Monday 16 de January de 2017

Mi delito… causar mucho daño

Historia de vida

     1 Jul 2012 03:40:00

A- A A+

Compartir:

Un hombre de manera irresponsable e inmadura lleva un estilo de vida promiscuo, atado a las adicciones y al peligro.
A sus 36 años es privado de su libertad al haber sido detenido por golpear a otro hombre casi hasta la muerte.
Con su detención se desenmarañó una cadena de historias turbias y mentiras.

Su narración
“Nunca me imaginé, ni siquiera pensé que yo pudiera estar arrepentido de lo que he hecho. Bueno no pensaba que lo que hacía estaba mal, o tal vez, lo pensaba, pero me valía, esa es la merita verdad.
“Le voy a decir cosas que hice que nunca le dije a nadie. Me la vivía engañando y estafando a los demás. De chiquillo mis papás tenían dinero y me daban todo, me acostumbré a tener lo que yo quería”.
“Uno se sabe bien parecido y con suerte para con las muchachas, tenía varias novias a la vez y me resultaba muy excitante que no me cacharan, así que procuraba que no se conocieran.
“A la vez de esto también tenía amigos y nos gustaba mucho salir a emborracharnos y pues una cosa lleva a la otra. Me empecé a meter marihuana, luego fue la cocaína, me gustó el vicio, ni para qué negarlo.”

Pleitos
“Cuando andaba de juerga, generalmente nos íbamos a los bares y cantinas de Fresnillo para que no nos conocieran porque yo me juntaba con amigos más grandes que yo y casados.
“La verdad éramos buscapleitos y ca… Ya borrachos y siendo muchos nos envalentonábamos y no dejábamos ni siquiera que nos vieran feo, porque les partíamos su madre. De esas veces nunca me agarraron hasta esta”.
Novias, esposa,

Infidelidades
“Lo mío era buscar muchachas para pasar la noche, pero no crea que prostitutas. Yo me ligaba muchachas y me emborrachaba con ellas y luego me las llevaba por ahí; no piense que muy seguido, pero cuando se podía, yo salía con novia.
“Hasta que me tocó una que me atrapó y me casé; estaba joven, apenas andaba en los 18 años, esa vieja sí me hizo como quiso.
“Nos casaron porque la embaracé, tuvo una niña, luego luego se embarazó de la otra. No sé qué me pasó porque de con la primera niña ella me daba mucho asco y muchas ansias verla tan gorda.
“Le fui infiel, pero dirá que soy un patán porque cuando ya nació mi hija, se me quitó el asco, pero no había pasado ni la cuarentena y ya le había hecho otro hijo y la historia se repitió.
“Le volví a ser infiel, pero esta otra vieja sí me gustaba mucho. Me traía bien estúpido. Era canija, porque ella no se embarazaba, yo quería que quedara preñada para que ya fuera mía nomás.
“Yo seguía con mi esposa, casi ni la veía, pero con mi otro frente me la pasaba todo el tiempo. A mi segundo frente la convencí de que ya me había separado de mi esposa, como me dedicaba a transportar mercancías, me facilitaba mucho las cosas.
“Nos fuimos a vivir juntos. Pero yo seguía con mi esposa y mis hijas. Le prometía estar con ella siempre y esa era mi intención porque la vieja sí me gustaba mucho.
“Por fin salió embarazada. Con ella tuve dos hijos, una niña y un niño, y ni me lo creería, pero fue igual que con la otra, me daba asco verla panzona y le fui infiel.
“Me da hasta vergüenza hablar de todo esto. Aquí encerrado uno tiene tiempo para meditar en todo el daño que hizo, pero ya ni cómo arrepentirse ni regresar el tiempo.
“Tenía muchos problemas con ellas porque me reclamaban que anduviera de infiel porque no pasaba mucho tiempo con ellas. Pero el problema mayor era el dinero.
“No me alcanzaba para mantenerlas a las dos y a mis cuatro hijos. Yo tenía mis gastos por lo de mi trabajo. Y para colmo ya andaba con otra vieja”.

Vicios
“Mi vida iba en eso, viajar y manejar cargas pesadas es mucha responsabilidad, me metía “pericos” para no dormirme y le empecé a poner a la coca.
“Regresaba del viaje y una vez me iba a una casa y otra vez a otra casa. Estando aquí duraba dos o tres días tomando y me volvía a ir de viaje.
“Ya estaba muy metido en vicios. Ya andaba mal, a veces no sabía ni de mí. Me perdía de borracho y no me acordaba de lo que hacía. Luego me la quería cortar con coca, pero a veces salía peor porque me ponía muy agresivo”.

Problemas
“Viendo un partido de futbol en el taller de un compa, nos pusimos una borrachera tremenda. Esa vez apostamos; unos apostamos lana y otros apostaron cosas como raparse.
“Yo aposté 500 pesos; tuve suerte y que voy ganando. Ya sabe como sube el ánimo la emoción cuando hay dinero de por medio. Dos me aguantaron la apuesta y yo ya me hacía con ese dinero.
“Uno se rajó. Nos hicimos de palabras cada vez más fuertes. La discusión ya era de todos. Esa vez estábamos cinco. Las cosas se fueron poniendo cada vez peor hasta que me rayó la madre y no me aguanté.
“Me le fui a los golpes. Los otros no se metieron, me dejaron solo con él. Sí le puse sus trancazos, pero cuando sintió que ya iba perdiendo, sacó un revólver.
“Agarré una barra que estaba en el taller y con esa me le fui encima. Me quitaron de encima de él. Le llamaron a la ambulancia, mis compas me decían que mejor me fuera, que ya lo había matado, pero andaba bien pedo, ni reaccioné.
“Alguien antes ya le había llamado a los preventivos porque cuando me lo quitaron, lueguito llegaron los preventivos. Me detuvieron y al compa se lo llevaron al hospital”.

Me descubrieron
“Casi lo maté, dicen que le di en la cabeza con la barra. Ni me acuerdo la verdad. Ya no va a quedar bien. Necesita más cirugías de la cabeza, pero yo no se las puedo pagar.
“Cuando me metieron al bote mis dos mujeres se enteraron. A las dos les avisaron. La que sí era mi esposa solicitó el divorció. La otra estuvo visitándome un tiempo en el Cereso. Tiene mucho que no viene.
“A mis hijos no los he vuelto a ver. Me dieron cinco años aquí. Y en cuanto salga me van a llevar a San Luis porque allá también debo unas cuentas.
“Dicen que maté a un hombre. Aquí mi esposa ya me había denunciado que por violencia familiar. Y me están llevando ese proceso también. Y aparte otra vieja dice que tiene un chavalillo conmigo y quiere que se lo reconozca, también me metió demanda.
“Yo no sé para que quiere un padre como yo para su hijo, cómo no me morí, no merezco vivir. Lastimé a mucha gente.”

*Perito en Psicología Forense
azul.iv@hotmail.com




Lo más leído
Recauda Nungaray apenas 80 mil pesos
Llama gobernador Tello a replantear continuidad del Cobaez
Lamenta Gema Mercado que la educación no sea primero; "lo del salario no es una negativa"
Inauguran cancha de Capital Soccer en Guadalupe
Levanta plantón Supdacobaez; esperan pago a más tardar el miércoles
El gobierno no tiene deudas con los profesores del Cobaez: Miranda
Tiroteo en un bar de Playa del Carmen deja al menos cinco muertos
Acusan anomalías en entrega de 29 concesiones
Pide Ivonne Ortega licencia; quiere ser candidata a la Presidencia
Accidente de avión de carga causa 37 muertos en Kirguistán
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 21.73
Venta 22.23
€uro
Compra 22.94
Venta 23.44

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad