Thursday 19 de January de 2017

México necesita que la banca preste más

     29 Apr 2013 04:00:00

A- A A+

Compartir:

Además de hacerse acompañar por Rosario Robles, la impopular secretaria de Desarrollo Social (Sedesol), el presidente Enrique Peña Nieto sorprendió a los banqueros reunidos en su convención anual en Acapulco, Guerrero, con la petición de que los bancos presten más y más barato.
A muchos banqueros la solicitud presidencial les erizó los cabellos debido a que tienen bien presente que la crisis financiera internacional que aún afecta severamente a varios países europeos y tiene con fiebre a Estados Unidos, se originó precisamente porque los banqueros se dedicaron a prestar alegremente a tasas cada vez más bajas.
En Estados Unidos y España, por ejemplo, una familia compró una casa que subió rápidamente de valor y con esa garantía, consiguieron otro crédito de otra casa que también subió de valor, lo cual les permitió adquirir una casa más.
Se crearon así burbujas hipotecarias que un día estallaron. Cuando eso pasó, se dieron cuenta que las casas no valían lo que se pensaba; que, por lo mismo, los créditos no estaban bien respaldados y que los propietarios no podían pagar las mensualidades.
Entonces estalló la crisis financiera de 2009 que hoy tiene a todo mundo preocupado porque las economías desarrolladas no crecen, el desempleo aumenta y los programas de ajuste están al límite.
Pero los banqueros reunidos en Acapulco también recordaron que la crisis económica mexicana de 1994 estalló precisamente por una burbuja crediticia creada en el salinismo, con la idea de que México iba galopando hacia el primer mundo.
Frente a esos malos recuerdos, hubo quienes sacaron cifras, para demostrar que la banca presta poco en México; cuando lo hace presta caro y que, además, sus utilidades son enormes.
En efecto, las sucursales mexicanas son de las más rentables del mundo. BBV Bancomer, por ejemplo, le da cuando menos 30% de las ganancias totales a BBVA; Santander hace lo mismo por su banco propietario y Banamex es la joya de la corona de Citicorp.
Mientras eso sucede, los datos fríos indican que los bancos tienen espacio para prestar más en México.
Por ejemplo, en nuestro país, el crédito que los bancos han concedido a las empresas privadas representa apenas el 26% del Producto Interno Bruto (PIB), mientras que en Chile representa el 60 por ciento. Esto significa que el crédito de la banca a las empresas es, hoy por hoy, igual al de los años 60s.
Y contra lo que podría pensarse, los mexicanos somos buenos pagadores. En el crédito a las empresas, la morosidad es sólo de tres pesos por cada 100 pesos prestados; y en el crédito al consumo, sólo 11 de cada 100 pesos prestados son morosos y hay que considerar que aquí hay tarjetas de crédito con tasas de 60% anual en un clima de inflación de 4 por ciento.
Es decir, México no le debe mucho a la banca, pero la banca si está endeudada con México.
Han pedido cambios en leyes para cobrar más rápido y han solicitado que se endurezcan las leyes contra los morosos; han pedido también aumento en las garantías.
Y con todo esto, aunque el crédito ha crecido a tasas de algo así como 10% anual, todavía domina el panorama una banca que gana mucho, presta poco y tiene escasos sustos.
Nadie pide a los banqueros que se desboquen y que prestan a quien no les va a pagar; sólo les pide que presten más a más empresas para estimular el desarrollo. Sólo eso.
Hasta el próximo lunes con nuevas… PERSPECTIVAS.

*Periodista
luemer@gmail.com




Lo más leído
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 21.94
Venta 22.44
€uro
Compra 23.31
Venta 23.81

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad