Monday 16 de January de 2017

Miopía literaria

     5 Oct 2012 03:30:00

A- A A+

Compartir:

A Jesús Becerra Villegas.
Por la acreditación del Doctorado en Ciencia Política, UAZ.

Hace unas semanas me invitaron a impartir un curso de literatura latinoamericana en una universidad pública. Los asistentes, alumnos ellos del último grado de la licenciatura en literatura mexicana, mostraron interés por la temática y comprobé que eran asiduos lectores de las obras de autores nacionales.
Sin embargo,  su conocimiento sobre literatura latinoamericana era escasa y  casi nula en el caso de la europea o estadounidense. Jamás habían leído a Felisberto Hernández, Macedonio Fernández, Milan Kundera, Italo Calvino, William Faulkner o Samuel Beckett, por mencionar sólo algunos de los más importantes escritores del siglo veinte.
Al parecer, este es un mal generalizado en México. Al centrar los estudios sobre lo que se escribe a nivel local, no hay punto de comparación con las obras de otras latitudes para su real valoración.
Por ejemplo, no se puede saber si las supuestas genialidades discursivas y literarias de una novela no son, en realidad, un refrito de lo que otro autor ha escrito ya en otro continente, incluso mucho antes de la aparición de la obra mexicana.
Recuerdo que cuando participé, hace años, en la elaboración de un programa de doctorado, donde una de las líneas reflexivas giraba en torno a la literatura contemporánea, uno de los dictaminadores cuestionó la inclusión de la narrativa siciliana porque carecía, según él, de interés para un estudiante mexicano, comentario que, por supuesto, poseía un alto grado de insensatez e ignorancia.
Al centrarse en la producción local, en lugar de privilegiar lo diverso del hecho cultural y artístico, las escuelas de literatura, en su mayoría, inhiben la reflexión en torno a aquellas obras que, independientemente de donde se producen, pueden ayudar al alumno a conocer y comprender las propuestas estéticas y críticas de autores que hablan de la condición humana, los males de la modernidad, el compromiso ético, etcétera.
Si abrieran el panorama de análisis, sabrían que, por ejemplo, muchas de las obras literarias de escritores sicilianos, como Leonardo Sciascia o Vincenzo Consolo, están centradas en temáticas muy vinculadas a la problemática que tiene nuestro país en la actualidad, como el narcotráfico, la relación entre la delincuencia organizada y la política, la corrupción, la migración o la pobreza extrema.
Este tipo de miopía que impide enfocar bien los objetos lejanos, es decir, lo que se hace más allá de las fronteras nacionales, no es benéfico para el desarrollo de la literatura o las artes mexicanas. Acaso desde allí se comprende por qué los críticos de cine, en sintonía con esta forma de ceguera, muestran tanto conformismo en torno a la mediocridad de las producciones locales.

*Miembro del Sistema Nacional de Investigadores




Lo más leído
La Juve cae ante Fiorentina y queda presionada en la cima
Mineros, listo para recibir a Puebla en la Liga MX
Inauguran cancha de Capital Soccer en Guadalupe
Mineros caen ante Leones Negros en Segunda División
Los Steelers buscarán revancha ante Pats en final de Americana
En un clásico de suspenso, Packers eliminan a Cowboys
Sevilla remonta, trunca racha del Madrid y se pone a uno
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 21.50
Venta 22
€uro
Compra 22.84
Venta 23.34

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad