Tuesday 24 de January de 2017

Mujer y ciencia

     11 Mar 2011 04:00:00

A- A A+

Compartir:

Segunda parte

Ya para 1870 las instituciones académicas aceptaban mujeres en su matrícula, sin embargo no les ofrecían las mismas condiciones ni las mismas oportunidades que a los hombres, todo partía de la concepción que se tenía de que la mujer debía prepararse solo para confinarse a un hogar.
Pese a que las mujeres ya podían inscribirse en las instituciones, en realidad su ingreso a las universidades fue un proceso largo y difícil, por ejemplo aún a finales del siglo 19 existía la creencia de que las mujeres no debían acudir a las universidades en virtud de que constituían un distractor para el estudio; la lucha ante las restricciones y limitaciones siguió hasta comienzos del siglo 20.
Pero la lucha continuó, luego de superar las vicisitudes  en el ámbito académico siguieron los obstáculos en la vida laboral, las jóvenes egresadas no tuvieron acceso a ciertos espacios reservados  entonces solo para los científicos, de tal manera que las principales actividades en las que éstas comenzaron a desempeñarse fueron: el trabajo relacionado con el cuidado de las bibliotecas, el trabajo secretarial y la recopilación de datos; situación no ajena a nuestros tiempos.
Resulta imperante resaltar que a pesar de todas las dificultades,  la historia refiere grandes aportaciones hechas por mujeres a la ciencia, logros que ya no pudieron ser minimizados;
Como el premio nobel entregado a Marie Curie en 1903,  fisicoquímica que descubrió la radio y que se convirtió en la primer mujer en recibirlo.
Muchos nombres femeninos han quedado plasmados en la historia de la ciencia y sus aportaciones contribuyeron al desarrollo de la ciencia:
Virginia Apgar; primera mujer en ingresar al Colegio de Médicos y Cirujanos de Columbia, Nueva York; Gertrude B. Elion, sus contribuciones en el ámbito de la medicina hicieron posible el trasplante de órganos; Valentina Tereshkova, primer mujer en volar al espacio; Grace Hopper, en 1949 escribió los códigos de una de las primeras computadoras comerciales y en 1957 inventó el primer compilador con comandos en inglés.
Científicas mexicanas también han sido internacionalmente reconocidas por sus aportaciones: entre otras tenemos a Matilde Montoya que fue una de las primeras mujeres en estudiar medicina, posteriormente se convirtió en una luchadora por la equidad de género y el acceso de las mujeres a los estudios superiores;
Ana María López Colomé ha contribuido en el estudio de la prevención de la ceguera;  y Silvia Torres quien después de Alejandra Bravo, microbióloga que ganó el premio L´Oreal-Unesco For Women in Science 2010, recibió el pasado 3 de marzo  por sus trabajos para explicar el origen del universo el premio en su edición 2011.
En la actualidad mujeres de todo el mundo siguen en pie de lucha, exigiendo una sociedad con mayor equidad e igualdad de oportunidades, pero no olvidemos celebrar también los avances conseguidos a través de actos de valor y decisión de las mujeres en el pasado.  

*Docente Investigadora
de la UAZ




Lo más leído
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 21.38
Venta 21.88
€uro
Compra 22.92
Venta 23.42

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad