Wednesday 18 de January de 2017

Periodos ordinarios a modo

Tren Parlamentario

     15 Jan 2013 03:20:00

A- A A+

Compartir:

¿Por qué teniendo el año 365 días, únicamente el Congreso de la Unión trabaja a todo trapo 195, la suma de los lapsos de sus dos periodos ordinarios de sesiones? O mejor todavía: ¿por qué habiendo tantas cosas urgentes, prioritarias e importantes que atender en la República, el Poder Legislativo permanece en receso 170 días anualmente, menguado seriamente sus, de por sí oxidadas, facultades y funciones; y representados sus 628 senadores y diputados por apenas 19 diputados y 18 senadores, quienes conforman el pleno de la Comisión Permanente?
Son dos preguntas que todos los años suele hacerse la gente que estudia el derecho parlamentario mexicano. Y, sin duda, cualquier persona que parada estuviera en la roca firme del sentido común.
En el siglo 19, la primera centuria del México hecho República, acaso había una gran justificación para que los periodos ordinarios de sesiones fueran tan cortos en tiempo: el traslado por los caminos no sería fácil, ni mucho menos seguro.
La novela El Zarco, del maestro Ignacio Manuel Altamirano, es literalmente la descripción de lo difícil que era transitar por los caminos y veredas en los tiempos de la invasión francesa. Grupos numerosísimos de bandidos asolaban los pueblos, las ciudades y los caminos.
Ciertamente eran los tiempos en que el Congreso -unicamaral entonces porque el Congreso Constituyente de 1857 suprimió el Senado hasta que otra reforma, la de Lerdo de Tejada,  lo regresó en 1874-, no sesionaba, pero la novela de Altamirano ofrece una muestra de lo difícil que era viajar al centro político del país, antes y después de los años de la confrontación de Benito Juárez contra Francia.  
Un viaje a mediados del siglo 19, por ejemplo, desde las Californias en carreta era para pensarlo dos veces: tres meses. Un viaje de Oaxaca a la ciudad de México podía ser de 20 días.  
Los periodos ordinarios de sesiones serán reducidísimos por obvias razones. Y la cortedad de sus tiempos se quedó en el siglo 20, aunque ya no por causa de los caminos y las semanas que los legisladores seguramente gastaban para trasladarse,  sino porque al Ejecutivo Federal no le convenía que el Congreso General sesionara más allá del interés político de quienes ejercían el poder. Ha sido una práctica centenaria que pervive.
Hay un estudio de un académico de la UNAM que escribe, precisamente, de los tiempos de los periodos ordinarios de sesiones, desde el nacimiento de la República. Gonzalo Santiago Campos, en un ensayo que le publicó la revista Quórum Legislativo, escribe que la Constitución de 1917 dispuso que sólo hubiera un periodo ordinario de sesiones, del 1 de septiembre y hasta un máximo del 31 de diciembre.
El Constituyente de 1824 -sigue el universitario- dispuso que el periodo (único) ordinario de sesiones se abriera los días 1 de enero y se cerrara los 15 de abril.  En la reforma constitucional de 1843 se dispuso la existencia de dos periodos ordinarios: uno del 1 de enero al 31 de marzo y el otro del 1 de julio hasta que se finiquitaran los asuntos legislativos, como el del presupuesto. Y tal periodo podría durar días o semanas. Las sesiones eran diarias.  
Gonzalo Santiago, a propósito de la reforma de 1857, escribió que el Congreso General ahora debería tener dos periodos ordinarios de sesiones: del 16 de septiembre al 15 de diciembre, y del 1 de abril al 31 de mayo, y serían improrrogables. Y en la reforma de Lerdo de Tejada, de 1874 (cuando regresó el Senado a la vida nacional), se autorizó que fueran prorrogables.
En la reforma de 1986, dice Santiago Campos, se reinstauró el segundo periodo: uno, del 15 de noviembre hasta el 31 de diciembre como máximo, y el dos, del 15 de abril al 15 de julio.
En la reforma constitucional de 1993, el primer periodo quedó del 1 de septiembre al 15 de diciembre, y, el segundo, del 15 de marzo al 30 de abril. En 2004, la más reciente reforma constitucional en esta materia, sólo hicieron cambios en el segundo periodo ordinario: en vez del 15 de marzo, deberá comenzar los días 1 de febrero, para concluir el 30 de abril (fin de la cita del ensayo de Gonzalo Santiago).
Y, pues, así están, actualmente. Apenas suman 195 días los dos periodos ordinarios, a pesar de que no sólo la gente que estudia el derecho parlamentario y los legisladores de la oposición siempre pugnan por que se agranden. También la realidad terca lo exige cada día al Congreso, del que quisiera un verdadero protagonismo en su papel de contrapeso constitucional.
El diputado federal del PAN Fernando Rodríguez Doval ha informado que la asamblea plenaria de la bancada panista de San Lázaro se celebrará en Baja California, porque -precisó- “queremos aprovechar para fortalecer al partido de cara a la elección local de este año, donde se renueva la gubernatura”.
La presidenta de la Comisión de Equidad y Género, Martha Lucía Mícher Camarena, convocó al Congreso a crear un código penal único para todo el país, en el que se integren los temas de los tratados internacionales en materia de violencia contra las mujeres.  
Tal código, dijo la legisladora, “evitará tratar de manera distinta al agresor en las diversas entidades y darle diferente número de años de cárcel por el mismo delito”. Y apostilló: “cometerlo en Durango, en Zacatecas o en Veracruz, y castigar de manera distinta, se llama agravio comparado”.

vicentebello1@hotmail.com




Lo más leído
Estudiante dispara a compañeros y maestra en colegio de Nuevo León
Autor de tiroteo en colegio de Monterrey padecía depresión
Dejo gubernatura y busco candidatura al 100: Moreno Valle
Confirman elenco para la Feria de Carnaval Río Grande 2017
Fallece don Raúl Muñoz Popoca, destacado fresnillense
Comisión de Salud exige informe sobre quimioterapias falsas
Pesa nueva acusación contra Rodrigo Medina por incremento patrimonial
Bad Bull Rodeo premia a lo mejor de su Tour 2016
Descartan que ataque a Fiscalía de Cancún fuera por rescate de detenidos
Académicos de la UNAM ganan premio en nutrición
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 21.73
Venta 22.23
€uro
Compra 23.34
Venta 23.84

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad