Monday 23 de January de 2017

Mi delito… no saber controlar mis impulsos

Historia de vida

     23 Jan 2011 03:40:00

A- A A+

Compartir:
.
.

En Guadalupe, Zacatecas, un joven perdió la vida; aunque, por las lesiones que le provocaron quienes reclamaban una supuesta deuda, podría decirse que le arrancaron la vida.

Una relación inestable
Él mantenía una relación de unión libre con una mujer de 25 años. Ella era madre de un hijo con el cual no tenía convivencia ya que el menor siempre ha estado bajo el cuidado de sus abuelos maternos.
Iniciaron una relación que resultaba ser tormentosa e inestable, ya que ella constantemente hacía escenas de celos. Él continuaba en esa relación por lástima hacia su pareja. Sin embargo, él encontró amor y apoyo en una persona de otro estado, con quien mantenía contacto vía internet.

Los hechos
Como resultaba habitual en ellos, esa noche tuvieron una discusión motivada enteramente por los celos de ella.
“Era nomás de juego, así nos peleábamos… esa noche nos peleamos, jugando, porque él me pegaba y me decía perra, y en los forcejeos se rompieron unos trastes, y la tele se cayó, y él le llamo a la policía preventiva y nos cargó a los dos”.

Detenidos
Nos llevaron a la preventiva de Guadalupe y ahí la juez habló con nosotros porque no era la primera vez que nos llevaban por los problemas, nos dijeron que si queríamos seguir de pareja pues que le echáramos ganas y que buscáramos ayuda.
Me daban muchos celos porque él no estaba todo el tiempo conmigo y yo le reclamaba, de ahí empezaban nuestros problemas.
Nos soltaron en la preventiva y nos fuimos caminando para buscar un taxi que nos llevara a la casa.
Íbamos abrazados y ya estábamos contentos.
Llegamos a la casa como a eso de las 11 y nos fuimos a acostar. Hicimos el amor y nos quedamos dormidos.
No sé qué horas serían, pero yo creo que era como la 1 de la mañana o más tarde; estábamos dormidos.
Escuché unos toquidos muy fuertes en la puerta y escuché que le gritaban por su apodo.

Todo se transformó
Él se levantó. Alcancé a escuchar que discutía con hombres porque se escuchaban varias voces, yo escuchaba que le cobraban un dinero y que lo amenazaban.
“Paga lo que debes o te mato”, le decían con muchas groserías.
Él me gritó y me levanté de la cama, en eso que salí de la recámara vi que venía subiendo la escalera.
Le vi en el cuello sangre, como que se detenía la herida; en eso, también vi que venían subiendo unos hombres.
No me fijé cuántos venían detrás de él, eran como tres.
En eso yo iba bajando la escalera y de los hombres que lo seguían uno me agarró y me llevó para abajo; me dijo perra y me pegó en la cara.
Yo estaba en pants, me metió en el baño. Estando ahí me amarró las manos y los pies; me aventó a la regadera y me dijo “quédate ahí perra”, me dio unas patadas en la espalda y le abrió a la regadera. Yo nada mas escuchaba que seguían diciendo que le pagara y no sabía qué hacer.

Perdí la conciencia
Yo ya no supe de mí porque me desmayé. Empezó a haber humo y es todo lo que me acuerdo. Llegaron los de la Cruz Roja, me desamarraron y me llevaron al Hospital General, ahí llegó el Ministerio Público.
Me hacían preguntas. Ahí supe que él estaba muerto.
Alguien avisó a emergencias
Al amanecer, un vecino se percató de que del domicilio de la pareja salía humo, por lo que avisó a emergencias.
Encontraron el cuerpo de un hombre que presentaba múltiples lesiones producidas por un objeto punzo-cortante, las heridas no eran profundas, sin embargo una de ellas le cercenó  la yugular.
El hombre se encontraba inerte en la sala del domicilio, sobre hojas de papel las cuales estaban impregnadas de líquido, al parecer aceite.
Había indicios de haber sido incendiado. El fuego no había consumido el cuerpo.
La mujer no presentaba lesiones y en el baño había ropa mojada. La encontraron atada con agujetas. En todo momento durante la investigación ella sostuvo la versión de los hombres que atacaron a su pareja. Aunque ella, de ser víctima se convirtió en indiciada y  luego en procesada.

El motivo
Ella descubrió  unos correos en internet en donde su pareja hacía evidente una relación seria, de noviazgo, con una mujer en otro estado.
Inclusive había planes de matrimonio entre ellos. Eso provocó en ella celos y una ira incontenible.
Antes de su juicio se declaró culpable y la sentenciaron a 23 años de prisión.
“Estoy de acuerdo. Lo que hice fue muy grave, yo pensé que me iban a dar más años”.

Celotipia
La celotipia hace imposible el poder controlar los celos, generando sentimientos negativos, impulsos, reaccionando en ocasiones con agresividad o ira.
La celotipia hacen que el celoso se mantenga alerta para desbaratar el supuesto engaño, se mantiene en un estado de vigilancia constante que puede ir desde revisar las propiedades personales de su pareja, controlar llamadas telefónicas sospechas ante una llegada tarde.
Siempre está el pendiente de un gesto o una mirada, visitas inesperadas, en definitiva hechos cotidianos que son percibidos e interpretados en función de sus celos enfermizos, generando a la vez en quien la padece, ira, enojo por el supuesto engaño y malestar en su pareja.
En la celotipia el celoso vivencia una situación imaginaria como real. Su vida gira en torno a acusaciones, a generar pruebas de la supuesta infidelidad, interpreta erróneamente hechos cotidianos de manera de constatar y fundamentar sospechas
Por ello la celotipia es un trastorno del pensamiento; es un control pobre de los impulsos y puede haber falsas percepciones.
En ocasiones también se producen falsos recuerdos. No todo lo que percibe mediante sus sentidos es lo que él/ella cree que es.
Sin entrar aquí en discusiones filosóficas, en los celos enfermizos, el celoso siempre percibe e interpreta la realidad de una sola forma, como tema recurrente: el del posible engaño.
Una persona enferma de celos puede llegar a cometer un homicidio e incluso atentar en su contra.
Un hombre o mujer que llega a desarrollar esta enfermedad, puede hacer una escena de celos en donde no hay razón alguna.
La celotipia no es exclusiva de las parejas, la inseguridad es tal que se puede llegar a tener celos hasta de la familia y amigos de la pareja.
La celotipia, de no ser tratada por un especialista a tiempo, en el caso de haberse desarrollado en la adolescencia, puede producir adultos altamente violentos.
Y aunque no exista maltrato físico, se puede someter  la pareja a la violencia emocional.
Además, pueden presentarse otras consecuencias como: relaciones inestables, sádico- masoquistas, ansiedad crónica, y caer en la depresión.
Factores que, además de llegar a la agresión física o psicológica, pueden tener fatales consecuencias por no ser tratadas a tiempo.

Identificar rasgos patológicos

La celotipia puede ocasionar:
» Violencia física.
» Violencia emocional.
» Homicidio.
» Suicidio.

*Perito en Psicología Forense
 azul.iv@hotmail.com




Lo más leído
Choca de lleno un Caribe contra un autobús  
Se queda Chicharito sin novia y boda 
Reitera Tello la importancia de valorar al Cobaez; hay que ir al fondo, dice 
'Split' supera expectativas y es la cinta más taquillera
Tienen nuevo plazo los comerciantes del Arroyo de la Plata
Le niegan el permiso para salir con amigos y se quita la vida en casa
10 beneficios de cantar  
Prepara Hacienda precio máximo para gasolinas en febrero 
Firma Trump salida de Acuerdo Transpacífico 
Quieren promover festivales a nivel nacional 
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra
Venta 0.5
€uro
Compra
Venta 0.5

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad