Saturday 21 de January de 2017

Obama decide los temas de alto perfil antes de elecciones de 2012

     10 Dec 2011 13:42:26

A- A A+

Compartir:
  • El presidente Barack Obama camina por la avenida Pennsylvania hacia la Casa Blanca el viernes 9 de diciembre El presidente Barack Obama camina por la avenida Pennsylvania hacia la Casa Blanca el viernes 9 de diciembre
  • Barack Obama camina por la avenida Pennsylvania hacia la Casa Blanca el viernes 9 de diciembre. Barack Obama camina por la avenida Pennsylvania hacia la Casa Blanca el viernes 9 de diciembre.
Imagen de


WASHINGTON.- Desde la contaminación del aire a la anticoncepción, el presidente Barack Obama ha roto claramente con los activistas liberales y ha tomado partido por los intereses empresariales y los conservadores sociales a medida que se desplaza hacia el centro político antes de su campaña por la reelección en 2012.

Sin un rival por la candidatura demócrata que lo pueda empujar hacia la izquierda, Obama ha quedado libre para tratar de neutralizar los esfuerzos republicanos de retratarlo como un ideólogo liberal, así que el presidente está dando pasos hacia el centro del espectro político.

Al mismo tiempo, está buscando oportunidades para mejorar su imagen ante sus seguidores más comprometidos. Por ejemplo, se acercó a los ambientalistas al retrasar un oleoducto que iría desde Canadá hasta Texas, y a los activistas de los derechos de los homosexuales mediante la defensa en el extranjero de los derechos de los gays, así como al poner fin a una prohibición de que los homosexuales revistan abiertamente en las fuerzas armadas.

El presidente -aparentemente contradictorio a veces- maniobra de cara a las elecciones del año próximo.

Para su éxito en los comicios de 2012 será fundamental mantener el apoyo de los votantes independientes, que podrían preferir dar su respaldo al Partido Republicano dada la alta tasa de desempleo y las dificultades económicas.

La Casa Blanca niega que la política esté en juego, pero como con cualquier otro presidente, algunas de las herramientas de campaña más potentes de Obama provienen justamente de las facultades de su cargo.

En el ejemplo más reciente, el secretario de Salud de Obama se impuso a los científicos en la Administración de Alimentos y Medicinas de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) para bloquear el proyecto de ley sobre la venta sin receta médica del anticonceptivo del día después a mujeres menores de 17 años de edad.

Los conservadores sociales aplaudieron la decisión mientras los grupos defensores de los derechos de las mujeres estaban furiosos, pero Obama prefirió respaldar a su directora de Salud, Kathleen Sebelius.

"Como padre de dos hijas, creo que es importante que nos aseguremos de ... aplicar un poco de sentido común a las diversas normas cuando se trata de medicamentos de venta libre", dijo el presidente el jueves.

En septiembre, Obama desestimó a los asesores científicos de la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos (EPA por sus siglas en inglés) y descartó una regulación creada para reducir la contaminación del aire.

Aunque enfureció a los ambientalistas, recibió elogios de líderes empresariales e incluso de algunos republicanos, que argumentaban que eran demasiado altos los costos que podrían resultar de la propuesta, así como las posibles pérdidas de empleo.

Sin embargo, fueron los ecologistas quienes aplaudieron a Obama -ante las quejas republicanas y de grupos empresariales- cuando el gobierno postergó el mes pasado su decisión sobre el proyecto de oleoducto de Canadá a Texas, hasta que el gobierno federal pueda estudiar otras rutas que eviten las zonas ecológicamente delicadas de Nebraska.

No se espera que la decisión final de la tubería se tome sino hasta después de las elecciones de noviembre próximo.

A medida que se reduce el tiempo para las elecciones de 2012, algunos analistas creen difícil evitar ver las decisiones de Obama como influidas por la política.

Obama "no tiene un rival importante y está en pleno ánimo de reelección, así que está haciendo triangulación, como diría Bill Clinton", afirmó Paul Light, profesor de política pública en la Universidad de Nueva York. Ligth aludió a la estrategia del equipo de campaña de Clinton de presentarse en el centro de un espectro cuyos polos ocupan republicanos y demócratas.

"Y eso significa aplastar algunas normas importantes y maniobrar hacia el centro de una serie de temas, y él está perfectamente dispuesto a alejarse de grupos fundamentales, como el movimiento ecologista", dijo Light.




Lo más leído
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 21.58
Venta 22.08
€uro
Compra 23.10
Venta 23.6

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad