Tuesday 24 de January de 2017

Mejor Vida Corp.

Periferia: Arte contemporáneo

     15 Feb 2013 03:20:00

A- A A+

Compartir:
MVC usa campañas populares para desafiar a lo establecido.
MVC usa campañas populares para desafiar a lo establecido.

El proyecto Mejor Vida Corp. (MVC) de Minerva Cuevas (México, 1975) fue lanzado en 1998. No es propiamente una obra de arte, más bien es una crítica a los procesos económicos del capitalismo a través de acciones e intervenciones en lugares públicos.
MVC comenzó en la Ciudad de México como una corporación que distribuía gratuitamente productos como boletos del metro en horas pico, sobres con timbres incluidos, semillas con instrucciones para siembra.
También ofrecía credenciales de estudiante para obtener tarifas reducidas en el transporte público, o códigos de barras, que sobrepuestos a un producto permitían comprarlo con un precio menor.
Incluso oferta servicios como la expedición de cartas de recomendación para los fines que convengan al interesado, o representantes de MVC que limpiaban continuamente los andenes del metro.
Ninguno de estos productos y servicios tiene un costo, pero MVC no es una organización de caridad. Su intención es realizar experimentos sociales y económicos en un contexto real.
MVC no espera nada a cambio, ni siquiera reconocimiento, como suelen hacerlo las organizaciones filantrópicas. La acción de regalar es un desafío a la noción de mercancía y la generación de utilidades a partir del intercambio comercial.
La intención es que regalar sea la condición inicial para detonar intercambios basados en lo social y humano.
Como fenómeno público, MVC no escapa a la categorización a la que cualquier actividad humana está sujeta. Es un fenómeno cultural que ocurre en la calle, pero también en el mundo del arte y sus instituciones.
Desde ahí, MVC se plantea como una forma de corporación no lucrativa, cuyo fin es desafiar al sistema establecido, basado en colocar a la individualidad por encima de la comunidad.
MVC comparte la esencia de proyectos como Time/Bank, de Julieta Aranda y Anton Vidokle: hacer una crítica del sistema económico y político en que vivimos. Y hasta cierto punto, hacer una crítica a nuestra propia incapacidad de convivir en formas diferentes.
En el año 2000, el Museo Rufino Tamayo incluyo a MVC en sus exposiciones.  Convirtió una de sus salas en oficina temporal de la corporación para promover sus productos.
La sala fue decorada con imágenes de campañas como ¿Melate? o INEGI. En ellas se preguntaba cuál era el destino real de los recursos de la lotería o por qué el INEGI no contaba con estadísticas precisas sobre el número de indigentes en el país.
Como parte del montaje, se incluyeron algunas botargas del cerdito que servía como imagen de un banco español. Un banco que se enorgullece de su apoyo a las artes y el desarrollo cultural.
Aunque estas botargas del cerdito Robin Hood no fueron modificadas, al ver la exposición, los ejecutivos del banco decidieron retirarlas porque consideraron que afectaba su imagen corporativa.
En un texto de ese mismo año, Jesús Cruzvillegas lamenta la cerrazón de los ejecutivos, que desaprovecharon una forma de promoción poco usual: “En el fondo, lo sorprendente es como tenemos aún interiorizado que las instituciones -tanto públicas y privadas- son intocables”, escribió.
Para conocer los productos de MVC, visita: www.irational.org/mvc/

*Coordinador del Muno




Lo más leído
Adolescente embarazada resulta herida en Cancún
México se levanta de la mesa si nos quieren hacer pagar el muro: SE
Reconocen incremento de homicidios en Guadalupe
Habrá matrimonios colectivos en Zacatecas
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 21.29
Venta 21.79
€uro
Compra 22.87
Venta 23.37

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad