Sunday 22 de January de 2017

Miscelánea La Jornada: nueva etapa

El que es primero en tiempo es primero en derecho

     6 May 2011 04:00:00

A- A A+

Compartir:

La Jornada Zacatecas, con el mes de mayo que transcurre, ha iniciado una nueva etapa en su quehacer informativo. La franquicia ha regresado a sus originales franquicitarios, después de haber quedado por una larga temporada en manos de Claudia Sofía Corichi García y de Azucena Reyes, ésta, senadora suplente de la primera.

Los medios de comunicación forman parte fundamental en el tejido de la sociedad contemporánea. La gente asume posiciones y toma definiciones, de acuerdo a la información que recibe y en la que confía. Es de tal dimensión su importancia, que el código de ética propuesto por Trejo- Delarbre (1997) plantea: “los medios de comunicación, al tener el enorme privilegio de dirigirse con sus mensajes a la sociedad, contraen con ella compromisos y deberes.
La responsabilidad que tienen con la sociedad, obliga a que los medios de comunicación, se desempeñen con especial cuidado en sus tareas de informar, entretener, orientar y contribuir a la educación”.
Ciertamente, el último director nombrado por Claudia Corichi, le dio al periódico un giro de parcialidad y hasta de perversidad; de injuria y denostación.
Por ello, es esperanzador que, por el bien de Zacatecas y de los zacatecanos, se retomen los principios que a la noble causa del periodismo ha impuesto, desde su creación e, invariablemente, La Jornada Nacional.
Coincido con mi amigo Martín Carcaño quien, desde la trinchera periodística donde labora, hace el día de ayer un reconocimiento merecido al grupo de profesionales que desde siempre puso lo mejor de su empeño para darle calidad y prestigio al medio, en cuya desviación la base trabajadora está exenta de responsabilidad.
Al igual que lo hace Carcaño vaya mi reconocimiento a los trabajadores:
Ángel Amador Sánchez, Teresa Morales Duke, Alonso Chávez Landeros, Bet-birai Nieto Morales, Araceli Rodarte Solórzano, Elizabeth Amador Márquez, Alma Alejandra Tapia Hurtado, Martín Catalán Lerma, Jorge Vásquez Valdés, Carlos Iván García Sánchez, Javier Alberto Valadez Becerra, Guillermo de la rosa Alonso, Miguel Ángel Núñez López, Enrique Israel Martínez Becerra, José Manuel Gutiérrez López, Oscar Arturo Báez Miguel y María del Refugio Grey Martínez;
Y mi deseo de que no paguen culpas ajenas y continúen en el medio al que con lealtad y profesionalismo han servido.
El que es primero en tiempo
es primero en derecho:
“El que es primero en tiempo es primero en derecho”, solía decir al pasar el umbral de la puerta de los juzgados, el prestigiado abogado zacatecano, ya fallecido, Arturo F. Robles García de la Cadena, para exigir su derecho en tiempo, respecto a la emisión de las resoluciones judiciales.
Con motivo del 25 Festival Cultural de Semana Santa en Zacatecas algún funcionario, no precisamente con sensibilidad social, tuvo la ocurrencia de reservar centenares de espacios para trabajadores de alto nivel del Gobierno del Estado y para sus familiares, así como para amigos de éstos, violando con ello el principio jurídico que como título de éste artículo se invoca.
La gente, los ciudadanos de a pie como se dice ahora, esperaban la apertura de la plaza de armas, espacio destinado a los eventos principales del festival, precisamente de pie y por largas horas. De pronto,  ya para comenzar el espectáculo, un tumulto de funcionarios y parientes, con un distintivo colgado del cuello, ingresaban al espacio público y ocupaban cómodamente y sin fatiga alguna el sillerío que gentilmente les había sido reservado.
Todo esto ante la mirada de impotencia de quienes, sin influencia de por medio, tuvieron que dedicar mucho de su tiempo para gozar de un evento que a través de sus impuestos habían pagado de antemano.
El zacatecano aún es paciente, por eso a lo más que llegó en su protesta por ese acto de abuso de poder, fue gritar: ¡fuera la realeza! ¡que se formen! ¡que se formen! en clara referencia a la diferenciación de trato que el gobierno priísta imponía cual si fuera la sombra del retorno a las castas sociales.
En razón del principio de equidad, de respeto a la dignidad de la gente, y del principio jurídico elemental: “el que es primero en tiempo es primero en derecho”; no debe repetirse la conducta discriminatoria en razón de relaciones con el poder y de ninguna otra.

*Profesor Univeritario




Lo más leído
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 21.57
Venta 22.07
€uro
Compra 23.10
Venta 23.6

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad