Monday 16 de January de 2017

Origen de gobernadores, ¿factor determinante?

     21 Mar 2012 04:00:00

A- A A+

Compartir:

De los últimos diez gobernadores, sólo dos:  Genaro Borrego y Miguel Alonso son oriundos de Zacatecas capital,  y ¿eso fue relevante para la preservación del Centro Histórico?

Don Leobardo Reynoso era de  Juchipila; José Minero Roque de Nochistlán;  don Francisco E. García (padre de Amalia Dolores) era de Guadalupe; Chabelo Rodríguez Elías era de San Pedro Piedra Gorda; Pedro Ruiz González nació en Luis Moya, el general Fernando Pánames Escobedo en Ojocaliente; don Guadalupe Cervantes Corona en el Teul de González Ortega; Arturo Romo Gutiérrez y Ricardo Monreal Ávila, ambos de Fresnillo y Amalia Dolores García nació en Tacoaleche o en Varsovia (da igual).
La defensa apasionada por el rescate y puesta en valor del Centro Histórico de la capital ocurre de manera gradual desde 1960 hasta 1990; en ese lapso de 30 años, con pocos recursos públicos y mucho ingenio  el impulso del turismo fue el emblema común y  la hazaña paralela el rescate del corazón de la urbe, Genaro Borrego hijo de uno de los tres redactores del borrador de la Ley de Protección del Patrimonio (vigente) cerró un círculo virtuoso con el cableado subterráneo en el primer cuadro, la ampliación museística, el rescate del Hospital Nuevo (hoy Centro Cultural), los hoteles Radisson (Emporio); Quinta Real; Mesón de Jobito, etcétera.
Hasta hace días, no podía decirse algo de Miguel Alonso, nos referimos a obras visibles a favor del Centro Histórico (que en cambio sí fue un alcalde esmerado en la limpieza y la iluminación de esos espacios, aunque expidió muchos permisos para antros y bares que aturden y distorsionan el núcleo de la ciudad antigua).
Pero como se vino encima el Festival Cultural, de pronto, varios de los monumentos históricos aparecieron cubiertos de andamios en aviso de una intervención sin precedentes (acaso exageramos: el acueducto lleva más de un año en reparación y lo hacen tan despacio que parece que es a propósito).
Recordando, don Leobardo hizo muy poco: celebró el cuarto centenario de la fundación de la ciudad (1946) y colocó la modesta fuente en la calle Juan de Tolosa e inauguró el Hotel Condesa en 1949;  don José Minero Roque tuvo una gris gestión en todos los planos; don Panchito E. García, puso adoquín en la avenida Hidalgo, y como en cualquier obra organizó baile de tres días seguidos, el único reproche: que nos dejara de herencia a su hija (que ni fungiendo como gobernadora conoció el estado).  
Chabelo, siendo bronco y malhablado, emprendió con coraje la “despepsicolización” de la ciudad iluminado por don Federico Sescosse, arregló la Alameda, el casino ganadero con la fachada de San Mateo e hizo la rotonda de los hombres ilustres al pie del crestón de la Bufa, monumento que se mimetizó y es ahora parte del conjunto.  Pedro Ruiz González invitó a Antonio Pintor a plasmar el mural en Palacio de Gobierno y consintió que se repusiera la finca de la Real Caja en la que se abrió el Mesón de la Moneda.  
Con Arturo Romo Gutiérrez inició una etapa lamentable para el Centro Histórico, paradójicamente le tocó trabar el acuerdo con la UNESCO relativo a la declaratoria del sitio en 1998 porque no lo trabajó como parte de un proyecto ideal, sino como un tema que le cayó en las manos.
Volviendo al presente. Los turistas que vendrán tropezarán los lentes de sus cámaras o de sus binoculares con estructuras metálicas de gran alzada en Catedral, Santo Domingo y el Mercado González Ortega (sobre el que se teme se colocará un jardín de cactáceas y huisaches: versión zacatecana de los jardines  colgantes de Babilonia).
Definitivamente, se complicara disfrutar del encanto que le queda al sitio porque, además volverán  los armazones de los templetes y las gradas que se colocan en las plazas y plazuelas para los cientos de eventos. Las gradas que se pusieron en diciembre en Plaza de Armas para la pista de hielo son las más desagradables que se han puesto desde los improvisados burladeros y tendidos desmontables del origen del fundo minero. El tiempo dirá si los gobernantes nacidos en “la Civilizadora del Norte” fueron más sensibles que sus paisanos de otras partes del Estado, por lo pronto, Don Guadalupe Cervantes Corona ha sido el ícono de un afán en esta materia difícil de superar.   
Aparte. Agradezco la invitación que me hizo el Presidente de la Junta de Monumentos para acudir el próximo sábado 24 de marzo a una sesión con los miembros del organismo a efecto de sostener un dialogo sobre mis aseveraciones en este medio relativo a su labor de tutela del Centro Histórico. Daré cuenta en este espacio cómo me fue.

fjacuqa@hotmail.com
Twitter: @f_javier_acuna




Lo más leído
Recauda Nungaray apenas 80 mil pesos
Hoy es el día más triste, tal vez tristísimo, del año
Llama gobernador Tello a replantear continuidad del Cobaez
Lamenta Gema Mercado que la educación no sea primero; "lo del salario no es una negativa"
Inauguran cancha de Capital Soccer en Guadalupe
El gobierno no tiene deudas con los profesores del Cobaez: Miranda
Levanta plantón Supdacobaez; esperan pago a más tardar el miércoles
Pide Ivonne Ortega licencia; quiere ser candidata a la Presidencia
Tiroteo en un bar de Playa del Carmen deja al menos cinco muertos
Accidente de avión de carga causa 37 muertos en Kirguistán
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 21.70
Venta 22.2
€uro
Compra 23.00
Venta 23.5

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad