Tuesday 24 de January de 2017

Mi delito... abandonar a mis hijos

Historia de vida

     11 Dec 2011 03:40:00

A- A A+

Compartir:

Desde hace dos años, un hombre de 35 años ha sido padre y madre a la vez. Su esposa lo abandonó con tres hijos que hoy tienen 8, 6 y 2 años de edad.
En ese tiempo el más pequeño tenía apenas 2 meses de haber nacido. Este hombre ha luchado para conseguir quedarse con la patria potestad de los pequeños, sin embargo la madre regresó arrepentida a buscar perdón.
La historia
“No entiendo qué la motivó a irse así de repente, acababa de nacer mi hijo el más chiquito. Sin más, un día se fue.
“Por comentarios de los amigos supe que se había ido con otro hombre. Él era su amante desde antes de que se embarazara del más chiquito.
“Sí me ha entrado la duda de si será mi hijo, bueno de si llevará mi sangre. Es mi hijo, yo lo he criado. Cuando estaba con nosotros se veía contenta, no nos faltaba nada. Jamás me hubiera imaginado que tenía un amante.
“Mi mamá fue un apoyo muy importante para mí, si no hubiera sido por ella, no sé cómo le hubiera hecho para sacar a los niños adelante. Ella los atendía, los recogía en la escuela y hasta los bañaba y además con el niño chiquito. Yo me tenía que ir a trabajar.
“Al principio yo estaba muy preocupado porque me imaginaba que la habían ‘levantado’ o algo así, cuando me dijeron que tenía un amante yo me enojé mucho y hasta les dije que le tenía mala voluntad y hasta envidia.
“Fue muy fuerte la angustia de no saber de ella y de no saber qué estaba pasando. Levanté un acta en la Procuraduría. Ya había pasado un mes. Y es que fue de un rato a otro, no se llevó nada de sus cosas. Por eso pensé que le había pasado algo.
“Una amiga de ella fue a buscarme a la casa, me dijo que no estaba de acuerdo con el actuar de la que era mi esposa, que se le hacía peor que de animales abandonar a sus hijos y que ella me iba a decir dónde estaba para que yo actuara como creyera conveniente.
“Me dio una dirección de Aguascalientes. Me esperé al domingo para asegurarme de que la fuera encontrar en su nueva casa. Fue mi mamá conmigo y también me acompañaron unos amigos, yo quería que alguna autoridad constatara, pero como no tenía denuncia de adulterio, no se pudo”.

La encontraron
“Nos abrió el supuesto amante. Yo lo conocía, había trabajado con ella, fue su jefe. Él era representante de ventas. Sentí una punzada en el corazón y sentí morirme cuando salió ella.
“No puedo borrarme su cara de la mente. Tenía una sonrisa de burla, si hubiera ido armado juro que la hubiera matado. El dolor y la decepción eran demasiado.
“Sólo pude preguntarle por qué. Me dijo tan cínica ‘él me da lo que tú nunca podrás darme’ y yo le dije: ‘te arrepentirás toda tu vida, ni tus hijos te pudieron’.
“Mis amigos querían partirle la cara al desgraciado ese, tan cobarde que se fue a esconder a un cuarto de la casucha. Vivían en un condominio dúplex de Infonavit”.

Divorcio necesario
“Le puse una denuncia por abandono de familiares y junto con ella metimos la demanda del divorcio necesario.
“Ha sido muy traumatizante para todos porque nos han hecho muchos estudios psicológicos para que se vea el daño emocional que nos causó y más aún a los niños.
“Mi abogado me recomendó que también solicitara la patria potestad y así lo estoy haciendo. Después de todo a ella no le importaron sus
hijos”.

Regresó
“Su amiga siguió visitándonos. Ella nos contó que el cobarde ese la trataba muy mal, que la había golpeado en varias ocasiones y que para su mala suerte había resultado embarazada.
“También nos contó que el tipo la engañaba con otras mujeres y que la había dejado por otra. Qué se esperaba la pobre, por no decirle más feo.
“Ya sola quiso regresar, nos buscó y nos pidió perdón. El niño más chiquito ni la conocía siquiera y los otros dos están muy sentidos con su madre. No la quieren ni ver. Sufrieron mucho y aún no están del todo bien. Es muy difícil aceptar que su madre los haya abandonado.
“Va a pararse afuera de la reja de la escuela para ver a sus hijos. Se me hace muy feo eso, pero ella se lo buscó, ella fue quien decidió irse”.

Dejó a su otro hijo
“Cuando se dio cuenta de que su amante la había dejado por otra, fue a dejarle a su hijo. Me da tanta tristeza por ella, que anda abandonando hijos como si se deshiciera de mascotas o de cosas viejas de la casa.
“Ahora vive sola, rentó un cuarto en una vecindad, sigue trabajando de empleada. Ha ido en dos ocasiones a buscarme a mi trabajo para pedirme perdón, para rogarme que vuelva con ella por nuestros hijos.
“En ellos debió pensar cuando se largó como una cualquiera. Hasta su madre la desconoció. Cuando se fue y su familia y yo estábamos tan preocupados, su papá cayó enfermo y de ahí se le vino la diabetes.
“Después cuando dimos con ella, su padre dijo que él nunca había procreado a esa hija malparida. Se cerró las puertas de su familia. Y ahora está sola y vive en la pobreza.
“Hay personas que la han visto que anda en antros y que sale con uno y con otro. También nos han dicho que hace fiestas en su cuarto donde se alcoholiza hasta quedar perdida”.

Abandono
El término ha sido descrito como la pérdida de afecto real o imaginaria que experimenta un individuo. Y en el caso de que sean involucrados los infantes, está tipificado como uno de los maltratos claramente identificables y cuestionables a los que pueden ser sometidos.
Entre otras aportaciones psicoanalíticas sobre el abandono destaca la de R. Spitz, quien enfatizó las graves consecuencias ulteriores que provoca en el niño la separación prolongada de su madre, especialmente si se produce durante el segundo semestre de vida.
Según este autor, si la separación dura más de tres meses, puede sobrevenir un grave cuadro de depresión “anaclínica”.
Por otra parte, la psiquiatra Suiza G. Guex describió el síndrome de abandono como una alteración psicopatológica, cuya principal característica es la angustia que provoca el abandono materno y una fuerte necesidad de seguridad.
Razones de índole históricas, socioculturales, científicas e ideológicas han privado en el sesgo de la disciplina psicológica por destacar el peso de la figura materna en la construcción de la personalidad del ser humano, desvalorizando el papel del padre.
Es conveniente descartar, sin embargo, que particularmente en los últimos 20 años se ha producido un interés creciente por investigar esta temática, no sólo por medio de la psicología, sino también por otras ciencias sociales (Arvelo, 2000).

*Perito en Psicología Forense
azul.iv@hotmail.com




Lo más leído
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 21.38
Venta 21.88
€uro
Compra 22.92
Venta 23.42

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad