Sunday 22 de January de 2017

Mi delito… ayudarla

Historia de vida

     9 Jan 2011 21:59:07

A- A A+

Compartir:
.
.

Un hombre joven, soltero de 27 años, vivió la más terrible de las angustias al ser detenido y procesado por el delito de violación calificada. Él logró comprobar su inocencia y ahora está libre, pero los meses que duro su internamiento, no los olvidara jamás.

Quien es él
Proviene de una familia integrada y funcional, menciona excelentes relaciones familiares, mucha comunicación y apoyo, refiere que está soltero y que aún vive en la casa de sus padres.
Mantiene una relación de noviazgo con una mujer de 26 años de edad, persona con la cual tiene planes matrimoniales, con fecha probable a un año, refiere que aún no cohabita con su novia, relata que entre sus planes está procrear hijo y entre los dos están formando un patrimonio para poder establecer su familia.

La historia
“Para el tiempo de la feria en septiembre, mi hermano conoció a la niña que me acusa, yo no le dí mucha importancia, estábamos en las bandas, porque a mi me gusta la música ranchera, mi papá es de Valparaíso y nos gusta todo eso de la charrería y esa música, ahí estuvimos hasta la 1:30 o 2 de la madrugada.
Nos decidimos ir a una disco, pero mi hermano estaba con la niña que le comento, y me hermano le dijo que entraríamos a la disco que si la llevaba de una vez o le dábamos para el taxi, ella ya no se despegó de con nosotros, más bien de con mi hermano, entramos a la disco y ahí estuvo ella bailando con mi hermano.
Ella se le arrimaba mucho, lo besaba en el cuello y se le arrimaba más, le vimos mucho interés por quedarse con nosotros, no sé qué intenciones tendría. Ya de madrugada prácticamente nos corrieron de la disco, serían pasadas las 4 de la madrugada, no me fije bien la hora, sólo por noción.
Yo no entiendo con qué intenciones se acercó a nosotros y tampoco entiendo cómo una persona puede escudarse y culpar a otros de algo que no hicieron y no pasó. Nosotros actuamos de buena fe, porque ella decía que estaba enferma del corazón y que no podía respirar, yo me asusté y por eso la quise llevar a un hospital.
Ya la íbamos a llevar a su casa pero en eso se puso mal y parecía que no respiraba, nos paramos ahí por el puente de Soriana, porque no respiraba y le dije a mi hermano que buscara el teléfono de su mamá para avisarle que la llevaríamos al hospital y yo pensé en llevarla a la cruz roja de Guadalupe, a la que está por la vialidad, ahí llegamos y salió un guardia y nos dijo que no había servicio pero que más adelante había un hospital.
Llegando a ese hospital yo la baje cargándola en el hombro y la puse en el piso porque ahí me dijeron que la pusiera, llegaron unas enfermeras y la trataban de despertar y en eso llego una trabajadora social y me pidió mis datos, ya le habíamos avisado a la mamá de la niña y yo hasta les dí mi credencial de elector y mi teléfono.
Nosotros estábamos actuando de buena fe…al momento de que ella reaccionó yo no estaba de frente a ella, estaba como a 5 metros de vista lateral y ella estaba rodeada de enfermeras y doctores y nunca hizo una acusación directa ella sólo decía “quítate”, “vete” o algo así pero en ningún momento me acusó de haberla violado.
Si yo la veo no la reconozco. Ya no me dan ganas de confiar en nadie, siento mucha tristeza, desesperación y frustración, impotencia, sólo confío en mi familia. Yo me saque mucho de onda de que me estuviera reclamando algo".

La voz de la mamá de la supuesta víctima de violación
“Yo estoy muy a disgusto con todo esto, principalmente con la gente del hospital que atendieron a mi hija, porque luego luego de que yo llegué me la dieron…como que la querían correr, a mi me habló un hombre que a mi hija la llevaban al Hospital de la Mujer, yo nomás escuchaba que otro le decía "ya no respira wey".
Un vecino me llevó en su camioneta al hospital y cuando estaba ahí pregunté por mi hija, entre a verla donde estaba y me dijeron que un tipo la había llevado pero no me interesó hablar con él, yo quería ver a mi hija, ese tipo me dijo que la había encontrado tirada en la feria.
Yo sí estoy muy enojada con todos porque esa gente es de dinero y de seguro ya compraron a todos, yo fui muy grosera con la Ministerio Publico, yo sí le dije que cuánto le habían dado y que no hacía nada y ella me decía que estaba bien que me desahogara con ella.
Cuando la juez, que es una mujer fría y sin sentimientos porque no tiene hijos y parece machorra, le negó la orden de aprehensión de ese que le arruinó la vida a mi hija, yo sí me fui a ver al magistrado y le llevé a mi hija para que la viera cómo estaba y también le dije que si a él también le habían dado dinero, que como uno es pobre no le hacen caso.
Yo no sé si llevar a mi hija o no al juzgado, porque yo en la única que confío es en la Ministerio Publico de delitos sexuales y ella nos dijo que no la presentáramos, que no nos podían obligar ni cobrarnos multas ni nada, también me dijo que ella nunca había perdido un caso. Mi hija ya hasta se quiere ir de aquí”
“Mis hermanos no nos apoyan… somos 12 pero los hombres no nos apoyan, estamos solas en esto, nomás mi hijo, con el papá, no hay comunicación… el día que le hablamos para platicarle lo que pasó, fíjese nomás, nos dijo que de seguro es por yo la traía de loca… se enojó y nomás me maltrato, para otra vez que le hablamos, como que ya estaba mas tranquilo y dijo que nomás que viniera iba a matar a esos que le hicieron eso a mi hija, pero usted cree… ni va a venir, nomás eso dice, porque así es, a mi sí me metía mis buenos golpes, por eso me divorcié… a los hijos, a ellos nada de nada”

La voz de ella
“Mi amiga y yo nos tomamos una yarda, cuando en eso se nos acercó un muchacho, nos preguntó, cómo se llaman, yo le dije mi nombre, él nos dijo cómo se llamaba.
Mi amiga me dijo que ya se iban ella y este chavo me dijo, si quieres yo te llevo a tu casa, y yo le dije, a lo mejor te vas a tardar mucho, y me dijo, no, sólo voy a estar unos momentos en las bandas, y le dije, bueno está bien, pero sólo si me llevas tu solo.
Luego de rato sus amigos le dijeron que fuéramos a la disco. Me preguntó que si íbamos, yo dude un poco y me dijo, al cabo después te llevo a tu casa, y le dije bueno si. Él y yo nos tomamos dos yardas, luego entramos al Budha.
Me dijo si quería una cerveza y le dije que sí y nos fuimos a sentar, y no nos la tomábamos pronto porque ahí las dejábamos para ir a bailar. Él estuvo tomando mucho en la mesa de su tío, creo que era champagne. Me dijo que sí quería, yo le dije que si, pero sólo la probé porque no me gustó.
Él me dijo, si no te gusta no te la tomes. Me dijo, este va a ser tu cuñado dirigiéndose a un muchacho que no había estado ahí yo me volteé con él y me clavo la mirada y me dijo: me inspiras como ternura y me abrazó, pero no de manera sucia. Luego le di otro trago a la copa de vino que traía él y ahora si me empecé a sentir muy mareada.
Ya era muy tarde, eran aproximadamente la 1:20 de la mañana y le dije que me llevara a mi casa, el siguió platicando con sus amigos, pasó más rato, salimos de la disco, y luego ya no recuerdo nada, pero hay un pedacito que sí me acuerdo, que estábamos frente a la camioneta de él y vi cuando todos sus amigos se subieron, pero de él ya no me acuerdo, porque la última vez que lo ví, fue cuando ya íbamos saliendo del antro.
Ya no recuerdo cómo me subí a la camioneta, sólo recuerdo que desperté en un cuarto en una cama, desnuda, me dolía mi espalda y mi vagina. El hombre que me dijo él que iba a ser mi cuñado estaba a un lado de mi, le dije qué paso, yo no quise tener relaciones contigo.
Yo empecé a recordar en pedacitos que él me lastimaba mucho, yo le gritaba ¡no por favor! pero ese señor me tapaba la boca, yo trataba de retirármelo pero no podía, estaba encima de mi, me penetraba por mi vagina, era un cuarto mas o menos grande, había un televisor en una bardita, tenía la alfombra roja.
Busqué mi ropa y no estaba, di vuelta como a otro cuartito, parecía como salita, me puse mi ropa y trate de salir, el sujeto se levantó y se recargo en la pared, algo oprimió porque desde ahí se abrió un portón color crema, era eléctrico…pero cuando yo iba a salir él lo volvió a cerrar y no alcance a salir.
Sentí que me faltó la respiración y no sé si me caí pero perdí el conocimiento, yo creo fue momentáneo, recuerdo que ese señor le hizo una llamada a alguien, porque yo lo vi con el celular, pero no escuché qué dijo o a quién le habló, lo que sí recuerdo es que en un momento que abrí mis ojos, vi que él ya me llevaba en una camioneta, en el asiento de atrás de la camioneta iba otro muchacho, no sé si era mi amigo.
No lo vi bien, es que de pronto yo no alcanzaba respiración y ya no sabía de mi, y ya no recuerdo mas, hasta que desperté en el hospital, empecé a recobrar el conocimiento, el hombre de la camisa roja me bajó y me metió al hospital”
En este caso la chica trato de incriminar al hermano de su amigo, como una forma de subsanar ante su madre el hecho de haberse ido de parranda a la feria, como este caso existen muchos. En este en particular se logró demostrar la inocencia de él.

Bienvenido 2011!!, como cada inicio de año con la esperanza de un mundo mejor, de fortuna, salud, éxitos, amor y toda clase de bendiciones, que este año sea el bueno y llegue todo esto a nuestras vidas o que llegue aún más de lo que ya tenemos.

*Perito en Psic. Forense
azul.iv@hotmail.com




Lo más leído
Tim Matheson en ¿Quién mató a Reagan?
Gwyneth Paltrow recomienda huevos vaginales de jade 
Una segunda oportunidad para tu basura
Concluyen las primeras obras del programa de rehabilitación de calles 
Gael García, fiel a sus ideales
Localizan en Luis Moya el cuerpo de un hombre con el tiro de gracia 
​Celebra Evo Morales 11 años de presidente: Busca la reelección 
Desaparece el helicóptero de empresario regiomontano
Muere Yordano Ventura, pitcher de los Reales de Kansas City 
No es tiempo de revisar el contrato colectivo: Gerardo García 
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 21.58
Venta 22.08
€uro
Compra 23.07
Venta 23.57

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad