Sunday 22 de January de 2017

Pemex en peligro

Referencias

     6 Feb 2013 03:30:00

A- A A+

Compartir:

Si los contenidos de las redes sociales reflejan realmente el sentir mayoritario de la sociedad mexicana, el accidente ocurrido el pasado jueves en el edificio B2 del complejo Pemex, ubicado en la ciudad de México, aún dará mucho de qué hablar,
Por lo que se puede leer en los tweets, es mucha la gente que no cree el predictamen leído por el procurador de Justicia, José Murillo Karam, el pasado lunes. Los medios de comunicación, por su parte, tampoco creen a pie juntillas que el accidente haya sido consecuencia de un estallido de gas “metano o natural”.
Se intenta sembrar la certeza de que el estallido fue por un gas, no un accidente provocado o un atentado. De algún modo esto genera la esperanza de que sean conocidas las verdaderas causas de eso que Murillo Karam definió minuciosamente como un estallido “difuso, lento y horizontal”.
Pues si oficialmente y sin ninguna duda queda claro que fue un accidente, cabe esperar que las causas o causantes queden al descubierto.
Una conflagración de tal magnitud no puede generarse sin la concurrencia de varios factores, todos o algunos de ellos previsibles. Se ha deslizado la presunción de que la explosión la habrían causado los trabajadores que daban mantenimiento a algunos pilotes del edificio.
¿Acaso ellos ignoraban los riesgos bajo los cuales realizaban su trabajo? ¿Y si había riesgos, por qué hacer un trabajo delicado en horas y días hábiles, incluso, cuando por ser quincena había más empleados que de costumbre?
Esperamos que haya total claridad. La nación merece saber toda la verdad.
Como efecto secundario, y a río revuelto, ya se alzan con mayor fuerza las voces que reclaman la privatización de Pemex, bajo los argumentos de siempre: comprobada ineficiencia, escasa rentabilidad, baja producción, elevado nivel de corrupción dentro de la empresa y en el sindicato.
A los impulsores de la privatización de empresas del Estado habría que preguntarles cuántas de las paraestatales que pasaron a manos de particulares sobreviven y cuántas son prósperas.
Está visto que en México, los únicos empresarios triunfadores son los que crecen dentro de la burbuja proteccionista del mismo Estado al que tanto impugnan. Y Pemex, la empresa emblemática del país es la joya más codiciada por quienes están dispuestos a hacerla más productiva, pero sólo para sus intereses personales, grupales o trasnacionales.
Falta poco para el 75 aniversario de la expropiación petrolera realizada por el expresidente Lázaro Cárdenas, en 1938. Ojalá no sea el próximo 18 de marzo cuando a los mexicanos se nos informe que, vía inversiones, asociaciones, contratos y concesiones, el oro negro pasa a ser propiedad de capitalistas nacionales y extranjeros.

*Periodista
ricgomm@hotmail.com




Lo más leído
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 21.57
Venta 22.07
€uro
Compra 23.10
Venta 23.6

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad