Saturday 21 de January de 2017

Mentiras magisteriales

Cartas desde el exilio

     8 Apr 2013 03:30:00

A- A A+

Compartir:

Ante la carencia de una propuesta educativa inteligente y alternativa a la de la burocracia gubernamental, los profesores de la CNTE y de algunas secciones del SNTE han tomado el camino de la presión política. Opción riesgosa y extrema porque pretende poner a prueba los reflejos policiacos del Estado sin ofrecer una vía coherente de reforma.
Hace tiempo que los agentes magisteriales tienen perdida la batalla en el imaginario de la opinión pública y en los espacios mediáticos. Su falta de ideas y la testaruda defensa de lo indefendible los han llevado a un callejón sin salida del que difícilmente lograrán escapar. Rechazar la evaluación, los concursos de oposición y la despolitización de la academia es una conducta reactiva que revela los verdaderos fines de estos grupos de presión.
Persiguen dinero y poder, exigen impunidad y libertad irrestricta para revolcarse en el fango de la grilla, pero lo hacen usufructuando inmoralmente los ideales emancipatorios de la izquierda, quizá conscientes de que en México esta alternativa política comparte mayormente el vulgar pragmatismo suyo. Los deslindes han sido pocos y han provenido de algunos intelectuales orgánicos que no desean vender su alma a un diablo verdaderamente miserable.
De los bejaranos, padiernos y morenos se puede esperar un prolijo repertorio de disparates, al fin y al cabo que ya han dejado claro que en el terruño nacional desean implantar una versión chavista tropicalizada y esquizoide, es decir, que rechace estruendosamente el imperialismo yanqui, pero dejando a salvo la posibilidad de pasearse libremente por el territorio del vecino país del norte en helicópteros rentados para el solaz esparcimiento de los líderes de la liberación comunista.
Los muchachos rebeldes del magisterio no luchan por una causa real, buscan crearse una a modo, aprovechando con astucia las subastas políticas para venderse al mejor postor o gobernador en turno. Al parecer esto ha llegado a su fin y, por consiguiente, han intentado refugiarse en el pueblo bueno, sabio y solidario.
Lo convocan a evitar la imposición de una nueva reforma sin recordarle que el monopolio del acceso al negocio educativo es propiedad suya. No desean que los mecanismos de ingreso se modifiquen para que, por ejemplo, cualquier ciudadano debidamente calificado pudiese obtener una plaza docente. Tampoco quieren modificar la estructura incestuosa de sus instituciones de formación magisterial, por el contrario, pretenden seguir capacitándose entre ellos a puerta cerrada, para luego reclamar en automático una plaza o heredar alguna de los parientes jubilados.

*Miembro del Sistema Nacional de Investigadores
consolovin@hotmail.com




Lo más leído
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 21.58
Venta 22.08
€uro
Compra 23.10
Venta 23.6

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad