Thursday 23 de March de 2017

¿Miedo a la muerte?

     7 Nov 2012 04:00:00

A- A A+

Compartir:

Noviembre tradicionalmente es tiempo de recordar a los muertos, especialmente a aquellos que nos fueron más cercanos. Entre ellos y nosotros hay un lazo indisoluble. Nos negamos a desprendernos de las personas muertas que amamos y experimentamos una cercanía diferente, pero real, aunque paradójica. Negarse a la ausencia del que se ha amado es algo muy común: “No podrás morir. Debajo de la tierra, no podrás morir. Sin agua y sin aire, no podrás morir…” (Jaime Sabines).
La pregunta sobre la muerte es compleja. Si preguntaras a alguien simplemente, genéricamente: “¿tienes miedo a la muerte?” Te sorprenderían las respuestas. Y no podría ser de otra manera si son tantos los conceptos y los aspectos que esa palabra contiene. Y tantas las vivencias personales y las edades diferentes que varían los pensamientos y las ideas.
Epicuro (siglo 4 ac) tiene sentencias memorables sobre este asunto: “el más terrible de los males, la muerte, es nada para nosotros, porque cuando estamos, ella no está y, cuando llega, nosotros ya no estamos… Pero el vulgo huye de la muerte como el más grande de los males, o la busca como fin de todos sus males. El sabio, en cambio, no pide vivir, ni teme el no vivir: ni es contrario a la vida, ni sostiene que la muerte sea un mal”.
Quisiéramos aceptar esta idea, así, sin más, la cual sólo se comprende en el contexto del pensamiento del filósofo; pero hay algo más que sólo los extremos vida-muerte: el proceso, a veces largo y doloroso, que nos conduce de uno a otro. Y no sólo nosotros vamos a morir, seguramente tendremos que desprendernos antes de muchos a quienes amamos y que son personas fundamentales en nuestra existencia.
Según algunos hoy la muerte es tabú. Muchos se niegan a tocar el tema, ¿para qué pensar en eso, si es tan agradable la vida? Hoy estamos menos preparados psicológicamente para morir, incluidos aquellos religiosamente practicantes. El progreso sanitario ha reducido la mortalidad infantil y ha aumentado las expectativas de vida. Hoy pocos mueren en casa, generalmente sucede en un hospital, lejos de los parientes que se privan de la experiencia dolorosa pero fecunda que realizaban las pasadas generaciones, asistiendo de cerca y con relativa frecuencia a las personas queridas que morían ante sus ojos. A los niños se les aleja de ordinario el día del funeral y se les cuenta que papá o mamá se han marchado de viaje, como si el retraso de la noticia de su muerte resultara menos traumatizante.
Pero porque estamos vivos, la pregunta sobre la muerte aunque incómoda, resulta ineludible.

*padrefelix98@hotmail.com 




Lo más leído
Muere un hombre al ser atropellado por un tráiler
Hallan cuerpo de hombre sin vida en Vialidad Siglo 21
Pierde capital $15 millones por no presentar proyectos a tiempo
Tendrán empleados de Issstezac descuentos
Invitan a sumarse a actividades de la 'Hora del Planeta'
Visita al doctor
Advertido, un funcionario de la Conafor por mal uso de vehículo
Celebra Grupo Editorial Zacatecas 20 años, con el lanzamiento de 'Imagen Plus'
Pide el IZAI a los municipios actualizar sus portales
Un Paseo por Imagen
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 18.93
Venta 19.43
€uro
Compra 20.41
Venta 20.91

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad