Monday 23 de January de 2017

Nuestro delito… educar con el ejemplo

     10 Feb 2013 03:40:00

A- A A+

Compartir:

Un accidente de tránsito deja ver cómo la inestabilidad de una madre de familia afecta en todos los sentidos a un joven. Él es testigo y víctima del mal ejemplo civil de su mamá.

La historia del joven
“Vivo con mi abuelita. Esto es porque mi mamá se llevó a vivir a la casa a un hombre. El está ahí desde hace varios años. A mí me da mucho coraje que le pegue a mi mamá. Lo hace casi cada ocho días, cuando se pone borracho.
“Cada semana es lo mismo, puros problemas. En la casa sólo vivíamos mi mamá, mi padrastro y yo. Mis hermanas más grandes ya están casadas y viven en sus casas con sus esposos”.

No me quisieron ayudar
“Les platicaba y me quejaba con ellas de lo que estaba sucediendo. También les decía que me dejaran vivir con ellas, porque yo le tenía mucho miedo a mi padrastro.
"Ninguna de las cuatro me dejó irme a vivir a sus casas. Me decían que no querían tener problemas y que además no me podían mantener.
“Mi jefa lo que quería es que yo la anduviera ayudando con el puesto. Cuando estaba en la secundaria me dijo que ni pensara que me seguiría mandando a la escuela y me sacó en segundo. A mí si me gustaba ir a la escuela, pero ya qué.
“Cuando me sacó de la escuela mi abuelita se enojó mucho y se pelearon, le dijo que lo único bueno que me dejaría era la escuela y que ella me iba a llevar a vivir a su casa para mandarme a la escuela, pero no quiso. Dijo que yo era burro y que me pondría a trabajar".

Relación familiar inadecuada
“Mi jefa siempre ha sido comerciante. De eso nos sacó adelante a mis hermanas y a mí. Es que mis dos hermanas más grandes tenían un papá que se murió en un accidente. Mis otras dos hermanas y yo, según sé, cada uno tenemos un papá diferente que nunca vemos.
“Yo no sé ni quién es. Sólo he conocido de papá a mi padrastro. Mi mamá lo trajo a la casa hace como cuatro años. Siempre ha sido un borracho. A veces trabaja, pero casi siempre dice que está enfermo de su espalda y que no puede ir al trabajo.
“Mi mamá los sábados va a comprarle el vino. Le lleva sus refrescos y también le compra cigarros. Por eso ya no tuvo para mi escuela. Porque también lo mantiene y lo lleva al doctor. Entonces yo tengo que ayudarla en el puesto porque mi padrastro está enfermo.
“Mi mamá me dice que yo estoy para ver qué se le ofrece a mi padrastro. Me mandan a comprarle botanas y cervezas".

Accidente
“Antes de que yo me viniera para con mi abuelita mi padrastro agarró de estarme mandando por su vino.
"A veces no me lo querían vender, pero me daba su credencial de elector y ya me lo vendían.
“Ese fin de semana cuando choqué, mi padrastro andaba muy entrado. Ya eran como eso de las 12 de la noche y me dijo que le fuera a traer unas cervezas al expendio.
"Mi mamá le dijo que ya era muy tarde y que no me fuera a pasar algo. Entonces él dijo que me llevara la camioneta.
“Yo no sabía manejar porque nunca había manejado, dije ‘al cabo y es automática’. Esa camioneta era de mi mamá, pero mi padrastro era el que la traía siempre. Nosotros alquilábamos para llevar las cosas al tianguis.
“Se empezaron a pelear, pero me gritó: ¡ve y tráeme las cervezas o te la parto! Me aventó las llaves y me salí. Sí le pude dar. Me sentía bien fregón, le empecé a pisar el acelerador e iba bien reciote. Estaba muy emocionado.
“Bajé hecho la raya por esa calle que cruzaba por la avenida. Sí vi que estaba el semáforo, pero no se paró la camioneta. Nomás vi un taxi que se me atravesó. Le quise frenar, pero la camioneta le aceleró más. Me pegué bien gacho con el volante en la cara y yo creo que me desmayé.
“Cuando desperté me estaban atendiendo en una ambulancia. Ya le habían hablado a mi mamá. No me detuvieron porque todavía no cumplía 18 años.
"El taxi quedó muy amolado, como si ya no fuera a servir. Iban dos señoras y una niña en el taxi. Las tres salieron muy golpeadas.
“A una de las señoras se le rompió la pierna y la tuvieron que operar. La niña y la otra señora sólo estaban golpeadas. El chofer se le rompió un brazo y muchas cortadas.
“A mí también se me fracturó una pierna, la del acelerador. Hicieron unos estudios los de tránsito y dijeron que yo tuve la culpa porque no me paré en el semáforo. Pero ya le dije que la camioneta no se paró, le aceleró más”.

Irresponsabilidad
“De primero mi mamá les dijo que les iba a pagar todo, pero que no me fueran a meter a la cárcel. Los tránsitos dijeron que no se podía y que tenían que hablarle al Ministerio Público porque había gente lesionada. Se llevaron los carros para el corralón y las gentes al hospital.
“Mi mamá fue con los licenciados y firmó unas hojas en donde íbamos a pagar. Como yo trabajaba con mi mamá pensaba que si les daba lo que mi mamá me tenía ‘alzado’ de mi salario y les iba pagando más dinero cada semana, sí les pagaba bien a las gentes.
"El taxista iba a cobrarle y ella le decía que luego o se le escondía. A las señoras nunca les pagó nada del hospital”.

Lo explotaba
“Resultó que mi mamá no me tenía guardado nada de lo que me tenía que pagar, yo pensaba que tenía como 20 mil pesos.
"Desde ese día me dijo que como estaba castigado ya no me pagaría. Pero nunca me había pagado nada. Mi abuelita se dio cuenta de eso porque yo le platiqué lo que mi mamá estaba haciendo.
“Mi abuelita se enojó mucho y le dijo que ahora sí me llevaría a su casa. Me metió a la escuela y voy bien. Pero todavía tengo el problema del accidente.
"Mi padrastro y mi mamá ya se dejaron, pero mi mamá le dice que se vaya de nuevo para con ella.
"Le digo a mi abuelita que mejor me voy a poner a trabajar y aunque sea de a poquito irles pagando a las gentes.
“Luego también pienso para qué les pago si mi mamá nada más les da excusas y ni fue mi culpa lo que pasó”.

*Perito en Psicología Forense
azul.iv@hotmail.com




Lo más leído
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 21.41
Venta 21.91
€uro
Compra 23.01
Venta 23.51

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad