Friday 20 de January de 2017

Mi delito… no tener trabajo

Historia de vida

     17 Jun 2012 03:40:00

A- A A+

Compartir:

En un municipio del sureste zacatecano un hombre joven de 19 años es detenido por traer bolsitas con marihuana para su venta. Es procesado en materia federal, sin embargo detrás de su delito existe una triste historia.

Quién es el joven
Es el menor de cuatro hermanos en su familia. Estudió la primaria: “con muchos sacrificios va uno a la escuela, sí la terminé.
“De seguirle, ya no se pudo porque no había el dinero, ya era tiempo de que me pusiera a trabajar.
“En el campo, de lo que caiga, o para levantar lo que haya. Me pagan a veces 60, 80, y cuando bien va hasta 120 pesos diarios.
“Si no llueve no hay nada, el campo se muere y también uno. Ay de vez en cuando si no había cosechas pa’ levantar, me iba a la obra de peón.
“Si había colados sacaba mis 600 a la semana. Está muy escaso el trabajo, no hay trabajo y no hay dinero y sin eso no hay nada, ¿cómo le hace uno, de qué vive?
“¿Usted se imagina ver a su jefecita partirse el lomo empinada recogiendo cebollas en el rayo de sol?
“Verla llegar hambreada pasadas las 6 a tortear? Todo eso duele y con eso crecí”.

Mataron a su padre
“A mi jefe lo mataron cuando yo tenía 9 años, yo vi cuando lo mataron. En esa época no estábamos tan fregados, mi jefecito tenía sus animalitos. Sembraba su parcela y de ahí nos sosteníamos.
“Lo mataron por no pagarle un becerro fino que vendió, el que se lo compró iba borracho y no quería pagarle lo que mi jefe pidió.
“Se enojó cuando se le dijo que ese era el precio y que si no lo pagaba, no se lo llevaba.
“Me acuerdo que sacó la pistola y le iba a dar al becerro, pero mi jefe se metió y me lo mataron”.

Desgracias
“Mi madrecita se me acabó, de ahí se le vino la diabetes. Se empezó a hacer flaquita y viejita.
“Ahorita si la ve, no parece que tenga 56 años, se ve como de 70. Arrugadita y con su cabeza blanca. Mi jefecita es trabajadora, tenía que sacarnos adelante y se puso a trabajar en el campo.
“Ella le buscaba la forma, pero no nos dejó solos. Todos nos pusimos a trabajar y fuimos saliendo adelante.”
“Yo pienso que algo debemos en la familia, algo muy grande porque desde que mataron a mi jefecito nomás han caído desgracias en la familia.
“Mi hermano el mayor tuvo un accidente con un caballo. Fue un día que estaba lloviendo.
“Él para ese entonces trabajaba en un rancho de vaquero, y andaba en su caballo, ya estaba atardeciendo y ya venía para la casa.
“Resultó que con unos truenos el animal se asustó y salió corriendo. Mi hermano se cayó del caballo y se golpeó la cabeza con una piedra.
“Se le hizo una sumida, casi se muere mi hermano. Tuvo suerte porque otros vaqueros vieron y lo llevaron al centro de salud y de ahí se lo llevaron a San Luis para operarlo.
“Duró varios días en coma pero sí sobrevivió. Él desde entonces ya no quedó bien.
“Quedó con daño orgánico cerebral y él ya no se puede valer por sí mismo.
“Eso nos fregó mucho, pero más a mi jefecita. A mi hermano hay que ponerle hasta pañales es como si fuera un bebé. Luego hay que llevarlo cada tres meses a León para que lo revise el doctor y le mande sus medicinas.
“En la presidencia nos donaron una silla de ruedas y eso nos ha ayudado mucho.
“Pero es muy difícil cuidarlo porque hay que trabajar y mi hermano a veces se debe quedar solo”.

La vida siguió
“Eso que le conté fue hace como cuatro años, yo estaba chavalo. A mí también me tocaba cambiar a mi hermano, no había de otra todos le entramos.
“Mi hermano estaba casado, él tiene un chavalillo. Cuando su mujer vio que no quedó bien mi hermano, se fue.
“Abandonó también a su hijo. Nos dejó toda la carga a nosotros. Ni siquiera va a visitar a su hijo. He visto animales que les pueden más sus hijos”.
“Poco después mi otro hermano se casó porque embarazó a la muchacha y se fueron a vivir a la casa de nosotros. El trabajaba como albañil.
“Hace poquillo tuvo un accidente en la obra. Se cayó de un andamio y se fracturó una pierna.
“Mi jefecita sigue trabajando para sostener la familia y eso yo no lo podía soportar. En el rancho el trabajo está más escaso porque no llueve”.

Desesperación
“Es terrible verse uno encerrado, me agarraron los federales, ni para qué decir que no. Sí traía lo que dicen.
“Se me hizo fácil ponerme a tirar mota. No sé cuánto me echen aquí. Ver a mi pobre madrecita que viene desde tan lejos a verme me duele, eso sí es castigo.
“Y todavía me trae comida o hasta unas garritas. Me hace sentir que soy lo peor.
“Yo debería estar trabajando allá fuera para ayudarla. Ya ni me queda decir nada, para qué.
“Solo sé que si me dieran la oportunidad de irme les juro que cambiaría. No tenía mucho vendiendo eso.
“Y tampoco gané mucho dinero, yo creo que hay nomás para pasarla.
“Me sentí desesperado de ver a mi gente que se muere de hambre y por eso me metí a vender y ahora comprendo, de esto se sale o muerto o preso.
“Sé que mi vida no es justificación para hacer lo que hice, pero sólo Dios y uno sabe lo que se siente estarse muriendo de hambre y no tener las oportunidades para salir adelante de buena manera”.

Mi más sincero reconocimiento a los papás que permanentemente se preocupan por el bienestar de sus familias.
Sé que su dedicación y compromiso les han de brindar los valores necesarios a sus hijos para que sean personas de bien ¡Feliz Día del Padre!

*Perito en Psicología Forense
azul.iv@hotmail.com




Lo más leído
EU no impondrá pena de muerte a El Chapo: SRE
María Auxilio Tenorio, nueva titular de la DSP de la capital 
Reportan disparos al aire en la avenida Hidalgo en la madrugada 
Pagan quincena a trabajadores del PRI; les adeudan prestación
Encuentran cadáver descuartizado de niño de dos años 
Se unen sindicatos del sector educativo contra el sistema político
Estancia Infantil, un sueño hecho realidad para Rubí Dávila 
Rescatan a 10 tras avalancha en Italia, dos de ellos niños 
'Hoy será recordado como el día en que la gente tomó el poder de esta nación otra vez': Trump
Asumen cargos nuevos titulares en el municipio 
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 21.55
Venta 22.05
€uro
Compra 23.01
Venta 23.51

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad