Thursday 23 de March de 2017

México sin sombra

     15 Jan 2013 03:30:00

A- A A+

Compartir:

Fernando Aramburu es de los nuevos escritores globales (es español, residente en Alemania) provenientes de la ola realista que baña las actuales circunstancias. Más allá de su apasionante prosa, bien estructurada, con espacios nuevos y lugares no comunes, Aramburu nos lleva a temas prácticos y cotidianos que nos muestran asuntos complejos como el nacimiento de la agrupación terrorista ETA y nos hace ver más allá de informes, números, análisis y estadísticas, la brutalidad del ser humano ante la actual crisis mundial con todas sus derivaciones: social, económica, de valores, de identidad, de paz social, etcétera.
No es que Fernando Aramburu esté muy interesado en hacerlo. Francamente no lo creo porque él apuesta a la literatura que convertirse en un adalid de la pluma. Sino que los temas que ha tratado en sus novelas nos muestra un ángulo muy animal y muy natural de las circunstancias actuales. Les quita el maquillaje y nos lleva a estados de ánimo, a ser parte de las historias y quedarnos con esos párrafos que describen cualquier cosa que se asemeje y, precisamente, en su novela Bami Sin Sombra, cita esto que explica la situación actual del país:
“Las manos sobre el regazo, ya respira mejor, ya se va sosegando, ya no experimenta miedo sino solo tristeza, una tristeza difusa y espesa que acaso no sea exactamente tristeza, sino una mezcla de fatiga, resignación y lasitud producida por la conciencia del desamparo absoluto en que se halla”.
La novela trata de una niña desamparada que es asesinada brutalmente por una aristocrática mujer. La protagonista se convierte en una especie de fantasma sin sombra y tiene esa personalidad de ser una niña a la que nadie importa y que, por la insignificancia, pasa a ser invisible a los ojos de la sociedad. Mejor descripción de México no existe, aunque Aramburu jamás se plantea verlo así. El escritor expone un asunto meramente literario y, creo, ni por su imaginación pasa que su texto podría abarcar el estado de ánimo de un país. Ese es un enfoque mio, con tufo periodístico.
Ahora que la situación de violencia en México se ha recrudecido el país dejó de tener sombra. Somos entes inocuos los civiles que lo habitamos y ya no sentimos miedo como hasta hace poco, sino fatiga y resignación. ¿Hacia dónde vamos como la nación que aspiró al primero mundo? ¿Qué toca a las nuevas generaciones en un país donde no se respetan los derechos humanos, donde la ley se tambalea y donde el narcotráfico ha corrompido gobiernos? ¿Será el desamparo absoluto en que se halla el único camino para los siguientes seis años?
La realidad del país es brutal por más mensajes cursis al estilo Paulo Coelho que difundan en spots de televisión. El asunto no es que creamos en nuestro país, el asunto es que la resignación y la fatiga en que nos encontramos ante la violencia cotidiana nos lleva a no tener sombra. La sombra que da la historia y el respeto.

*Periodista freelance
Director de elhorizontal.com
edgarfelix@elhorizontal.com




Lo más leído
Muere un hombre al ser atropellado por un tráiler
Hallan cuerpo de hombre sin vida en Vialidad Siglo 21
Mujer denuncia haber sufrido violación y asalto
​Queman dos plantíos de droga en Zacatecas
Tendrán empleados de Issstezac descuentos
Denuncian a aviadores y nepotismo en el ITSZN
Chocan por alcance; el saldo, dos menores lesionados
Pierde capital $15 millones por no presentar proyectos a tiempo
Invitan a sumarse a actividades de la 'Hora del Planeta'
Advertido, un funcionario de la Conafor por mal uso de vehículo
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 18.91
Venta 19.41
€uro
Compra 20.42
Venta 20.92

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad