Wednesday 22 de March de 2017

Ocurrentes y Punto Final

     2 May 2012 03:30:00

A- A A+

Compartir:

Una de las principales aportaciones de John F. Kennedy fue la creación de un modelo para la toma de decisiones al que llamó “colegial” y al que estaban sujetos todos sus asesores.
Este sistema rompía con los esquemas que tradicionalmente utilizaban los mandatarios gringos y la forma en que se recibían y analizaban las asesorías, debido a que al tiempo que era incluyente, limitaba la actuación, pero sobre todo la operación libre de los asesores, que dejaron de ser “todológos” en la opinión y “superpoderosos” en la acción.
Kennedy limitó a sus asesores al dejar en claro que lo difícil en el gobierno no era tomar decisiones políticas, sino ejecutivas, porque la decisión política podía ser transitoria, coyuntural, negociable y flexible; mientras que la decisión ejecutiva era simplemente lo que se debía hacer, basada en lo que pasó y podría suceder.
John les explicaba a sus asesores y equipo que solamente había una forma de hacer las cosas: la correcta y de la mejor manera. Y para saber qué hacer no requería tanto de los asesores; pero si requería de ellos para hacer las cosas de la mejor manera.
Gracias a ésta innovación y a la manera de dictar línea de Kennedy, los resultados de su equipo de asesores eran positivos y eficientes.
Clark Clifford, uno de los asesores de John, aseguraba que el éxito de Kennedy no radicaba en el modelo de toma de decisiones, ni en los manuales, ni en nada por el estilo.  Clifford aclaró que el éxito de ese equipo de asesoría radicaba en que Kennedy a la hora de reclutar asesores era especialista en identificar a: los ladrones de ideas, los vendedores de ideas, los generadores de ideas, los productores de ocurrencias y los de chismes.
Desafortunadamente los generadores de ideas son los menos y los productores de ocurrencias y chismosos son los más: el talento para la identificación es escaso y los supuestos asesores han mejorado sus técnicas de engaño, autopromoción y hasta se han institucionalizado a través de despachos de asesoría en lo que sea.
Peor aún cuando la única carta de presentación es la recomendación de un cuate y la fantasía de haber hecho decenas gobernadores y presidentes, aun y cuando regateen un desayuno.
La gran mayoría de estos ocurrentes es foránea y una vez que entran en acción sólo se dedican a generar guerras sucias, producir rumores y hacer turismo electoral, es decir, sólo acuden a conocer la entidad o los pueblos y una vez concluido el proceso sea cual sea el resultado, sobre todo si es adverso.
De estos llegan y seguirán llegando, la diferencia es y será el candidato que cándido crea en estos “superdotados” y en pos del triunfo que los “sabios” le prometan, empeñe sus recursos por honorarios y sus amistades por chismes. Kennedy no fue cándido y le alcanzó para una Presidencia.


Punto Final
Acuérdense que cuando “llueve” todos nos mojamos.


torrescorpus@hotmail.com
 




Lo más leído
Asesinan un hombre en Tránsito Pesado
El Chichilo protagoniza una riña
Hombre se dispara en el pie por accidente
Civiles armados agreden a balazos menor de edad
Registran baja en ventas por paro de labores en la UAZ
Cornada a Romero
Video: Rinoceronte 'pide' a camarógrafo que le rasque la panza
Se lucen zacatecanos en Copa Jalisco de BMX
Durante febrero se reportaron 135 mil 766 delitos del fuero común
Del Castillo lamenta no estar en México con Ingobernable
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 19.01
Venta 19.51
€uro
Compra 20.55
Venta 21.05

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad