Tuesday 24 de January de 2017

¿Mouriño y Juan Villoro se hermanan?

CARTAS DESDE EL EXILIO

     2 May 2011 04:00:00

A- A A+

Compartir:

A Juan Villoro le debería estar vedado escribir de fútbol. Es un magnífico narrador a quien respeto añejamente, pero cuando pisa la cancha comete pifias majestuosas que avergonzarían al mismísimo Perro Bermúdez.
Hace un par de semanas lanzó una insólita gracejada en las páginas del Reforma, sin considerar que tiene una reputación que cuidar.
Este señorón de las letras, acaso pensando que la fama otorga licencia para pontificar sobre el fútbol, tuvo la puntada de afirmar algo excesivamente temerario, que no dejaré pasar por alto, sobre todo porque la niñez mexicana debe saber, bien a bien, lo que pasa en el balompié de la liga española.
La crítica puede ser mordaz, pero escrita con el alma helada, si se desea abrazar la verdad por completo. Eso es lo que desprecian los juanramones, los carlosalberts, los televisos y los higaditos encebollados teveaztequitas.
Pero regresando al punto central de la querella, me pregunto: ¿por qué usted, Don Juan? Mentalmente barajo diversas respuestas para justificar sus dichos y limpiar su honor, pero sólo encuentro ciegas adhesiones a un mediático personaje de nuestra decadente época.
Acepto que el Real Madrid ha sido un equipo celestial a lo largo de su historia, con sus más y sus menos, añadiría yo con humildad.
Sin embargo, una cosa es una cosa, y otra muy distinta, es aseverar, con tono de señorito madrileño, lo siguiente, cito textualmente porque la incredulidad es férrea sombra: “el portugués logró dos resultados sorprendentes: mejorar al Real Madrid y al Barcelona” (Reforma 15/04/11).
Creo que ni el más anodino de los presidentes mexicanos se hubiese atrevido a escupir este disparate. Por favor, deje esa boutade a los políticos del PP, usted es solidario de las causas abstractas de la izquierda. En realidad, Mouriño es hijo de la modernidad mediática, al igual que el Real Madrid de los últimos tiempos. El portugués privilegia ese mediocre valor económico tan en boga: la eficacia. Al mismo tiempo, los jugadores merengues se pasean por las pasarelas fashion del mundo y modelan en calzoncillos su cuerpecitos para saciar el gusto de las inefables consumidoras.
Del otro lado, Pep invita a transitar por el fútbol poesía, exaltando las propiedades creativas de sus jugadores, inspirados por la tríada demoníaca: Iniesta, Xavi y Messi. Claro que una liga como la española interesan los resultados positivos y las ganancias monetarias. No obstante, el Barça ha demostrado que del infierno pueden brotar orquestaciones punzantes y libres, estéticas y efectivas, lances y jugadas improbables.
Hoy el ilusorio prestigio de “Mou” ha caído en picada: por la boca muere el pez. Y el Barça sigue proponiendo el fútbol poesía.

*Miembro del SNI




Lo más leído
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 21.39
Venta 21.89
€uro
Compra 22.99
Venta 23.49

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad