Monday 16 de January de 2017

No hay desayunos gratis

Perspectivas

     14 May 2012 04:00:00

A- A A+

Compartir:

En el imaginativo popular, los bienes y servicios que provee el gobierno deben ser muy baratos o regalados y, además, es obligación gubernamental pagar en nombre del ciudadano, salud, educación, transporte, etc.
Es decir, hay una creencia de que si el gobierno paga, le sale gratis a todo el mundo.
De esa creencia se aprovechan los políticos y en tiempo de campaña hacen promesas de que la vida será gratis si los eligen para presidentes municipales, diputados locales o federales, senadores, gobernadores y presidentes de la República.
Si hoy hiciéramos un recuento de lo que han prometido todos los que hoy andan en campaña, no es una exageración decir que ya con eso se gastó todo el presupuesto del país de cuando menos los siguientes 10 años.
Se ha escuchado crear un sistema de pensiones para 4.5 millones de ciudadanos; dar becas a todos los que estudien preparatoria y a todos los que quieran ir a la universidad; garantizar un ingreso mínimo mensual para adultos mayores, madres solteras y viudas; bajar el precio de la gasolina y la electricidad; dar trasporte público gratuito; subsidiar los alimentos; dar uniformes y útiles escolares, subsidiar la compra de vivienda y de vehículos, duplicar presupuestos para los niños, los jóvenes, la cultura, las mujeres, las pequeñas y medianas empresas y como mil etcétera.
Lo que mejor resume el espíritu de las campañas es la frase de un candidato: cueste lo que cueste… y cuesta muy poco.
El fondo del asunto es que todo el dinero del gobierno no es del gobierno, sino que son recursos que aportan quienes pagan impuestos; que el gobierno no genera dinero, sino que son dineros obtenidos por los impuestos que pagan empresas y personas físicas.
Es decir, nada es gratis, nada. Alguien lo paga. Y quienes pagan son empresas y personas que pagan impuestos.
El problema es que las campañas políticas promueven un pensamiento a favor de pagar menos o nada y recibir todo gratis o barato.
Y el modelo es insostenible.
Queremos un México donde nada se pague y todo sea gratis y eso imposible. Es imposible que millones de ciudadanos no paguen impuestos y reciban subsidios indiscriminados, bienes y servicios gratuitos.
No hay dinero que alcance.
El México que plantean los candidatos es un México quebrado, arruinado, endeudado, imposible.
Porque lo gratis no existe; siempre, alguien paga.
Hasta el próximo lunes con nuevas… PERSPECTIVAS.

*Periodista




Lo más leído
Recauda Nungaray apenas 80 mil pesos
Ana María Romo, rectora de la Utzac, triplicó el gasto en combustible 
Hoy es el día más triste, tal vez tristísimo, del año
Llama gobernador Tello a replantear continuidad del Cobaez
Lamenta Gema Mercado que la educación no sea primero; "lo del salario no es una negativa"
Dulce Flores, presidenta de la AEEZ, se defiende de acusaciones
Inauguran cancha de Capital Soccer en Guadalupe
Convocan a artistas y creadores a participar en el Festival Cultural Zacatecas 2017
El gobierno no tiene deudas con los profesores del Cobaez: Miranda
Mineros, listo para recibir a Puebla en la Copa MX
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 21.68
Venta 22.18
€uro
Compra 23.02
Venta 23.52

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad