Tuesday 17 de January de 2017

Ofrecen la charla “El universo invisible”

Primera Semana de Astronomía

     26 Apr 2012 03:20:00

A- A A+

Compartir:

El universo a gran escala tiene una estructura filamentaria, una especie de esponja compuesta de filamentos, cúmulos de galaxias de diversos tipos y, huecos, muchos huecos.
¿Por qué tiene esta estructura? Es una de las cuestiones que se estudian por parte de los astrofísicos y cosmólogos.
El cómo se resuelve este problema fue uno de los temas de la conferencia magistral “El universo invisible”, que compartió Vladimir Ávila-Reese, egresado como astrónomo de la Universidad de San Petersburgo en Rusia y con varios posgrados.
El investigador  funge  actualmente como Jefe del Departamento de Astronomía Extragaláctica y Cosmología del Instituto de Astronomía de la UNAM.
Ávila Reese participa en la Primera Semana de Astronomía en Zacatecas de la que el Centro Interactivo de Ciencias Zig-zag es una de las sedes y que fue establecida para celebrar los 25 años de apertura de la Unidad Académica de Física de la UAZ.
Nuestra búsqueda de entendimiento sobre lo que el universo es, dijo Ávila Reese, inició con la simple vista de nuestros antepasados hacia el firmamento. Con Galileo Galilei en el Renacimiento se hizo una extensión del ojo humano a partir de su invención del telescopio. Y la concepción de nuestro macroentorno cambio dramáticamente.


Más allá del ojo humano
Al igual que Galileo tuvo que construir una extensión del ojo humano, los científicos construyen hoy instrumentos de observación más potentes, que utilizan el espectro electromagnético a través de la emisión de ondas de radio, gamma y microondas, entre otras, para ver lo que nuestra vista por sí misma no puede apreciar, resaltó Ávila Reese.
Así es como se percataron de que la materia visible, esa materia que produce o absorbe radiación electromagnética y de la que estamos hechos nosotros, las estrellas, las galaxias, apenas conforma el 5% del universo actual.
Otro 22% está en forma de materia oscura, un componente invisible pero que produce gravedad, que moldea a las galaxias y estructuras de gran escala.
Y el restante 73% está en forma de algo aún más desconocido: un medio repulsivo que produce que la expansión del universo se acelere, algo “antigravitatorio”.
Entonces, 95% del cosmos parece estar compuesto de materia y energía oscuras, componentes invisibles que se escapan a la detección del telescopio pero que sabemos que están ahí por su acción sobre la materia que sí brilla.
No hay longitud de onda que capte o rebote en la materia oscura. Se cree en ella por el razonamiento anterior pero también por la percepción de la denominada luz de fondo que se curva con su presencia.
Hoy se buscan las partículas elementales que pueden conformar esa materia a las que han denominado neutralinos. A quien encuentre éstos, dice Ávila Reese, le espera un Premio Nobel.
Estas reflexiones sobre un universo cambiante son caminos abiertos para la especulación y el estudio, y están esperando respuestas, concluyó Vladimir Ávila Reese.




Lo más leído
Encuentran a un hombre sin vida en Zóquite
Sondeo: Jóvenes opinan que estarán peor después de Trump 
Chocan sobre avenida Varela Rico
Turquía captura al agresor del club de Estambul 
La primera ministra Theresa May da detalles del Brexit 
Moreno Valle deja la gobernatura para buscar la candidatura a la presidencia
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 21.54
Venta 22.04
€uro
Compra 23.07
Venta 23.57

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad