Thursday 19 de January de 2017

Mi delito… callarme

Historia de vida

     24 Jun 2012 03:40:00

A- A A+

Compartir:

Por miedo y vergüenza una joven mujer de Fresnillo guardó en silencio su dolor. Ella fue víctima constante de las agresiones de su marido. Aún así continuaba con la relación.
Un día las cosas se salieron de control y ella obtuvo el valor necesario para denunciar las vejaciones de las que era objeto.

La historia
“Nos conocimos cuando íbamos en la preparatoria. Nos gustamos mucho y decidimos ser novios. Ya estábamos por salir de la prepa y continuamos siendo novios.
“Él iba a mi casa todos los días. Mis papás lo querían mucho y mis hermanos ni se diga, se hicieron muy amigos.
“Yo entré a estudiar belleza y aplicación de uñas. Siempre quise tener mi propia estética. Terminé y mi papá me ayudó a poner mi estética.
“A mi novio no le gustó mucho la idea porque me dijo que yo tendría trato con muchos hombres que se fueran a cortar el cabello.
“No le di importancia negativa, más bien me sentí halagada porque creí que eso era una muestra de que me amaba mucho y que me quería sólo para él”.

Enamorada
“Hablamos y logré convencerlo de que mi estética también nos ayudaría a juntar dinero para casarnos; lo convencí.
“Yo estuve muy enamorada de él, verlo me llenaba la vida. Seguimos con los planes y nos casamos cuando él terminó su carrera. Era 14 de febrero. Nunca me imaginé que mi vida fuera a cambiar tanto y que sería tan triste”.

Matrimonio
“Todo empezó bien, mi papá nos prestó una casita para que no batalláramos. Y con su trabajo y el mío fuimos llenando de muebles nuestra casa.
“Él consiguió trabajo en la Corona, estudió ingeniería industrial y le dieron trabajo ahí. No quedaba lejos, pero aún así tenía horarios muy complicados de trabajo.
“Tenía turnos de trabajar toda la noche y eso era muy pesado. De ahí empezó a cambiar mucho conmigo.
“Durábamos hasta un mes sin tener intimidad. Luego el siguiente mes que le cambiaban el turno, se tardaba en acostumbrarse y andaba de muy mal humor todo el día.
“Cuando nos casamos queríamos encargar familia rápido, pero no se nos daba y eso también lo ponía de mal humor.
“Me decía que quería que yo no quedara embarazada porque así aunque él no estuviera en la noche, yo no lo podría engañar; eso me hacía sentir mal porque a mí nunca me pasó por la mente engañarlo o algo así”.

Celos y alcohol
“Empezó a tomar cada fin de semana, llegaba el sábado y cuando podía, se iba al soccer.
“De ahí se ponía a tomar cervezas y le seguía hasta la madrugada llegaba muy tomado.
“Se enojaba porque no lo estaba esperando despierta.
“Decía que eso hacían las buenas mujeres, pero como yo seguramente andaba de prostituta, estaba cansada para esperarlo.
“Eso me lo decía muy seguido. Cuando trabajaba de noche me llamaba al celular a cada rato, apenas me estaba durmiendo y me hablaba.
“No me dejaba dormir, me decía que lo hacía porque le daba pendiente que yo estuviera sola y me fuera a suceder algo.
“Una de esas noches yo estaba muy cansada, había tenido mucho trabajo en la estética y sólo quería dormir.
“Lo mandé al trabajo y me quedé profundamente dormida. Ni siquiera escuché el celular.
“No sé cuántas veces marcaría, pero al ver que no contestaba, se dejó venir hasta Fresnillo a la casa para ver qué estaba pasando.
“Cuando llegó iba desconocido. Estaba furioso, yo estaba dormida. Llegó gritándome y me sacó de la cama a jalones. Me decía que con quién estaba y que por qué no le contestaba el teléfono.
“Yo no sabía ni qué pasaba, me asusté mucho y le dije que no lo había escuchado.
“Mi celular estaba en mi bolsa en la sala, así que no lo escuché.
“Me dijo muchas cosas, me gritaba y me sacó a la calle a empujones, me decía que me largara con mi amante, yo estaba en paños menores, tenía tanta vergüenza y miedo.
“Yo le pedía perdón por dejar el celular en la bolsa. Le juraba que nunca volvería a suceder, pero que me dejara entrara a la casa.
“Después de eso él me abrió y me dijo tal cual ‘metete, ya duérmete, mañana hablamos’ y se fue de nuevo al trabajo.
“Al día siguiente no llegó en la mañana porque se tuvo que quedar a recuperar esas horas. Llegó con un ramo de rosas y nos reconciliamos.
“Pasaron como dos meses en que no había ningún problema.
“Un día llegó a la estética, me asusté porque él nunca iba, ni siquiera a que le cortara el cabello, ahí se quedó toda la tarde.
“Se dio cuenta de que me iba bien y que me llegaba mucha gente. Me esperó a que cerrara y nos fuimos a la casa.
“En el camino me empezó a decir que por qué no le había dicho que tenía tanta gente.
“Le expliqué que tuve así de gente porque era quincena y fin de semana y que así se ponía, pero que había otros días que si iban tres o cuatro me iba bien.
“Me dijo que ya no iría a trabajar que porque me descuidaba mucho y que buscaría un local cerca del mío para poner un expendio de cervezas”.

Ya no trabajó
“Me daba mucha vergüenza decir en mi casa que él ya no trabajaba, se la pasaba en mi estética todo el día.
“De repente se salía y regresaba al ratito. Siempre estaba de muy mal humor.
“Me hablaba muy feo, de manera despectiva o a veces ni siquiera me hablaba nada, se ponía a ver la televisión y así se la pasaba.
“Yo me sentía acosada, como si él nada más me estuviera vigilando”.




Lo más leído
Balean una casa en la colonia Alma Obrera durante la madrugada 
Analizan implementación del operativo mochila en Zacatecas 
Choque entre camión de arena y autobús en India deja 20 niños muertos 
Google se 'viste' de luto tras ataque en colegio de Monterrey
#Video Vuelve Gorillaz con canción contra Donald Trump 
Se reúne Alejandro Tello con Rosario Robles 
#Video En charla, sobrevivientes del Escuadrón 201 narran sus hazañas
Dejan una cabeza humana en la colonia Ojo de Agua de la Palma, Guadalupe 
Recupera Metropol dos autos robados 
Menor que disparó practicaba la cacería con su padre 
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 21.89
Venta 22.39
€uro
Compra 23.27
Venta 23.77

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad