Tuesday 24 de January de 2017

Migrante fresnillense

     7 Jan 2013 03:30:00

A- A A+

Compartir:

Continuamos con nuestra historia que dejamos pendiente hace un par de semanas:
En lo más recóndito de su pensamiento existía la esperanza de oposición o cuando menos resistencia con lágrimas; pero la tácita aprobación de su proyecto lo hizo dudar de la solidez del cariño de Auristela.
Silencioso y cabizbajo salió del jacal y se dirigió al villorrio cercano. Ofreció aquí y allá, hasta encontrar precio conveniente y regresó al lado de su mujer.
-Partiré dentro de dos días. Prepara la ropa indispensable. Mañana vendrá por la vaquilla. La vendí a Braulio Contreras.
-A Braulio Contreras?
-Si. Fue el único que ofreció buen precio.
-¡Ah! Y se estremeció ligeramente. Un imperceptible rubor avivó sus mejillas. Braulio era su constante galanteador y uno de tantos enamorados desdeñados pero tenaz hasta la impertinencia.
Pasaron muchas horas, días, semanas llenas de angustiosas e inútiles esperas. Para Bernardo hacinamiento infrahumano en campos de contratación rigores del clima, estrecheces que lindan con el hambre; humillaciones, y al fin... La aceptación, la permanencia legal en la nación vecina y el confinamiento en campos de trabajo agrícola donde se exprime hasta la última gota de energía a cambio de unos cuantos centavos por hora. Triste condición humana que perdura desde el principio de la historia, desde el tiempo de los primeros faraones. Entonces obligaban a trabajar a latigazos. Ahora se fustiga con la necesidad y el hambre. ¡Ignominioso tráfico que ha enriquecido a tantos nacionales, insensibles al sufrimiento de sus hermanos del campo!
Auristela, al principio, se encerró en su jacal, dedicada a sus animales y a sus recuerdos. Pero los pocos víveres se agotaron y el escaso dinero también. Al fin, recibió dólares de su Bernardo; pagó algunas cuentas y se proveyó de lo indispensable. Pasaron varios meses. Bernardo le escribía y le aseguraba que hacía economías. Anunciaba su regreso próximo y entonces compraría semoviente y darían nuevo impulso a su rancho. Y junto con algunos dólares, enviaba besos a su mujer.
Pero Satanás acechaba... A poco de la partida de Bernardo, Braulio inició el asedio. Al principio en forma discreta. Después, sin guardar las apariencias, pasaba a caballo frente al jacal de Auristela y algunas noches llevó su osadía al extremo de requerirla de amores a través de las paredes de la casucha.
Presa de terror, Auristela recurrió al consejo de su compadre Atanasio y consultó con el padrecito que esporádicamente decía misa en la aldehuela próxima. Le recomendaron prudencia rezar con devoción y trasladarse a Fresnillo, aunque abandonase sus exiguas pertenencias. El compadre podría encargarse de cuidarlas. El consejo era atinado; pero... ¿A dónde y con qué viviría en Fresnillo? Las remesas enviadas por Bernardo no eran suficientes; además ¿cómo hacerlo sin conocimiento de su marido? Para recabar su consentimiento sería indispensable enterarlo del motivo. Conocía bien el carácter y los celos de Bernardo. Sería lo mismo que precipitar su regreso y orillarlo a cometer una barbaridad. Después de cavilar, resolvió solicitar la anuencia invocando otro motivo, aburrimiento o temor indeterminado.
Pero estaba escrito que el luto, la sangre y la violencia habría de empañar aquella vida sencilla e insignificante.
Cierta madrugada, próxima ya al amanecer, después de una noche de inquietudes e insomnio, desesperada por el calor del solsticio de verano y  con el deseo de calmar la sed y al hambre, abandonó el camastro, se arregló el pelo con la pañoleta como era su costumbre y se dirigió a la nopalera, vestida tan sólo con el fondo. Pero el deseo, llevado a la obsesión, es tenaz y acecha día y noche hasta alcanzar la presa. Precisamente esa madrugada, enardecida la sangre por el ansia pecaminosa y por el insomnio, el calor lanzó a Braulio a los barbechos y sin darse cuenta, se aproximó a la casa de Auristela con la vaga esperanza de encontrarla.
“Continuaremos en las próximas semanas con esta historia”.

*hernanvalverder@gmail.com




Lo más leído
Adolescente embarazada resulta herida en Cancún
Alumno de secundaria amaga en Facebook con tiroteo
México se levanta de la mesa si nos quieren hacer pagar el muro: SE
Reconocen incremento de homicidios en Guadalupe
Habrá matrimonios colectivos en Zacatecas
Cercano a Trump percibe ventajas para canadienses
A la mesa, todos los temas: Peña; anuncia decálogo para negociar con EU
Mejor esperar que renegociar TLC con Trump: Excanciller Derbez
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 21.30
Venta 21.8
€uro
Compra 22.99
Venta 23.49

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad