Thursday 19 de January de 2017

¿México, potencia cultural?

Arterias

     13 Sep 2012 04:00:00

A- A A+

Compartir:
Las acción más exitosa del Conaculta los últimos años fue el fomento de la lectura. (Foto: Cortesía)
Las acción más exitosa del Conaculta los últimos años fue el fomento de la lectura. (Foto: Cortesía)

El pasado lunes el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta) hizo un balance global de su gestión desde el año 2006, los últimos tres años presididos por Consuelo Sáizar Guerrero y con varios logros como deudas que serán heredadas a la siguiente administración federal de la cual en el recién presentado equipo de transición no existe responsable del área cultural.
Cierto fue que la política cultural del presidente Felipe Calderón se vio eclipsada por los encandilantes festejos del bicentenario de la Independencia así como del centenario de la Revolución Mexicana dando un resultado que no llegó a cristalizar ni permear a lo largo y ancho del país.
Una política cultural de grandes frutos en muchos ámbitos pero sin un eje conductor real que pudiera marcar una diferencia con sus antecesores o equipararse al gran proyecto salinista que hasta la fecha ha sido el más ambicioso y exitoso de los últimos años.
Durante este informe de resultados se aceptó la inexistencia de un marco legal que permita, facilite y contribuya a una democracia cultural eficaz y asequible, una de las tareas más urgentes que debe realizarse en los próximos meses.
La independencia jurídica (el Conaculta es desconcentrado de la SEP) y la autonomía financiera del Conaculta son temas impostergables para la creación de un nuevo proyecto incluyente y moderno en materia cultural.
“México es una potencia cultural”, aseveró la presidenta del Conaculta, sin tomar en cuenta la gran disparidad que existe en los estados y municipios en presupuestos, infraestructura, programas y acceso a bienes y servicios culturales.
Para poder aspirar a verdaderamente ser una “potencia cultural” es necesario trabajar desde las bases, diseñar programas con la comunidad y no desde escritorios, fortalecer las tareas de vinculación entre todos los actores del ámbito cultural, además de emprender acciones que generen nuevos públicos que conciban la cultura como medio y como fin.
Si bien es cierto que toda acción que contribuya al desarrollo cultural es aplaudible, el Conaculta ha perdido el rumbo y su visión de Estado al favorecer un centralismo metropolitano feroz y doloroso para la mayor parte de la República Mexicana, por lo que es imposible estar en vías de ser potencia cultural cuando las carencias en el rubro de los municipios y comunidades superan las soluciones.
Con cifras en millones de pesos en muchas disciplinas y porcentajes, el informe dio cuenta de las acciones emprendidas, en la que la más exitosa sin duda alguna es el apoyo al fomento a la lectura, que ha sido parteaguas en el desarrollo, mantenimiento e inversión de espacios así como el uso de tecnología que permita la accesibilidad al libro.
Muchos vacíos y un sexenio de esperanzas rotas deja como resultado el Conaculta, heredando al siguiente Presidente de México la oportunidad de oro de crear el proyecto cultural de México para el siglo 21.




Lo más leído
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 21.92
Venta 22.42
€uro
Compra 23.26
Venta 23.76

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad