Monday 16 de January de 2017

Mujer y ciencia

La intervención de la mujer en el ámbito de la investigación y el conocimiento data entonces de muchos años atrás, pese incluso a que en ciertas épocas no tenía acceso a estudios superiores

     4 Mar 2011 04:00:00

A- A A+

Compartir:

Primera parte
 

El próximo martes 8 de marzo,  al igual que el 19 de marzo de 1911 en que  se celebró por primera vez el Día Internacional de la Mujer, conmemoraremos la  lucha de la mujer por su participación en un plano de igualdad con el hombre en el desarrollo de la sociedad compleja de la que formamos parte.
La lucha no es un asunto reciente, ni tampoco es asunto de un solo día, el Día Internacional de la Mujer está reconocido por la Organización de las Naciones Unidas y desde los primeros años de su “celebración” se ha exigido para las mujeres igualdad de oportunidades en la vida política y económica.
Sin embargo la participación activa de la mujer en el desarrollo de la vida de los países data de mucho tiempo atrás, la lucha es precisamente por el reconocimiento de lo que durante siglos se ha hecho, pero que se ha minimizado, ignorado y en ocasiones, aún cuando se ha dado cierto reconocimiento, se ha dejado en el olvido.
Esto, no es a partir del reconocimiento del Día Internacional de la Mujer, que la mujer ha comenzado la lucha por  intervenir en todas y cada una de las esferas productivas de la sociedad, su participación activa en algunas de ellas se ha dado desde hace siglos, por ejemplo en los anales de la historia de la ciencia, aparecen, aunque pocos, nombre femeninos; como el de Hipatia de Alejandría, una de las primeras grandes matemáticas en el año 370.
La intervención de la mujer en el ámbito de la investigación y el conocimiento data entonces de muchos años atrás, pese incluso a que en ciertas épocas  no tenía acceso a estudios superiores, sin embargo mujeres que vivieron antes del siglo 19 que se dedicaron al estudio científico hicieron aportaciones que hasta nuestros tiempos son relevantes, como las contribuciones astronómicas que hizo María Margaretha Winkelman (1670-1720).
Las mujeres que entonces decidieron involucrarse en el trabajo intelectual, tenían que hacerlo a través de lecciones privadas, muchas lo hicieron a escondidas o bien lo pudieron realizar por tener familiares varones dedicados a ello, está el caso de Marie Anne Lavoisier que aprendió química en el laboratorio de su esposo.
Se veían obligadas a hacerlo así debido a que las universidades consideraban a las mujeres como seres opuestos a la ciencia, dicha oposición se basaba en la consideración de que la mujer es emocional y temperamental, condiciones que a su criterio  se contraponían con la racionalidad de la ciencia.
Por fortuna esto no impidió la incorporación de las mujeres en el campo del conocimiento, y precisamente ante las aportaciones que hicieron mujeres francesas en el terreno de las matemáticas y la astronomía, universidades y academias se vieron obligadas a reconocer el trabajo de las mujeres.

*Docente-investigadora
de la UAZ




Lo más leído
Sevilla remonta, trunca racha del Madrid y se pone a uno
Mineros, listo para recibir a Puebla en la Liga MX
Inauguran cancha de Capital Soccer en Guadalupe
La Juve cae ante Fiorentina y queda presionada en la cima
En un clásico de suspenso, Packers eliminan a Cowboys
Mineros caen ante Leones Negros en Segunda División
Los Steelers buscarán revancha ante Pats en final de Americana
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 21.50
Venta 22
€uro
Compra 22.86
Venta 23.36

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad