Thursday 19 de January de 2017

Pierde el campo mucho dinero por falta de visión empresarial

     16 Jan 2013 04:00:00

A- A A+

Compartir:
Foto: Bryan Rostro
Foto: Bryan Rostro

Si a un kilo de frijol se le da valor agregado, el ingreso puede redituarse siete veces más, concluye un estudio del Instituto Nacional de Investigaciones Forestales, Agrícolas y Pecuarias (INIFAP).     
El documento se elaboró para buscar alternativas que permitan dar valor agregado al grano, ya que el estado se ubica entre los principales productores a nivel nacional, en el cual se propone la elaboración de panqué y barras nutritivas hechas con harina de frijol.  
La cosecha de 2012 en el estado fue de 248 mil toneladas de la leguminosa, sin embargo, el producto prácticamente se saca de las parcelas en camiones de intermediarios.
Francisco Chavarría, director del INIFAP, explica que desde 2003 el instituto realizó una investigación en coordinación con otras dependencias y uno de los resultados es que los productores zacatecanos no completan la cadena productiva. Esta implica adquirir los insumos, sembrar, cosechar, transformar, mercadeo y comercializar.   
El problema, advierte, es que todos se quedan en la cosecha, pues se asumen como campesinos, no como empresarios.
Por ello, el primer reto a superar es el de cambiar esa cultura que los hace conformarse con ser vendedores de materia prima.
Para colmo, dice, algunos productos locales no sólo no se procesan, sino que su consumo ha disminuido en el país.
El caso más claro es el del frijol, pues en 1995 el consumo per cápita en México era de 25 kilogramos, mientras que en 2010 este se redujo a 11.

Tecnología desaprovechada  
Chavarría explica que el INIFAP, además de los panqués, barras nutritivas y botanas hechas con harina de frijol creó vinos y licores de durazno, guayaba y manzana, así como mermeladas y jaleas de uva y tuna.
Todo esto, cuenta, se presentó a grupos de productores y aunque muchos mostraron interés no ha surgido una sola empresa interesada en usar esta tecnología, pese a que es un servicio gratuito del INIFAP.
Por ello, dice, ahora también se ha dado énfasis en promover las ventajas nutricionales de estos alimentos.

Convencer a los productores
Sin ocultar su desesperación, Juan Carlos López García, investigador del Programa de Carne del INIFAP, explica que ha centrado su trabajo en la transformación de la leche de cabra.
“Pero todavía no sé cómo hacer para convencer a los productores”, lamenta.
Detalla que su proyecto incluye el ciclo de alimentación, reproducción y valor agregado.
Con un hato de 50 que tiene en el instituto y 10 hectáreas de tierra para la producción de forrajes como maíz y avena ha demostrado que una buena alimentación mejora la nutrición de los animales que a su vez producen más leche.
El investigador agrega que una vez logrado ese paso, así como la reproducción, se puede dar valor agregado a la leche mediante la elaboración de queso, yogurt y dulces.
López García cuenta que en un viaje a Costa Rica se pudo percatar que a pesar de lo pequeño del país y que sólo tiene 30 mil cabezas de ganado caprino existen tres marcas de leche fluida que se comercializa tres veces más cara que la de vaca.
“En lo que ahora trabajan los productores de Costa Rica es en vendernos sus productos. ¿Cómo es eso posible, con 30 mil cabezas de ganado y nosotros con 500 mil tan sólo en Zacatecas?”, expresa incrédulo.
Cita como ejemplo que en Brasil el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva emitió un decreto mediante el cual todos los desayunos escolares del gobierno incluyen leche de cabra y mejoró la nutrición en los niños.
Ante esta oportunidad, explica que lo que se debe hacer es vender las ventajas de la leche sobre todo para el mercado de la medicina, pues es un producto ideal para infantes, adultos mayores y diabéticos.
Además, es de fácil digestión; no hay acumulación de grasa en las arterias como ocurre con la de vaca y su aporte nutricional es mayor.
La leche de cabra no genera alergias, la pueden consumir las personas que son intolerantes a la lactosa; no genera problemas de colesterol y es un producto orgánico.

Productos dietéticos
Francisco Chavarría explica que un caso semejante sucede con el frijol, pues los productores enfrentan problemas como la sequía y cuando hay buen temporal se cae el precio del mercado por la sobreproducción.
Destaca que entre las características del panqué, hecho con harina de frijol, están que contiene 30% más de proteínas a diferencia de las marcas comerciales y el contenido de fibra dietética es seis veces mayor.
Respecto a las barras nutritivas, estas tiene el doble de proteínas que las marcas comerciales; menos grasa; la fibra disminuye la concentración de colesterol en 10% y favorece el crecimiento de la flora microbiana benéfica para el colon.

capital@imagenzac.com.mx




Lo más leído
Aplicaciones


Servicios
$ Dolar
Compra 22.00
Venta 22.5
€uro
Compra 23.29
Venta 23.79

Multimedia



©Todos los derechos reservados
GRUPO EDITORIAL ZACATECAS, S.A. DE C.V.- De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la Publicación,
retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos de este portal.




Aviso de privacidad