Tuesday 17 de January de 2017

Más atención

     27 Jul 2012 04:00:00

A- A A+

Compartir:

El Trastorno por Déficit de Atención (TDAH) afecta a más de 5 millones de niños en el mundo. La dificultad para identificar los síntomas impide que miles de enfermos reciban un tratamiento adecuado.
El TDAH es un desorden biológico que afecta a determinadas áreas cerebrales y a los niveles de neurotransmisores.
Inquietud, problemas de concentración e impulsividad son sus principales manifestaciones. Como consecuencia de la ambigüedad de estos síntomas se considera hiperactivos a muchos niños inquietos y, en cambio, no se diagnostican a otros con esta enfermedad por creer que tienen problemas de comportamiento.
La mayoría de los niños que padecen este trastorno muestran síntomas de impulsividad e hiperactividad desde muy temprana edad. El papel de los pediatras de atención primaria y de los profesores es indispensable para el diagnóstico de estos pequeños.
La detección temprana y un tratamiento adecuado resultan imprescindibles para un trastorno que “no está limitado a ciertos países o entornos socioeconómicos”, concluye un estudio publicado en la revista Health Quality Life Outcomes.
La falta de diagnóstico y tratamiento impide a los pacientes tener una vida normal. Presentan serias dificultades para realizar su trabajo con la atención adecuada, también para desempeñar sus tareas diarias. En algunos casos, el trastorno puede desembocar en adicciones y comportamientos de riesgo.
El diagnóstico precoz de los niños mejora su rendimiento escolar y evita problemas en el futuro. Una investigación realizada por la Facultad de Medicina de Mount Sinaí, afirma que los pacientes con TDAH tratados más tarde tienen más dificultades en el campo del lenguaje y las matemáticas.
El tratamiento del TDAH es multidisciplinar. El apoyo médico, y en algunos casos farmacéutico, junto con la asistencia psicológica, constituye la mejor ayuda para los enfermos.
A pesar de que este trastorno afecta entre al 5 y al 8% de los niños y adolescentes españoles, sólo uno de cada 10 recibe el tratamiento adecuado. Confundir este trastorno con un simple problema de conducta repercute en la autoestima de los niños.
No sólo los más pequeños sufren este trastorno. Se estima que el 4% de la población adulta padece TDAH.
Su repercusión, tanto a nivel personal como social, es considerable: registran niveles más elevados de despidos laborales, accidentes de tráficos, separaciones matrimoniales, depresiones, entre otros problemas.
Ser olvidadizo, soñar despierto muy a menudo, distraerse al hacer los deberes, no escuchar a los otros, no esperar su turno, o no poder estarse quieto no siempre son sinónimos de rebeldía o desobediencia. Pueden ser manifestaciones de un síndrome poco conocido que impide a los afectados tener una vida normal.

*Centro de Colaboraciones Solidarias
 




Lo más leído
Secuestran a dos hombres en Guadalupe
Se registra accidente múltiple en el boulevard
Asesinan a taxista en Ojocaliente
Vocera de PGR descarta orden judicial contra Kate del Castillo
Aseguran un vehículo robado
El viernes será la Feria del Empleo en Calera
Encuentran a un hombre sin vida en Zóquite
Se pasa el alto y choca
Piden a SRE vigilar proceso de mexicano detenido en Letonia
Peña Nieto anuncia medidas en favor de economía y Pymes
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 21.50
Venta 22
€uro
Compra 23.05
Venta 23.55

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad