Friday 20 de January de 2017

Nomás tantito

Ordenando el caos

     6 Dec 2011 04:00:00

A- A A+

Compartir:

Los mexicanos somos harto cariñosos. A los mexicanos nos gusta lo chiquito. Antes de darles voz para sus reclamos, a las pruebas me remito: si vamos a salir es aquí cerquita; los tiempos son un ratito, y una gran cantidad de cosas son rapidito o nomás tantito. Se me ocurre que esos “itos” dan el hito a nuestro destino.

Todos tenemos en nuestro stock de respuestas el sí, pero ya poquito; ya le estoy bajando, pero despacito; esto tiene un defecto, pero es chiquito. La lista es larga y puede acompañarse con una guarnición de situaciones referentes a fumar, comer, trabajar, flojear o andar en la tandareola, como dice mi prima Adriana.
Puede ser muy gracioso el mexicano con su discurso incidental y prueba de ello son los ejemplos que puse arriba más todos esos impublicables que ustedes están pensando –¡vaya, qué pelados son!-. Lo malo de la historia es cuando esas palabritas pasan del dicho al hecho.
Un buen ejemplo es el conductor o conductora estacionados en sitio indebido “porque al cabo no me tardo nadita”.  Además de que esa nadita se puede convertir en largo tiempo, nadie sabe si justo en ese lapso es menester salir de la cochera, usar la rampa de discapacitados o ir de urgencia al baño el otro conductor que quedó encerrado.
Y luego en las escuelas, entre juntas, reuniones y consejos, los alumnos no pierden hora de clase, si nada más salen un poco más tempranito y resulta que a todo el país se le hace tarde cuando los exámenes pues a nadie se le ha ocurrido que nada más estamos medio reprobaditos.
Oigan, y qué me dicen de los impuntuales.  Esos que llegan tantito tarde a todos lados y ya sumados sus tiempos perdidas en el tiempo y el espacio hacen que todos nos ralenticemos de pensamiento, palabra, obra y omisión. Y los que se van unos “diítas” nada más pero regresando cumplen su compromiso de entrega, de pago o de trabajo.
Mi abuelito Felipe iba por todos mis hermanos para que le ayudaran a cargar “unos palitos” que había traído del rancho. Ya frente al vehículo de carga, se encontraban con una decena de morillos para construir otro techo en uno de sus cuartos rentados.
Bueno, queda muy claro que los “itos” mexicanos muy poco de realidad tienen; o le quitamos lo chiquito al lenguaje o cambiamos el significado de tantito en el diccionario.

*dreyesvaldes@hotmail.com




Lo más leído
Suspenderán el servicio del agua en colonias de Zacatecas y Guadalupe 
EU no impondrá pena de muerte a El Chapo: SRE
María Auxilio Tenorio, nueva titular de la DSP de la capital 
Destituyen a Eduardo López de Recaudación de Jerez 
Pagan quincena a trabajadores del PRI; les adeudan prestación
Encuentran cadáver descuartizado de niño de dos años 
Reanudarán las clases el lunes en los 40 planteles del Cobaez
#Video Se registra un aparatoso accidente en el entronque a Morelos 
Reportan disparos al aire en la avenida Hidalgo en la madrugada 
Estancia Infantil, un sueño hecho realidad para Rubí Dávila 
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 21.56
Venta 22.06
€uro
Compra 23.05
Venta 23.55

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad