Friday 20 de January de 2017

Niños milagro sin mano divina

     5 Mar 2012 03:30:00

A- A A+

Compartir:

Estrella es una niña granadina que nació en el hospital del Rocío de Sevilla tras un proceso de selección genética. Su llegada al mundo servirá para tratar una enfermedad hereditaria que padece su hermano. Aunque en la ciencia, los milagros no se contemplan, da la sensación de estar ante una disciplina que, a sabiendas de que no viene de la mano divina, sí da garantía de que cura, da vida y las salva.
En España, desde que se aprobó la Ley de Reproducción Humana Asistida en mayo del 2006, casi 70 familias han solicitado autorización para tener hijos con fines terapéuticos. A estos niños se les conoce como “bebés medicamento”, por las posibilidades que tienen de curar a terceros -en este caso es a su hermano-, a través de las células madre que aportan con su cordón umbilical.
Es una medicina regenerativa que intenta curar al enfermo con sus propios recursos. Una pareja que al dar a luz a otro hijo, tiene posibilidades de curar al que ya tiene, sin tener porque menospreciarlo o ningunearlo, o no dedicarle las atenciones necesarias.
Que un niño sea concebido porque su hermano necesite ayuda, dice mucho del amor de los padres. Cuántos embarazos se han producido sin desearlo y de forma inesperada.
Guillermo Antiñolo, director de la Unidad de Genética, Reproducción y Medicina Fetal del Hospital del Rocío de Sevilla, explica que a los niños que vienen al mundo no se les “toca”, sino que es en el cordón umbilical, con el que estos niños están conectados para alimentarse, donde se aplican las técnicas de extracción y selección de las células madre. Que más tarde serán usadas para curar a su hermano, debido a la compatibilidad genética, requisito imprescindible para seguir adelante con el embarazo.
Antes de esto, se han seleccionado las células libres de cualquier enfermedad a partir de embrión sano que, posteriormente, se introducirá en el útero de la madre. Pero donde unos ven progreso, otros ven manipulación ilegítima. Donde unos sienten que los avances científicos mejoran la vida de las personas, otros ven engaño, pecado o intromisión en la tarea divina de  encender la chispa de la vida.
En España, después de cinco años de que se le diera luz verde a la ley, sólo se han dado, de las casi 70 solicitudes, siete casos en los que se ha aprobado este tipo de tratamiento. Aunque sólo dos de ellos han salido adelante.
Hace unas semanas, en la Universidad Oxford, se realizó un debate entre el Biólogo Richard Dawkins y el arzobispo de Canterbury y líder de la Iglesia Anglicana, Rowan Williams. En ella hubo dos posturas: Darwinismo frente al Creacionismo. Ciencia frente a religión. La una no tiene porque anular a la otra, pero cuando se trata de curar vidas, es necesario que seamos hombres del siglo 21.

*Centro de Colaboraciones Solidarias
 




Lo más leído
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 21.91
Venta 22.41
€uro
Compra 23.32
Venta 23.82

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad