Tuesday 17 de January de 2017

Pide Carlos una granja de juguete para Navidad

El niño vive de la venta de cartón y plástico que recoge en la basura

     25 Nov 2012 03:20:00

A- A A+

Compartir:
El pequeño vive con su abuelita Justa en un cuarto de la Luis Donaldo Colosio. (ANGÉLICA TREJO)
El pequeño vive con su abuelita Justa en un cuarto de la Luis Donaldo Colosio. (ANGÉLICA TREJO)

Ahora que aprendió a escribir en la escuela, Carlos García Bugarín, ya ha hecho varios borradores de su carta al Niño Dios, a quien le piensa pedir una granja de juguete porque le gustan mucho los animales.
En la casa, dice, sólo tiene un perro llamado Orejas y un pollo chueco que se encontró con su abuelita Justa en la calle.
El pequeño que apenas cursa el segundo año de primaria asegura que ha acumulado suficientes méritos escolares.
“En primero nomás me saqué dos nueves y los demás fueron puros dieces”, destaca.
Cuenta que lo que más le gusta son las matemáticas por lo que uno de sus pasatiempos es hacer sumas y restas.
Pero el mayor mérito de Carlos, el cual no presume porque ni siquiera es consciente de ello, es levantarse todos los días entre 4 y 5 de la mañana, según despierte su abuelita, para ir a colonias vecinas a revisar las bolsas de basura y los contenedores para separar los objetos reciclables. Reconoce que le da flojera levantarse, pero sabe que se eso dependen para comer.
Su responsabilidad es separar el cartón y las botellas, además de manejar el carrito en el que colocan las cosas.
Aunque es originario de un rancho de Atolinga, Carlos vive en la colonia Luis Donaldo Colosio de Guadalupe, donde un tío los dejó construir un cuarto.
Lo destacable es que a diferencia de otros jacales aledaños, el pequeño y su abuelita han logrado en un año levantar su vivienda con ladrillos y ponerle piso firme, aunque el techo es de láminas.
Todo ha salido de la pepena, dice doña Justa, quien no tiene siquiera que abundar en el sacrificio que esto les ha representado.
“En Atolinga nomás andábamos rodando de un lado a otro”, cuenta Carlos con una expresión de satisfacción por haber encontrado un lugar fijo.
Con una determinación admirable, asegura que cuando crezca será piloto aviador, pero por lo pronto se conforma con una granja porque sus juguetes los ha hallado en la basura.

carmeng@imagenzac.com.mx




Lo más leído
Sondeo: Jóvenes opinan que estarán peor después de Trump 
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 21.52
Venta 22.02
€uro
Compra 22.99
Venta 23.49

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad