Sunday 22 de January de 2017

Mujer y arte

     8 Mar 2012 03:20:00

A- A A+

Compartir:
"Venus en el espejo", de Diego Velázquez.

Con motivo de la conmemoración del Día Internacional de la Mujer dedicamos este pequeño tributo al quehacer artístico femenino que al igual que en muchos otros aspectos de la vida humana carece de igualdad de oportunidades y de reconocimiento.
Desde el nacimiento del arte, la figura femenina ha hechizado la creación artística en todas sus disciplinas.
Desde las primitivas figuras de Venus representando la deidad de la fertilidad y la parte materna en contraste con el inalcanzable Monte Parnaso, de la mitología griega, donde refinada y graciosamente habitan las dueñas de la inspiración artística: Las musas, Calíope (poesía), Clío (historia), Erato (lírica), Euterpe (música), Melpómene (tragedia), Polimnia (retórica), Talía (comedia), Terpsícore (danza) y Urania (ciencia de las estrellas), todas mujeres.
Para la Edad Media la figura femenina se polariza con dos estereotipos que persiguen la historia de la mujer hasta nuestros días como Santa, reina y encargada de las buenas costumbresn y en el otro extremo como Libertina, bruja e indecente culpable de las tentaciones de la época, la mayoría de las representaciones se encuentran en alguno de los polos.
Ya para el Renacimiento, la escuela clásica considera que las proporciones perfectas y más armoniosas las posee el cuerpo femenino, y es así como se concibe con grandes creaciones de la hipnosis que produce la mujer como “El nacimiento de Venus”, de Bottichelli, o la enigmática Gioconda, de Da Vinci.
Es así como la mujer se vuelve uno de los temas recurrentes en las piezas artísticas dejando a un lado el aspecto religioso.
La destreza técnica, el talento y genio de Durero, Velázquez y Goya se perfecciona y potencializa en los impactantes retratos al desnudo que realizan convirtiendo al desnudo femenino en un referente obligado de la enseñanza y etapa de crecimiento en la maestría de la aptitud artística.
Con las vanguardias, las mujeres como iconografía vuelven a ser el corazón de la obra.
Ejemplo de esto es la pintura de Dalí y su recurrente discurso visceral hacia Gala, o Picasso con esa nueva concepción del mundo femenino en las “Señoritas de Avignon”.
Hasta nuestros días un sinónimo de belleza, plenitud, armonía y perfección es la mujer, que sigue siendo el tema por antonomasia al referirse a la estética.
Por otro lado hacemos votos y esfuerzos para que la creación femenina llegue a tener el mismo impacto, apoyo y reconocimiento por parte de la sociedad y las instituciones que las realizaciones de los hombres.
Si bien es cierto que el mercado lo domina el género masculino, la mujer posee una fuerza creadora y sensible por naturaleza que con gran facilidad puede plasmar en toda disciplina artística.
Dejemos de concebir que el hombre se dedica al arte como oficio y profesión y la mujer lo hace como actividad recreativa y pasatiempo, pues estamos ávidos de la visión femenina de este mundo y que lleguen a ocupar ese lugar que la historia y un mundo inequitativo les hemos negado.

Twitter: @mantramexicano                




Lo más leído
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 21.57
Venta 22.07
€uro
Compra 23.10
Venta 23.6

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad