 2012 04:00:00

A- A A+

Compartir:

En noviembre del 2011 el pugilista y ciudadano mexicano Juan Manuel Márquez contendió contra el filipino Manny Pacquiao en Las Vegas, pelea en la que mostró un excelente nivel deportivo al vencer (según la mayoría de los mexicanos) por decisión unánime a su rival, no sólo mostró su gran capacidad boxística, sino también su preferencia partidaria ante miles de espectadores y televidentes en la parte inferior de sus pantaloncillos, en la que podría ser considerada una de las peleas con más audiencia en nuestro país, y previa a la elección de Michoacán.
Lo anterior dio lugar a que el Partido Acción Nacional y Revolución Democrática interpusieran una queja en el Instituto Federal Electoral (IFE), en la que acusaron de violar la ley al deportista Márquez, al Partido Revolucionario Institucional (PRI), a la televisora TV Azteca que transmitió la pelea, así como al entonces candidato y ahora gobernador electo del estado de Michoacán, Fausto Vallejo.
Por seis votos a favor y tres en contra, los miembros del IFE consideraron que no había elementos suficientes para considerar tales hechos como irregularidades cometidas por el PRI, su candidato ganador o la televisora; sin embargo, acordaron amonestar públicamente al púgil tras considerar que incurrió en una irregularidad por llevar el logotipo, y tomar en cuenta la visibilidad pública que el boxeador tiene. Así las cosas, mostrar el logotipo sí constituye un esquema de propaganda de carácter político-electoral por lo que para varios consejeros se ha cometido una infracción.
Según el artículo 341 inciso d, del Código de Instituciones y Procedimientos Electorales (COFIPE), los ciudadanos son sujetos de responsabilidad por las infracciones cometidas a las disposiciones electorales, y en su Artículo 345 inciso b, señala que constituyen infracciones de los ciudadanos: “Contratar propaganda en radio y televisión, tanto en territorio nacional como en el extranjero, dirigida a la promoción personal con fines políticos o electorales, a influir en las preferencias electorales de los ciudadanos, o a favor o en contra de partidos políticos o candidatos a cargos de elección popular”.
Por otro lado, una amonestación es aquella crítica realizada con la intención de evitar un comportamiento, sin embargo, el hecho cometido por el púgil (portar propaganda) debe estar incluido y regulado en la norma, ya que no se puede negar el derecho de los ciudadanos a manifestar sus preferencias partidistas. Una de las principales actividades del IFE (sin que debiera serla), es regular los espacios en radio y televisión; según lo establece la norma vigente no se debe castigar o amonestar al deportista, en dado caso, al partido o televisora, pero sin duda, la salida más fácil ante este nuevo escenario en la historia electoral del país, fue ir en contra del ciudadano.

*Presidente de Jóvenes Comprometidos AC
Twitter @jfdelreal




Lo más leído
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 21.58
Venta 22.08
€uro
Compra 23.00
Venta 23.5

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad