Thursday 23 de March de 2017

¿Partidizar a los ciudadanos, o ciudadanizar a los partidos?

     22 Sep 2011 04:00:00

A- A A+

Compartir:

El presidente de la República, Felipe Calderón Hinojosa, propuso la semana pasada ante 300 líderes empresarios, politólogos, artistas, y activistas como Alejandro Martí, Claudio X. González, Alejandro Ramírez y Federico Reyes Heroles, que se interesen en la política, si no les gustan los partidos políticos hagan un partido político, si no les gustan los candidatos, sean ustedes los candidatos, en contraparte a las declaraciones realizadas por estos actores contra la corrupción, violencia e inseguridad que vive el país, así como la falta de resultados del Estado Mexicano para combatirlos.
Tiene razón el presidente cuando les pide que se interesen en la política, sin duda debe existir y existe un interés en los asuntos públicos por parte de los lideres, tan es así que la crítica realizada es parte de la misma, una exigencia de una incipiente sociedad civil organizada que empieza a participar e influir en este país, una participación política entendida como cualquier acción de los ciudadanos a influir no sólo en la elección de los cargos públicos, sino también en la formulación, elaboración y aplicación de las políticas públicas que funcionarios llevan a cabo, por tanto la participación requiere de un comportamiento observable llevado al ámbito público, como la realizada por los líderes en días pasados.
Donde no tiene la razón es cuando les pide que sean ellos los candidatos, que hagan su propio partido político; ese no es el papel que deben jugar los ciudadanos influyentes de este país, su papel es precisamente el de analizar, criticar, denunciar y proponer mejores soluciones para los gobiernos, aportar desde el ámbito académico, cultural, deportivo, empresarial y no desde una tribuna en el Congreso de la Unión o en un escritorio de alguna Secretaria de Estado.
Si en determinado momento cualquier ciudadano decide hacer carrera política debe ser con las herramientas necesarias, con una ley que permita las candidaturas independientes o partidos que den la posibilidad real a los ciudadanos.
La crítica principal consiste en que no se debe partidizar a los ciudadanos, y se organicen como una opción partidista más, son las instituciones políticas quienes deben de abrirse a la ciudadanía, buscar en ellos los mejores representantes y cuadros de la sociedad para darle la credibilidad necesaria a las decisiones del gobierno, a los partidos y políticos, recuperar la virtudes de la acción de hacer política.
No se debe perder de vista que para gobernar un país, un estado o municipio con resultados, se requieren cada vez mayores capacidades, actores y acciones que las del simple gobierno, por ello, es importante no invertir los roles de los actores, no partidizar a los ciudadanos y si ciudadanizar los partidos.
 
*Presidente de Jóvenes Comprometidos A.C.
Twitter: @jfdelreal




Lo más leído
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 18.98
Venta 19.48
€uro
Compra 20.50
Venta 21

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad