Tuesday 17 de January de 2017

PAN: habemus presidente

     9 Oct 2012 03:30:00

A- A A+

Compartir:

El foro panista estaba preparado, custodiado por las efigies de Manuel Gómez Morín y Efraín González Luna. La cita el 7 de julio. Los contendientes: Leonel Cordero y Arturo López de Lara. El presagio: lograr una elección pactada en la camaradería castrense y en la vocación democrática.
La mañana era fresca, fuimos llegando los consejeros uno a uno solitarios en nuestros pensamientos. Un halo de nerviosismo envolvía la conversación serena de los panistas allí presentes. El dialogo era la democracia y el debate sobre el nuevo modelo de panismo zacatecano.
Leonel y Arturo se abrazaban, sonreían con la esperanza de la gloria para el partido, se sacaban fotografías para el recuerdo. El registro estaba abierto, los operadores políticos de los candidatos afinaban sus últimas estrategias, se persuadía, se convencía y se pactaba.
No se destacaban facciones, grupos ni familias. Las pesadilla del control, de la manipulación facciosa se desdibujaba ante todo prevalencia el respeto y la amistad sincera.
El tiempo transcurría lentamente, el doctor Samuel Solís se frotaba las manos y dejaba escapar una sonrisa alegre por la satisfacción del bien cumplido. El cónclave reclamaba quórum, el  hermetismo seguía, se pasaba lista, se escurrían sobre el salón de juntas los últimos deseos.
Llegó  el momento esperado, inicio la deliberación  con los discursos de los presentadores. Los candidatos trataban de interpretar el pensamiento de los consejeros. Nada descubrían.
Enseguida empezó con su disertación Arturo López de Lara, destacando la importancia de dejar a un lado los esquemas sumisos del partido ante el gobierno actual. El punto de acción fue Galileo. El cambio constante fue su espada. La renuncia a la resignación fue su escudo.
Leonel Cordero Lerma, seguro en la propuesta, estoico en la lucha, sereno en el dialogo, tuvo el control del escenario. El matiz de su alocución logró redescubrir el ímpetu de la conciencia de los allí presentes. Finalmente no tuvo el consenso suficiente para ganar.
El conteo se hizo presente, los escrutadores se repartían responsabilidades. La adrenalina aceleró su ritmo conforme se iban “cantando” los votos. Todo era silencio. Tuvimos que contener la respiración por la sensación mágica de saber el resultado. La democracia se reinventaba.
El resultado confirmaba el triunfo de Arturo López de Lara 32 votos sobre 29 de Leonel Cordero. El proyecto nuevo se imponía sobre el esquema anterior. El desarrollo de la curia panista fue con respeto, se hicieron a un lado las ofensas y las diatribas. Triunfó la democracia.
Decía Castillo Peraza, “para que haya democracia, se requiere que haya demócratas”. Honestamente Leonel Cordero en una ecuanimidad ya observada en él. Reconoció como todo un gran demócrata que los resultados no le favorecieron y aceptó en una actitud estoica y humanista colaborar en el nuevo CDE del PAN de Zacatecas.
Esta generosa actitud, le allanó el camino a López de Lara para conformar un CDE equilibrado, consensado y concertado para el buen combate que viene. Se podrán decir muchas cosas de esta contienda. No se excluyó a nadie, Zacatecas sale ganando con un PAN unido.

*Maestría en Derecho Constitucional
 




Lo más leído
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 21.68
Venta 22.18
€uro
Compra 23.02
Venta 23.52

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad