Tuesday 24 de January de 2017

PAN: ¿alianza o bien acompañados?

     12 Feb 2013 03:30:00

A- A A+

Compartir:

La campaña interna del PAN ya inició, la dirigencia estatal y nacional dieron el banderazo ante una muchedumbre de precandidatos, todos repartiendo y recibiendo buenos deseos.
El dilema de la alianza se hizo presente entre todos los actores políticos, no hay una claridad jurídica. La línea es conservar la calma sin perder la esperanza del bien superior.
“Por aquello de que no te entumas” el proceso interno  sigue su marcha. El momento más oportuno para finiquitarlo será cuando la dirigencia nacional establezca el convenio jurídico.
Hasta el momento, la normalidad democrática sigue su rumbo. Juan Manuel Oliva, el actor intelectual de la alianza por parte del PAN, no menosprecia una alianza con el PRD. Sin embargo, potencia más una alianza con los propios panistas que con los perredistas.
Está claro ya que una alianza del PAN con el PRD en Zacatecas, sería como venderle el alma al diablo, aunque es preciso que los principios y valores no se convirtieran en mercancía.
De cualquier manera, la alianza no se percibe mal en la sociedad zacatecana, dado que el PRI está obligado a preservar y ampliar su poder político a cualquier costo y sin ninguna moral.
Quedan pocos días para que la alianza se cristalice o se pulverice, la cuestión es ponderar por parte del PAN si el bien común del pueblo puede estar por encima de sus valores filosóficos.
Al interior del partido se entiende que se puede hacer una alianza, sin prostituir sus principios ideológicos y sin perder el partido. Esta misma premisa se dijo cuando el PAN empezó a ganar gubernaturas y la presidencia de México. Se ganó el gobierno, pero se perdió el partido.
El PAN representa el iusnaturalismo, el PRD representa el positivismo, ambos se necesitan y se complementan, ambos representan el agua y el aceite y, dicen los pesimistas, que jamás se juntarían. Pero eso no es cuestión de química, sino de la política persuasiva y convincente.
El pueblo lo que quiere son políticas publicas efectivas, vengan de donde vengan. Sabe que el PRI no las va a hacer. Entonces la esperanza está en una alianza que satisfaga los compromisos de gobierno con el pueblo. Los prejuicios ideológicos nadie los va a sacrificar. Todo seguirá  igual.
El problema es convencer a los partidos que el bien de la sociedad debe estar por encima de ellos. El bien común es un fin, los partidos son un instrumento del pueblo para conseguir tal fin. Mal se verá el PAN si no accede a una alianza, sin descuidar su patrimonio cultural.

*Maestro en Derecho Constitucional
sergio16garcia@gmail.com




Lo más leído
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 21.38
Venta 21.88
€uro
Compra 22.92
Venta 23.42

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad