Monday 16 de January de 2017

Otros días de combate

     21 Feb 2012 03:20:00

A- A A+

Compartir:
Zacatecas en 1912.
Zacatecas en 1912.

En la segunda quincena de febrero de 1912, en Zacatecas concluyó el idilio de la paz. El grito levantisco volvió a romper el silencio del escenario político. Ocurrió en el transcurso de una secuencia que fraguaba el optimismo de un futuro mejor.
En los días previos al escándalo de las armas, el Teatro Fernando Calderón rebozaba público. Una empresa ofrecía exhibiciones cinematográficas con las novedades que también eran presentadas en otras ciudades de Sudamérica. Este entretenimiento se complementaba con una acción político-empresarial que daba remanso a la inquietud social.
En enero de 1912, los dueños de las casas comerciales pactaron con el gobierno estatal, la jefatura política y una asociación de trabajadores (la sociedad mutuo-cooperativa) el paro dominical obligatorio. Esto permitió que los empleados de las empresas particulares descansaran. Por supuesto, esta acción fue presentada como uno de los resultados políticos del maderismo hecho gobierno.
El Trébol fue una de las empresas que cerró los domingos. Su dueño, Jesús B. González (22 años, casado), además de la tienda, vendía las magnificas máquinas de escribir Oliver. Estos artefactos fueron los primeros en disponer su tipografía en forma de U invertida, lo que permitía golpear a las hojas desde ambos lados (izquierda o derecha), y de arriba para abajo.
Tal práctica significó una revolución lecto-escritural, pues permitió el paulatino abandono de los manuscritos y la resignificación del ayudante de una oficina, al que entonces denominaron como mecanógrafo.
Junto a los cambios culturales que ofrecía el mundo global (como era el cine y la máquina de escribir) emergieron levantamientos locales.
En Villanueva, la guarnición de rurales, al grito de “vivan los restauradores del Plan de San Luis Potosí”, reconoció como líder político al doctor Vázquez Gómez.
En Nochistlán, unos comerciantes de apellido Cervantes desconocieron a las autoridades locales. Otro motín similar ocurrió en San Juan Bautista del Teul.
En Sombrerete las autoridades fueron depuestas. El 21 de febrero, Antonio Serrano atacó las propiedades del jefe político de Ojocaliente.
Ante tal desorden, el gobierno convocó a los comerciantes para defender la capital estatal, también les solicitó apoyo económico. Pero los asistentes se negaron a colaborar, y más que el “pueblo bajo” fuera contratado para cuidar de la seguridad.
El divorcio político implicó que el gobernador pidiera autorización al Congreso para ampliar el presupuesto de seguridad pública, tanto para comprar armas, como para contratar más guardias ...

*Historiador y profesor universitaro




Lo más leído
Recauda Nungaray apenas 80 mil pesos
Hoy es el día más triste, tal vez tristísimo, del año
Llama gobernador Tello a replantear continuidad del Cobaez
Lamenta Gema Mercado que la educación no sea primero; "lo del salario no es una negativa"
Inauguran cancha de Capital Soccer en Guadalupe
El gobierno no tiene deudas con los profesores del Cobaez: Miranda
Levanta plantón Supdacobaez; esperan pago a más tardar el miércoles
Pide Ivonne Ortega licencia; quiere ser candidata a la Presidencia
Tiroteo en un bar de Playa del Carmen deja al menos cinco muertos
Accidente de avión de carga causa 37 muertos en Kirguistán
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 21.70
Venta 22.2
€uro
Compra 23.00
Venta 23.5

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad