Sunday 22 de January de 2017

Patas arriba

     3 Feb 2012 04:00:00

A- A A+

Compartir:

"El mundo al revés está a la vista: es el mundo tal cual es, con la izquierda a la derecha, el ombligo en la espalda y la cabeza en los pies”, dice Eduardo Galeano en "Patas arriba, la escuela del mundo al revés".

Luis Medina Lizalde, mejor conocido entre sus amigos como El Oso, es sin duda, el aspirante para ocupar un escaño en el de senado de la República, no sólo más popular, sino el de auténtico perfil de izquierda y en consecuencia, quien tiene más clara la problemática social del país y las políticas públicas a seguir para su solución.   
Hoy compite contra siete aspirantes, algunos sin formación y menos congruencia ideológica, pero cuyas amplias relaciones en el Comité Nacional de su partido, el PRD, podrían ser uno de los motivos (el otro sería el dinero ) que inclinara la selección en favor de otro que no fuera Medina Lizalde.
Entre sus muchas inquietudes, Luis Medina, trae una propuesta para crear una Ley de Partidos Políticos, con el fin de asegurar derechos de militancia y fiscalizar a éstos. Iniciativa loable y necesaria si consideramos el alto grado de oportunismo, nepotismo, corrupción y ausencia de democracia y definición ideológica que es característica de los institutos políticos hoy en día y de muchos militantes oportunos y chapulines.
“La corrupta simbiosis entre gobiernos y partidos nos condena a padecer malos gobernantes y pésimos cuadros partidistas. La impunidad con la que se distraen recursos humanos, financieros y materiales para apuntalar candidaturas y para comprar voluntades ha convertido a la actividad política en un motivo de desprecio social generalizado” dice Luis Medina.
¿Dejarán pasar a Luis los mezquinos y corruptos intereses, el influyentísimo y el temor al cambio? Carlos Madrazo no pudo democratizar al PRI ¿Luis Medina podrá democratizar y fiscalizar a todos? Ojalá.
¿Borrón y cuenta nueva?
“Pese a sus diferencias políticas, el petista David Monreal Ávila está dispuesto a trabajar en la campaña de la exmandataria Amalia García  en caso de que encabece una candidatura al Senado por el DF”, informa este diario en su edición del lunes 30 de enero.
Con el respeto que merece mi amigo David Monreal, el asunto no es tan sencillo ni puede tratarse con frivolidad y desinterés social. Los agravios causados a Zacatecas, tanto por Amalia García, como por su hija Claudia Corichi, no fueron personales, sino sociales. Los primeros los perdona quien individualmente los recibe; los segundos trascienden al tiempo y a las personas, por lo que, si David Monreal se decide a trabajar en favor de Amalia García, la respuesta de los zacatecanos vendrá con la fuerza que ya se expresó en la última elección: el repudio popular que (ojo), puede alcanzar a los apoyadores.
Ojalá David Monreal no se decida a sudar calenturas ajenas. Que Amalia se defienda sola, tal como desgobernó Zacatecas.
A propósito de separación de poderes, hace algunas semanas, en mi colaboración anterior y tratando el tema de la Reforma Política, hicimos notar la necesidad de que la Legislatura del Estado procediera a modificar el contenido del artículo 96 de la Constitución Política, que establece el mecanismo para el nombramiento de magistrados del Tribunal Superior de Justicia y que permite la intervención del gobernador en la designación, pues el procedimiento inicia a partir de que éste somete a consideración de la Legislatura una terna. Si la Legislatura no resuelve dentro del término de 30 días, ocupa el cargo la persona que designe el gobernador de entre los propuestos.
A raíz de la vacante que dejaron dos magistrados, el procedimiento para sustituirlos se realizó, designando uno la Legislatura y otro el propio gobernador ante la omisión de los diputados. Este hecho originó una serie de protestas de los partidos de oposición, entre ellos del PRD. “No hay separación de poderes” dice Gerardo Espinosa Solís, presidente de dicho partido.
Es cierto: no hay separación de poderes, coincidimos con nuestro amigo Gerardo Espinosa, pero de todos, incluyendo al legislativo. El control lo ejerce el ejecutivo a nivel federal y a nivel local a partir de la estructura jurídica presidencial que las constituciones y las leyes reglamentarias disponen. A partir de toda una tradición histórica que se impone como rito religioso y de la carencia de valores cívicos: dignidad, libertad, honestidad y congruencia.
Hace años denunciamos como el gobierno pasado controlaba las decisiones de la 58 legislatura pagando el voto a precio caro. Lo hicimos del conocimiento de las estructuras partidistas y no pasó nada, salvo que el voto subió de precio y mi salida del partido. Para arribar a la separación de poderes en México, es necesario impulsar una Reforma Política integral: a la legislación y a la educación.

*Profesor universitario
 




Lo más leído
Busca Guadalupe duplicar la aportación del Programa 3x1 
Difundirán a nivel nacional los festivales zacatecanos más representativos 
Arranca construcción de la Unidad Básica de rehabilitación en Pánfilo Natera 
Busca la Semujer replicar Ciudades Seguras para prevenir la violencia 
La SFP pone en marcha la unidad móvil para supervisión de obras 
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 21.57
Venta 22.07
€uro
Compra 23.10
Venta 23.6

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad