Friday 20 de January de 2017

Mi delito… ser un cobarde

Historia de vida

     19 Feb 2012 03:40:00

A- A A+

Compartir:


Un hombre de 26 años mantuvo una relación de noviazgo durante un año y medio con una jovencita de 16 años.
A la par de esta relación mantenía otra con una mujer de 23 años que esperaba un hijo suyo y con quien vivía en unión libre.
Al darse cuenta de este y otros engaños, la jovencita decidió terminar el noviazgo con este sujeto, quien de manera violenta la forzó a tener relaciones sexuales con él.

Quién es este hombre
Mide aproximadamente 1.60 metros de estatura.
Es de complexión robusta, tez morena, cabello rizado y usa barba estilo candado. Sólo tiene la primaria y se dedica a “hacer de todo, de lo que caiga”.

Su versión
“Me llamaron al Ministerio Público porque mi novia me denunció que por violación.
“Yo sí la conozco, pues es mi novia. La conozco desde hace como dos años.
“Luego, luego me gustó porque tenía su carita como de niña, bueno todavía la tiene.
“Como a las seis meses de conocerla me la hice mi novia. Ella ya sabía que yo tenía en esa época un hijo de 5 años y así quiso andar conmigo.
“Yo le dije que con la mamá del niño ya no tenía nada qué ver.
“De hecho mi ex no quería que ni le diera dinero para el niño que porque luego yo me lo quería cobrar en la noche (risas) pos uno es hombre…
“No se crea, el caso es que mi noviecilla sí sabía de ese hijo. No sé por qué ahora dice que se enteró hace poco y que por eso nos peleamos…
“Mire, la verdad es que nos peleamos porque yo le dije que ya me iba a ir al otro lado para chambear.
“Ella se enojó mucho, me dijo que ni pensara en dejarla, se puso a llorar y me hizo ahí su drama. Eso fue en la casa de un amigo.
“Ese día otro amigo y yo andábamos pisteando y fuimos por estas morras. O sea mi novia y su amiga.
“Siempre salíamos juntos los cuatro y nos íbamos a echar cheve y dar el rol.
“A veces nos parábamos en los miradores o si había lana nos metíamos a un motel o mi amigo nos prestaba su depa y ahí nos estábamos viendo la tele porque mi amigo tenía cable y como su depa tiene dos cuartos, a penas nos quedaba bien una para cada quien.
“Era común que tuviéramos relaciones sexuales siempre por voluntad de los dos.
“Ese día ella me empezó a reclamar muchas cosas, era muy celosa, me reclamaba hasta por lo que no pasaba y más por lo que sí pasaba.
“Me reclamó porque se enteró de que yo tenía embarazada a una muchacha. Ya tenía ocho meses esta chava y también me reclamó porque le dijeron que yo vivía con ella.
“Sí es cierto, pero ella se hace que no sabía. Yo ya le había explicado que tenía que vivir con esta chava porque si no, sus hermanos me iban a golpear.
“Y que nomás naciera el chamaco, yo me largaba porque yo no la quería y si va a haber chamaco es porque ella anduvo de aprontona.
“Yo le dije que a ella que era la mujer que de verdad quería, que si le contaban de otras no hiciera caso, que esas viejas eran las resbalosas.
“Ella empezó a besarme y acariciarme la espalda y hasta me quitó la playera…
“Estábamos en la sala y de ahí nos pasamos a una de las recámaras porque le dije que a lo mejor llegaba mi amigo.
“Ya sabía ella a lo que iba. Nada de eso que fue a fuerzas fue cierto. Ella siempre quiso conmigo todo.
“Yo ya me voy al otro lado. Me andan achacando otros tres escuincles y yo no voy a andar limpiando pañales”.

La versión de ella
“Denuncié a mi novio porque me forzó. Él ha sido mi novio desde que yo tenía 16 años. Nuestra relación siempre fue muy buena.
“Nos llevamos muy bien y sí me la pasaba padre con él.
“Desde el principio él quería tener relaciones sexuales conmigo, pero yo no quería porque yo era virgen y sí me quería casar bien.
“Como yo no las había tenido antes, no estaba segura de tenerlas; él me insistía mucho y comenzó a decirme que yo le gustaba para esposa y que se iba a casar conmigo, que nomás que yo cumpliera los 18 años.
“Yo acepté y desde entonces empezamos a tener relaciones sexuales una vez al mes”.

Cambió
“Después de un tiempo él empezó a cambiar mucho conmigo, se portaba muy agresivo y violento.
“Me trataba con insultos y muchas groserías. Después se arrepentía y lloraba mucho. Me pedía perdón de rodillas y yo lo perdonaba.
“Cuando se ponía así de agresivo a mí me daba mucho miedo, no era muy seguido, sólo cuando tomaba mucho; una vez trató de estrangularme.
“Yo no le platicaba nada a nadie porque yo sabía que me dirían que lo dejara y yo no quería dejarlo.
“Yo estaba segura de que él nunca me haría nada malo porque él sí me quería. Todavía me quiere, yo sé que él está muy triste porque lo denuncié”.

Me engañó
“A principio del año me enteré de que tenía cuatro hijos, yo no le había dicho nada.
“El último bebé lo procreó cuando estaba conmigo, yo no sabía nada de eso.
“Yo estaba muy enojada con él, no le contestaba el teléfono y no quería verlo para nada.
“Tenía ya como tres meses sin verlo. Para mí la relación había terminado desde que supe lo de sus hijos”.

Ya me quería ir
“Ese día me llamó mi amiga para invitarme a dar la vuelta.
“Me dijo que sólo iríamos ella, su novio y yo.
“Llegaron por mí como a las 8. Cuando lo vi en el carro del novio de mi amiga yo no me quería subir.
“Se bajó él y me empezó a hablar muy cariñoso, me decía 'ándale nenita, súbete' y cosas así de ridículas.
“Me subí, pero me fui atrás con mi amiga. Fueron a comprar cervezas y él me dijo que se quería pasar atrás conmigo.
“Anduvimos dando la vuelta un ratote y él seguía hablándome cariñoso y apapachándome.
“Yo le decía que mejor se quitara, que mejor se fuera con la vieja con la que vivía y él se hacía el que no sabía nada.
“Les dije que mejor me llevaran a mi casa y me dijeron que otro ratillo, que nomás iban a ir a la casa de una amigo.
“Llegamos a la casa de un amigo de mi novio, ya en otras ocasiones habíamos ido ahí a ver el futbol o a ver videos y ese amigo le prestaba el departamento cuando él quería tener relaciones sexuales conmigo.
“Nos bajamos y el amigo nos invitó a cenar. Luego el amigo se fue y nos dejó a los cuatro solos”.

Me quería convencer
“Yo le empecé a decir a mi novio de lo que me había enterado de sus hijos y de que vivía con una chava.
“Él me dijo un montón de mentiras, que sólo me quería a mí y que ese hijo ni era de él, que vivía con la chava que porque lo iban a golpear y que los otros niños no eran de él. Yo no le creía nada.
“Él me hablaba todo meloso y me caía gordo porque ya estaba borracho. Mi amiga y su novio ya se habían encerrado en un cuarto.
“Nosotros estábamos en la sala. Mi novio me quería besar y me decía que quería tener relaciones conmigo, que ya lo perdonara y que yo era su niñita, que no me cambiaría por nadie.
“Yo no le creía nada. Él empezó a besarme y me abrazaba muy fuerte, yo no podía con él porque estaba muy fuerte porque hacía pesas.
“Se empezó a subir a mí y yo sólo podía pegarle en la espalda, pero me tenía sometida y yo le decía que se
quitara.
“Él me decía que no, que esa sola vez de despedida que porque ya se iba a ir de aquí.
“Me forzó, yo no pude con él, no me pude defender.
“Antes sí quería y sí era voluntario, esta vez no fue así, para mí ya estaba terminada la relación desde tres meses antes cuando supe lo de sus hijos.
“Tengo mucho miedo, me despierto porque tengo pesadillas sobre lo que pasó.
“Aunque él fue mi pareja eso no quita que me haya violado. Sé que lo superaré, tengo que rehacer mi vida”.
Al sujeto le dictaron una sentencia de ocho años de prisión.

*Perito en Psicología Forense
azul.iv@hotmail.com




Lo más leído
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 21.91
Venta 22.41
€uro
Compra 23.32
Venta 23.82

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad