Wednesday 18 de January de 2017

Otro gobernador

Los días del Bi-100

     29 Jan 2013 03:20:00

A- A A+

Compartir:

El lunes 20 de enero de 1913, en la sesión ordinaria de la Comisión Permanente del Poder Legislativo, los diputados Catarino Olvera y Juan Medina, representante el primero del distrito de Nieves y el segundo de Sombrerete, escucharon la solicitud de renuncia del gobernador interino, Rafael Ceniceros y Villarreal.
Ceniceros asentó con moral escritura: “El Partido Católico, el Club Independiente y algunos miembros del Partido Liberal, apoyan mi candidatura para gobernador del estado (…) No por ambición, pues público y notorio es que jamás la he tenido, sino con el loable fin de procurar con el mayor esfuerzo hacer el bien y evitar el mal, acepté la candidatura que se me ofreció”.
Al concluir la lectura, el licenciado Olvera ordenó citar a sesión extraordinaria al resto de los diputados. Convocó para el día siguiente, a las 10 de la mañana. Así ocurrió: asistieron los representantes populares y organizaron la sesión de la elección para el jueves 23 de enero.
Aprobada la renuncia, se propuso la designación de otro gobernador. La elección sería a través de cédulas que depositarían los diputados. Previo a la redacción del propuesto, el diputado Francisco Llamas Noriega, representante de Zacatecas, habló desde la tribuna. En su perorata propuso al licenciado Francisco Zesati, por ser “una persona de aptitud y honradez.”
Enseguida, el licenciado Fernando Sansalvador, representante del desértico distrito de Mazapil, cuestionó la propuesta.
Adujo que las labores de Zesati impedían su candidatura, pues la Constitución local frenaba el tener empleo en la federación y en el estado, como era el caso del aludido. Zesati se desempeñaba como diputado ante el Congreso general (incluso vivía en la Ciudad de México) y también era diputado en el Congreso estatal. Su distrito local era Jerez.
Hecho el escrutinio, una cédula fue para Zesati. Quizá la redactó Llamas Noriega. Cuatro legisladores postularon al también diputado federal Luis M. Flores. Seis diputados lo hicieron por el licenciado Heraclio Rodríguez Real. Reconocido el último como ganador, el presidente lo convocó para que hiciera la protesta de ley. Y así ocurrió. El mismo día Ceniceros entregó formalmente la oficina de gobierno.
El licenciado Rodríguez Real residía en la calle de La Compañía (ahora denominada calle Genaro Codina). Estaba casado y tenía 53 años. Era un político liberal.




Lo más leído
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 21.51
Venta 22.01
€uro
Compra 23.01
Venta 23.51

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad