Wednesday 18 de January de 2017

Pegalocas y demás

Ordenando el caos

     13 Dec 2011 04:00:00

A- A A+

Compartir:

El mejor invento del siglo pasado fue toda esa pléyade de pegalocas, resistoles y variopinto silicón. No estoy muy segura si los caballeros piensen lo mismo, pero en lo que respecta a las damas, digámoslo así: vino a darnos un aire de libertad, cereza del pastel en esta lucha por la emancipación.

Una prueba fehaciente de cuánto las mujeres nos hemos internado en la jungla de las reparaciones domésticas, es la gran cantidad de programas televisivos, canales completitos, dedicados a enseñarnos cómo usar un taladro, una caladora, un rotomartillo, en fin. Es que siempre de los siempres, las señoras andamos tras el marido a ver cuándo cuelga el cuadro, pone el clavo, planta el árbol, tapa del hoyo, destapa el caño, cuelga el foco.  (Vaya, la lista es interminable… quizá por eso la mayoría de ellos son tan reacios a empezarla). De ahí que no hubo más: entrarle al trabajo de mantenimiento.
Sin embargo, vale decirlo, hay cierta predisposición masculina a hacer agujeros en la pared sin acabar con el yeso de dos metros a la redonda, colocar el cortinero sin destrozar el concreto de la ventana o colgar la maceta sin descubrir hasta la primera capa de pintura puesta por nuestros abuelos hace 32 años. Es curioso, pero hacer agujeros es como un vértigo para las señoras.  Andamos taladro en mano a ver dónde colgamos algo pero el proceso no siempre es tan fácil como dicen en Utilísima TV.
Evitar una casa a punto de derrumbarse tras cinco años de colgar cosas, es una de las ventajas con esos pegamentos maravillosos que nos evitan agujerar, poner taquetes y enterrar tornillos.  ¿Han usado el no-más-clavos, el silicón para junturas del lavabo, el resistol 5 millones para pegar cualquier cosa despegada?  Nada mejor hay en el mundo.
Claro está: tenemos muy claro cómo las marcas de esos pegamentos nos usan como test.  Nosotras siempre nos vamos al extremo y tratamos de pegar desde una repisa hasta una litera, tratando de descubrir innumerables y ocultos usos de las cosas nuevas.
Aparte de todo esto, lo que no tengo muy claro es si fue un invento para el solaz de las mujeres o la tranquilidad de los hombres; cabe mencionar que los cráteres tras las reparaciones femeninas aún no cuentan con rellenos mágicos para hacerlos desaparecer en un dos por tres.
Como fuere, ¡gracias pegalocas y todo lo demás!
dreyesvaldes@hotmail.com




Lo más leído
Estudiante dispara a compañeros y maestra en colegio de Nuevo León
Autor de tiroteo en colegio de Monterrey padecía depresión
Dejo gubernatura y busco candidatura al 100: Moreno Valle
Confirman elenco para la Feria de Carnaval Río Grande 2017
Fallece don Raúl Muñoz Popoca, destacado fresnillense
Bad Bull Rodeo premia a lo mejor de su Tour 2016
Muere estudiante que disparó en colegio de Monterrey
Zacatecas estará presente en la Espartaqueada 2017
Comisión de Salud exige informe sobre quimioterapias falsas
Pesa nueva acusación contra Rodrigo Medina por incremento patrimonial
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 21.77
Venta 22.27
€uro
Compra 23.02
Venta 23.52

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad