Thursday 19 de January de 2017

Nuestro delito… tener una aventura

Historia de vida

     6 Nov 2011 03:40:00

A- A A+

Compartir:

La vida en común de un matrimonio se vio opacada y coartada por una infidelidad del esposo.
Al descubrir la traición de su marido, la mujer quiso pagar con la misma moneda.
Sin embargo, las cosas se salieron de control cuando su pareja descubró el aparente engaño y trató de asesinar a su rival.

Quiénes son ellos
“Mi esposo tiene 42 años, yo 38 y tenemos siete de casados. Tenemos dos hijos.
“Yo sí tengo estudio, mi papá con mucho sacrificio me dio la secundaria con una carrera comercial de secretaria. Ahí en mi trabajo conocí a mi esposo.
“Él estudió Contabilidad y en eso trabaja. Entre los dos sacamos una casita de Infonavit y con muchas limitaciones hemos juntado nuestras cositas.

El inicio
“Mi esposo empezó a estar muy raro. Casi no hablaba conmigo, estaba enojado todo el tiempo. Se quedaba viendo la televisión hasta muy tarde y a mí me ganaba el sueño.
“Yo empecé a sospechar que él tenía una relación con alguien más porque los viernes ya no llegaba a dormir a la casa y las sábados llegaba muy temprano, a veces antes de las 6 de la mañana y con la misma ropa”.

Intuición
“Una de mujer sabe y no me equivoqué. Un viernes uno de los niños estaba muy malito le dio apendicitis y este hombre se tuvo que quedar con nosotros.
"En el Seguro yo lo veía mandar mensajes de su celular el cual no soltaba para nada ni siquiera me lo prestaba para hacer una llamada o algo.
“Bueno como a eso de las 12 le marcaron. A esa hora estaban operando a mi hijo.
“Yo lo vi ponerse muy nervioso y se quiso salir a hablar, pero me fui tras de él.
"Clarito lo escuché que dijo: ‘Entiéndeme mi amor están operando a mi hijo, te lo compensaré”.
“En eso se volteó para regresarse y me vio que estaba atrás de él. Sólo le dije ‘me la vas a pagar’”.

Coraje e irracionalidad
“A mí sólo me importaba en ese momento el niño, por eso ya no le dije nada.
“Él quería hablar de eso, pero yo no le dirigía la palabra. Ya no salía los viernes, pero a mí se me hizo una obsesión desquitarme.
“Yo había tenido un novio que todavía me gustaba.
"Lo busqué. Sólo quería pagarle con la misma moneda, pero que él se enterara.
“Me empecé a mensajear con este chavo y nos veíamos a escondidas un rastillo de vez en cuando.
“No había pasado nada entre nosotros. Un día que me quedé de ver con él, a propósito me arreglé mucho.
“Le dije a mi marido que iría al café con mis amigas y dejé ‘olvidado’ el celular. Estaba segura que lo revisaría. Y sí, cayó”.

Casi tragedia
“Me quedé de ver atrás de la escuela que está para llegar a la Bufa. Ahí nos poníamos a platicar y no nos molestaba nadie. Yo no sabía que mi esposo tenía una pistola.
“Cuando lo vi llegar, iba desencajado de la cara. Nunca lo había visto así, se veía furioso y me dijo ‘¡bájate perra!’.
"Yo estaba muy asustada porque le vi el arma.
“Se fue contra mi amigo y le dijo una sarta de groserías apuntándole con la pistola.
“Yo me metí para que no le fuera a disparar y quise quitarle la pistola.
“No sé bien cómo estuvieron las cosas, pero mi esposo y mi amigo se agarraron a golpes.
"Yo les gritaba que se calmaran. Le decía a mi esposo que sólo éramos amigos, pero él no me hacía caso, sólo me decía ‘cállate perra’”.

Tentativa de hmicidio
Estuvo cuatro años privado de su libertad por tratar de quitarle la vida al supuesto amante de su esposa.
Le disparó, quería darle en la cabeza.
“Las cosas se pusieron muy feas, yo no sé como tuvo el valor para dispararle.
“Mi esposo le pegó en la cara y mi amigo se cayó en la banqueta, estando ahí le disparó.
"Yo le gritaba que no lo matara, pero eso lo enervó más.
“Sólo disparó, yo vi clarito cómo le reventó el ojo y cómo le brotaba la sangre.
“No le tocaba porque dicen los doctores que la bala pegó en el hueso del ojo y eso la desvió. Si no, estaría muerto por mi culpa.
“Yo sólo quería darle celos, que sintiera la misma rabia que yo por haberme engañado. Nunca recuperaremos el matrimonio, de hecho nos estamos divorciando.
“Yo siempre cargaré en la conciencia que mi amigo sólo tenga un ojo.
"Me siento muy mal, muy culpable, pero ya no puedo recuperar el tiempo”.

Infidelidad
Una de las peores traiciones hacia nuestra pareja o por parte de ella es la infidelidad.
Generalmente pensamos que la persona infiel es la única culpable, sin embargo el engaño es el resultado de la crisis de una pareja.
Quien es infiel lo hace porque busca en otra persona cuestiones sexuales, emocionales o intelectuales que su pareja no le da.
La infidelidad no sucede espontáneamente, siempre hay motivos que la provocan.
La lista de razones es interminable, pero los sexólogos especialistas en terapia de pareja coinciden en que en todas se intenta satisfacer las carencias del matrimonio:

*Perito en Psicología Forense
azul.iv@hotmail.com




Lo más leído
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 21.96
Venta 22.46
€uro
Compra 23.26
Venta 23.76

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad