Sunday 22 de January de 2017

Mi delito… amar a una mala mujer

Historia de vida

     6 Feb 2011 03:40:00

A- A A+

Compartir:

En las denuncias de violación que interponen mujeres en contra de sus parejas o exparejas observo que en algunos casos lo hacen para vengarse por algún agravio, como infidelidad, abandono, ruptura de la relación o simplemente para deshacerse de ese hombre al que ya no quieren por existir otro prospecto.
En otras ocasiones es por  tratar de ejercer alguna presión para lograr un matrimonio forzado.
El caso que expongo es el de un hombre que se enamoró, según sus palabras, “como un estúpido” de una mujer que terminó con su libertad. Es procesado por el delito de violación equiparada y lesiones.

Quien es él
Es el mayor de cinco hermanos. Su padre, de 55 años, se dedica al trabajo de la construcción y su madre, de 52 años, es ama de casa. Ellos y sus hermanos viven y trabajan en Estados Unidos.
Él describe una buena relación de familia, niega que exista o haya existido violencia familiar, y refiere que la comunicación entre sus padres y hermanos es muy buena.
Menciona que no utiliza drogas de ningún tipo, ni tabaco; menciona el uso de bebidas embriagantes, principalmente cervezas, aveces  hasta seis, pero de vez en cuando.
Niega la presencia de enfermedades hereditarias, mentales, metabólicas y físicas. Refiere encontrarse en perfecto estado de salud, no se encuentra sujeto a ningún tratamiento farmacológico.
De su vida de pareja menciona haber mantenido una relación de pareja con una mujer de 32 años de edad y actualmente vecina de Monterrey NL. Esa relación la describe como intensa, pero no refiere haber tenido problemas de violencia; sin embargo, refiere que la relación tuvo que terminar debido a que esa mujer decidió regresar con su marido por el bienestar de sus hijos.

Su historia de amor
Relata que tiempo después conoció a la mujer que él considera como la  mujer de su vida, a la mujer que llevaría al altar.
La conoció en el mes de agosto de 2005, en una discoteque de la ciudad. Comenta que para él inmediatamente hubo química y que comenzaron una relación de amistad para gradualmente consolidarla como una relación de pareja.
La relación inició a mediados de octubre del año 2005.
“Desde que iniciamos nuestra relación de pareja, existió intimidad sexual, yo me quedaba a dormir con ella en la casa de sus papás.
“Ellos me veían con buenos ojos, aunque yo me quedaba en una habitación distinta y adecuada exprofeso para ese fin.
“Ella ya había sido casada y tiene una hija de ese matrimonio. Todos los fines de semana nos íbamos a la casa de mis papás en Jerez. Siempre nos llevábamos a la hija de ella. Yo la quiero como si fuera mía, ella sólo tiene tres añitos, es inocente no sabe nada de los problemas de uno”.

Su hijita me decía papá
“Me decía papa. Sí me enojaba con ella porque no se ponía el cinturón de seguridad y yo no quería que les pasara nada mal. Su mamá no le decía nada, ella también es como una niña; siempre le decía a su mamá que se llevara a la niña a la tienda, mientras ella se salía con sus amigas.
“Yo nunca dejaba que fumara delante de la niña, porque la niña tiene su aire limpio y ella echándole el humo en la carita. Tenía detalles chidos conmigo.
“No puedo creer que me este pasando esto, era mi prometida ya estaba todo listo para la boda el 5 de agosto.
“Yo quería una familia con ella. Pero, la fui conociendo y de todo se enojaba y se iba sola y me dejaba en donde estuviéramos y ahí ando yo atrás de ella. Yo pensaba sí podría ser una buena madre porque yo a veces miraba como que no le hacía caso a su hijita, pero yo creía que ella ya casada conmigo iba a cambiar, yo me las quería llevar al otro lado, para hacer una vida juntos”.

Nos casaríamos
“Yo la pedí y me fui a Estados Unidos a trabajar para juntar dinero para nuestra boda. Yo la llevaba a ver vestidos de novia y también le di su anillo con un diamantito. Ella no lo valoró. Cuando yo me fui a trabajar ella también se puso a trabajar. Ahí conoció a un tipo para acabarla casado y ahí andaba de loca, volada. Eso le dio en la madre a todo”.

Regresé  y comenzó el infierno
“Ese día yo no sé por qué no la lleve a su casa; nada de esto estaría pasando. Si ya habíamos terminado unos días antes.
“Yo ya la había notado extraña,  sospechosa; hablaba de teléfonos públicos y me decía que a su amiga.
Ese día pasé por ella porque íbamos a ir a casa de unos amigos que está por Los Conventos.
Llegamos y nos tomamos una cerveza; para esto, la niña venía dormida y ella la acostó en una de las recamaras. Nos pusimos a bailar, nos tomamos otra cerveza, tuvimos relaciones íntimas y nos bañamos, nos tomamos otra cerveza.
Cuando llegamos serían como las 5:30 de la tarde, ya para las siete despertó a la niña y nos fuimos a cenar a un local que está cerca de la casa, yo ya la iba a ir a dejar a su casa; íbamos por la vialidad.

Le descubrí  su engaño
“Ella recibió un mensaje de un doctorcito y ahí empezó todo. El mensaje decía que -urgencias está lleno, no se va a poder- y yo le pregunte que qué tenía que ver con ese canijo y ella me dijo bien cínica que quería platicar con él que ya habían salido a dar una vuelta, que no era cierto que se había ido con su amiga a tomar una café. Yo le solté una cachetada le dije: ¿porqué lo hiciste?, me dijo: nada más platicamos compramos un six y fuimos a dar una vuelta en un carro blanco- yo no le creí; seguramente más de tres horas platicando nomás, me dijo que se le hizo atractivo y que le gusto su físico”.

Le llamé  al doctorcito
“Seguimos discutiendo y le hablé al doctor, que además es casado. Me dijo que nomás se estaban coqueteando, que no sabía que ella tenía compromiso. Yo seguía discutiendo con ella y me decía que la perdonara”.

Me porté  como un macho
“Si me pase, me porte como un machista, como un ranchero. Sí le pegué, le di sus cachetadas, ella también me golpeó. La niña no vio nada porque estaba dormida. Ese día tuvimos relaciones, pero fue porque los dos quisimos, yo no la violé, si le pegue y me arrepiento de eso”.

Me pedía perdón
“Ella me decía que la perdonara. Yo si la quiero, pero ya no podemos tener una relación. Así como cuál confianza, ya no hay respeto. Reconozco que me porte bien mal, yo quería una familia”.

Me denunció por violación
“Después de todo eso, yo la iba a llevar a su casa, llegamos a una gasolinera y me baje al super a comprar algunas cosas para la niña. Ella se quedó ahí, no sé si le habló a una patrulla, pero llegó ahí la policía preventiva. Ella les dijo que yo la había golpeado, me detuvieron y me llevaron al Ministerio Público.
“Ahí ella dijo que la había violado, pero eso no fue cierto, como tuvimos intimidad consentida ella sí tenía rastros de eso.
“Como le había dado sus cachetadas, pues aún más dijeron que era con violencia. Estoy aquí tratando de demostrar que no la violé, pero no sé como demostrarlo.
“Mi vida se acabó, perdí a la mujer que amo, la perdí por un hombre casado, perdí mi libertad, perdí mi sueño de tener una familia y no sé que me espera aquí”.

*Perito en Psicología Forense
azul.iv@hotmail.com
 




Lo más leído
Gwyneth Paltrow recomienda huevos vaginales de jade 
Mueren tres personas en volcadura en Sombrerete 
Hallan 7 cadáveres dentro de un taxi en Manzanillo  
Concluyen las primeras obras del programa de rehabilitación de calles 
Tim Matheson en ¿Quién mató a Reagan?
Una segunda oportunidad para tu basura
Gael García, fiel a sus ideales
​Celebra Evo Morales 11 años de presidente: Busca la reelección 
Localizan en Luis Moya el cuerpo de un hombre con el tiro de gracia 
Desaparece el helicóptero de empresario regiomontano
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 21.54
Venta 22.04
€uro
Compra 23.05
Venta 23.55

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad