Thursday 23 de March de 2017

Peter Jiménez: "El futuro del pasado"

     16 May 2012 04:00:00

A- A A+

Compartir:

Los entendimientos cosmogónicos de los antiguos mexicanos se hubieran perdido sin la hazaña de los arqueólogos e historiadores que siguen encontrando claves y evidencias.

En la ruta de reconocer la labor de personajes de nuestro tiempo están algunos norteamericanos entrañables como el maestro J. Charles Kelley quien "manejó su camioneta desde Texas hasta Zacatecas, caminó diario en sus excavaciones en Alta Vista, entraba y salía de excavaciones, con dolores y achaques, pero sin un quejido... vivió para investigar Alta Vista... con todas estas limitaciones y lo hizo en forma estelar", (Peter Jiménez).
A la árida América del norte hay que verla a través de la mirada de aquellos que han venido a redescubrir los signos de las civilizaciones remotas, de aquellas culturas cuyo legado apenas a conocer y más lentamente a valorar. Señales que se debaten entre resurgir o sucumbir por los reclamos de la agricultura, la urbanización y la voracidad modernizadora.
Peter Jiménez, uno de los discípulos de Kelley se ha quedado entre nosotros más de 25 años de estancia en La Quemada, en Alta Vista y hoy en el Teul, su tenacidad ha dado frutos ciertos. Los vestigios arqueológicos del sitio del Teul están distribuidos en el "sombrero" del cerro, está excavando una área llamada el Conjunto Oriente que comprende la Plaza de los dos Montículos, el Juego de Pelota y otros grandes edificios; se planea su apertura como Zona Arqueológica que vendrá a complementar al hermoso San Juan Bautista del Teul (hoy Teul de González Ortega) pueblo mágico (recientemente declarado).
La idea es complementar al patrimonio histórico del pueblo con la creación de un museo sobre la arqueología del cerro. Estando en manos de Peter, seguramente lo diseñará con los cuidados que trazó el  museo de La Quemada, sin romper con el conjunto. El INAH, el Gobierno del Estado y el municipio trabajan unidos. El Cerro del Teul tiene una larga historia de entre 17 -18 siglos de ocupación continua (200 ac-1531 dc), y Peter y su equipo la están rescatando.
Fue el gobernador Genaro Borrego quien en 1988 se tomó el tiempo para escuchar el problema de los sitios arqueológicos en el sur de Zacatecas, que estaban en la mira del desarrollo del cultivo de la guayaba por la gente de Calvillo.
Peter Jiménez le pidió que La Forestal (antes de otorgar un permiso de desmonte) avisara al Gobierno del Estado y al INAH para que estuvieran al tanto de las obras de modificación de la superficie donde podría haber sitios arqueológicos. La Forestal por algunos años fue un excelente aliado, después las cosas han variado al respecto, por un lado los guayaberos, o por otros los ganaderos y los agricultores de cualquiera de las regiones que lindan con los sitios arqueológicos más importantes aguardan con ansias de aprovechar sus predios y muy poco interesa en general, que en dichos lugares haya vestigios. De un momento a otro se desmonta un cerro, se arrasa con un espacio de matorrales para abrirlos al cultivo y se pierden los datos y las referencias. Y no se diga el pillaje de figurillas o herramientas precortesianas peligro común en otros centros arqueológicos. La impotencia nos invade si pensamos en fortalecer esos sitiales destinando contados recursos a tan encomiables afanes.
En paralelo, los centros históricos se están desmoronando, especialmente el de Zacatecas afectado por otras plagas más destructivas (empresarios del ramo de la hotelería, los alcaldes ignorantes, los dueños de las fincas que no soportan ninguna limitación, etcétera).
A veces imagina uno que lo que acontece con los centros históricos de las ciudades fundadas durante el virreinato, Zacatecas concretamente, que en el siglo 18 y buena parte del 19, llegó a su esplendor, etapas de fulgor y luego de decadencia evocan a la predicción del sueño de Jacob que vislumbraba años de vacas gordas seguidos de años de vacas flacas.
Así las cosas, esos ciclos se repiten, entre 1960 y hasta finales de la década de los años 90 hubo "vacas gordas", luego comenzaron las "vacas flacas" en la capital de Zacatecas si no hacemos algo más de lo que se hace con el Centro Histórico el lema del "El futuro del pasado" se invertirá en "El futuro del pasado" y será como un epitafio, dentro de algunas décadas, los arqueólogos del mañana estarán recolectando los fragmentos de sus cornisas, balaustradas y columnas, debajo de las estructuras metálicas y de cemento, signos inequívocos de nuestro tiempo.  

fjacuqa@hotmail.com
Twitter: @f_javier_acuna




Lo más leído
Muere un hombre al ser atropellado por un tráiler
Hallan cuerpo de hombre sin vida en Vialidad Siglo 21
Pierde capital $15 millones por no presentar proyectos a tiempo
Invitan a sumarse a actividades de la 'Hora del Planeta'
Visita al doctor
Advertido, un funcionario de la Conafor por mal uso de vehículo
Tendrán empleados de Issstezac descuentos
Celebra Grupo Editorial Zacatecas 20 años, con el lanzamiento de 'Imagen Plus'
Pide el IZAI a los municipios actualizar sus portales
Un Paseo por Imagen
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 18.93
Venta 19.43
€uro
Compra 20.47
Venta 20.97

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad